12 de septiembre de 2014





Anoche se fue la luz y yo encendí una vela. Todo quedó en penumbra, rodeado de sombras que recuerdan los viejos cuentos de la abuela María.

Se dilatan pupilas y razones. Nadie nos avisó.

La cera, caliente e implacable, nos engaña con formas caprichosas.


… Si sólo pudiéramos soplar la vela y cerrar los ojos. 


24 comentarios:

Dulce dijo...

La oscuridad nunca avisa su llegada, pero una vela con su llama, puede también representar algo bueno dentro de todo lo oscuro.

BdTGQTQ.

Marina dijo...

DULCE.- No, nunca avisa. Una vela alumbra un tiempo hasta que se va deshaciendo lenta pero inexorablemente. Nada puedes hacer para evitar que se desgaste, aunque a veces te den ganas, muchas ganas de soplar la vela y apagar la llama.

BdTBGG

OscuraSerenidad dijo...

Me has regalado uno de tantos recuerdos que estaban guardados en este cofre del tiempo, tanto, que hasta el nombre de la abuela coinciden...En mi pueblo la oscuridad era casi permanente, soliamos jugar con la cera, recuerdo hacia aretes y los lucia e inventaba tienditas.ufff gracias, que lindo, breve pero lindo! Un abrazo!

Marina dijo...

OSCURASERENIDAD.- Mi abuela también se llamaba María y lo que escribo de los cuentos era cierto. Nosotras, mi hermana y yo, dejábamos caer la cera ardiente en nuestras manos aguantando como campeonas que nos quemara y luego nos hacíamos uñas postizas.
Pero cuando en una vela, lo que arde es de nuevo la cera derretida y vuelta a endurecer, a mí me dan ganas de soplar.
Un beso

María dijo...

jaja está claro que toooodas las abuelas se llamaban María, yo me llamo así por la mía también.. ( tuve suerte si se hubiera llamado Eufrasia me hubiera tocado ese nombre :-) ..los cuentos siempre, pero a la luz de las velas son especialmente mágicos.. la luz de las velas es envolvente, cimbreánte hipnotizante y mira cariño pueden mentir todo lo que quieran la luz y los cuentos.. yo, me dejo encantada ... si son de miedo no... de los bonitos, de esos que no te hacen abrir los ojos de terror.. no, de los que te esponjan como un bizcocho recién horneado de abuela :-)


¿Ya terminaron las fiesta? .. ¿ya te vas a poner a escribir sin parar? jajaja ... bueno, vale! a partir de mañana .. pasado todo lo más:))


Mil besos preciosa ... ( ah! este es fácil... una velita y unas uñas postizas de pasti-cera Mmuaaaaakss!


TQ cuchurrina :-)

Eufrasio dijo...

A mi me tuvieron que poner ese nombre por la herencia ...sí unos pozos de petróleo por allá el Eufrátes.

Ahora de los dividendos De la Eufrantenting Oil Companing he montado una sociedad filantropica para la promoción literaria...si me envías un cuento te lo encuaderno, te lo distribuyo, lo pongo en las estanterías del Corte Inglés y la Fnac y lo regalo en el suplemento del ABC.

¿te apuntas? Sopla las velas y pide un deseo, si necesitas secretario-a también te lo pongo yo.


Eufrasio, de apellido Abejorro.

Marina dijo...

MARÍA.- Mi abuela María contaba cuentos de miedo, pero nunca pensé que se convirtieran en realidad. Ojala pudiera apagar la vela de un soplido para que pudiera dejar de tener que seguir apenas encendida. Ya casi no da luz.

Voy a escribir, dejaré de comer, de leer, de beber y de ir al baño… solo escribiré por y para ti.

Muakkkkkkkkssssssssssss te quiero poeta de las formas.
;)

EUFRASIO.- Gracias por tu ofrecimiento, eres muy generoso, pero no dispongo de cuentos sobrantes, ni menguantes, ni siquiera espeluznantes. En Mi enorme egoísmo los necesito todos. Ya pondré yo el/los cuentos donde sea menester, si es que hay un menester ;)

(Que putada lo del nombre)

Bexistox

cora dijo...

recuerdos esas velas en casa con mis padres , yo siempre lo veia como algo magico romantico...

hoy sin embargo segun el estado de ánimo lo percibimos distinto ...

esas velas que se consumen si poder evitar tantas veces que se consuma

besitos Marina, feliz fin de semana

Marina dijo...

CORA.- Esas velas eran románticas, mágicas y muchas más cosas hermosas. Hoy las utilizo para expresar un final anunciado y esperado, como la luz de la vela.

Pero, querida,yo escribo para mí y con pocas explicaciones, por eso me encanta que dónde yo veo pérdida, los demás encuentren recuerdos nostálgicos, mágicos y añoranzas... esa es la grandeza de los textos escritos, que pertenecen a quien los lee.

Un besito princesa.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Las noches con velas son mágicas y su luz nos dan una noche llena de especiales formas.

Saludos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

acabo de cerrar los ojos y soplar con fuerza...
Besos.

Hct dijo...

Me gustaría compartir la magia de tu sensibilidad. Si me dejas.

Marina dijo...

ROY.- Las formas a la luz de las velas son fantasmagóricas y si les queda poca vida, se vuelven enanas y deformes... no sé, quizá mágicas tb.
Un abrazo.

PEDRO.- Tú no te atreverías a soplar... ni cerrando los ojos.
Besos poeta.

HCT.- Veremos.

chusa dijo...

Con la luz penumbrosa de la vela parece que el tiempo se detiene y se recogen los matices que se pierden con la luz total.
Qué preciosa y nostàlgica sensaciòn has creado Marina.

Un abrazo hasta ti

Marina dijo...

CHUSA.- Hola bonita. Parece ser que la luz de las velas nos llevan a remotos recuerdos agradables.

Un beso guapa.

Esmeralda dijo...

Ellas inspiran, te transportan y van más allá de tu propio pensamiento.
Soy muy de encender velas
.. soplar y cerrar los ojos... pues también

Un abrazo Marineta

Marrubi dijo...

La vela se va consumiendo poco a poco.
La luz al final siempre se apaga.
Por mucho que intentemos soplar para que permanezca, al final sólo queda una tranquila oscuridad.

Sabes que todos tus textos me encantan, pero este me ha gustado especialmente.

Un beso enorme.

P.D. mi "avisador" de nuevos post debe de estar estropeado...lo acabo de ver :(


Marina dijo...

ESMERALDA.- Hola bichito, bienvenida a soplar mis velas y a jugar con la cera blandita que nos deja la llama.

Besos guapa.

MARRUBI.- Tú nunca llegas tarde ni apurada, esta es tu casa y uno llega a su casa cuando quiere.
Y sí, cierto, la luz siempre se apaga, por mucho que queramos, a veces no tenemos soplido con que apagarla, como el lobo cuando quería tirar la casa del enanito trabajador :)

Besos que te traigan de vuelta.


Caminante dijo...

Todo Ok :)

Marina dijo...

CAMINANTE.- Me alegro ;)

Besos

ñOCO Le bOLO dijo...


Ya solo te falta una alusión a unos dedos juguetones que moldean incansablemente esa cera caliente creando formas inimaginables.
Pero no apagues la vela, solo cierra los ojos.

· 9b9

· CR · & · LMA ·


Marina dijo...

ÑOCO.- La referencia a los juegos con la cera caliente falta en el texto, pero está por ahí, en algún comentario.

Y ya sabe usted señor lobo, que no puedo apagar la vela y mucho menos cerrar los ojos.

De 9 en 9

María dijo...

Las velas dan magia a las miradas, algunas son algo especiales, como las que se ponen en las tartas de cumpleaños que tan ilusionados los niños soplan pensando en su deseo, aunque otras velas me recuerdan a canto gregoriano jajaj, pero también hay otras que me recuerdan a cena romántica con velas.

Un besazo, preciosa, anda que no me he perdido entradas tuyas, ni sé.

Marina dijo...

MARÍA.- Hola corazón. No importa lo que uno pierde, si no lo que se encuentra y tú siempre me encuentras.

Miles de besos preciosidad.