10 de junio de 2019

La Fábula del Gato y el Piolín (Con permiso de Esopo)




   Una vez me hice una fotografía con un Gatito Lindo (se llamaba Dioni), la utilicé para el día de los Gatitos Lindos. Me gustó esa foto, yo salía fenomenal, porque adoro a los Gatitos Lindos y mi cara era de felicidad.

   Llegó el día de los Piolines Amarillos, pero yo no tenía una foto con un Piolín Amarillo. No importa, me dije, utilizo la del Gatito Lindo y lo pinto de amarillo.

   Ingenua de mí, El Gatito Lindo se comió al Piolín Amarillo y me quedé sin Piolín Amarillo, sin Gatito Lindo y sin poder utilizar la foto nunca más.

   MORALEJA: Si de niño no viste suficientes dibujos animados, de mayor no mezcles Gatitos Lindos con Piolines Amarillos.



6 de junio de 2019

EL GUARDIÁN



    Fotografía: Julián Mateos Lozano. (Cantagallo/Salamanca)


Vigilaba el rebaño de tejas solapadas
Rojas de viento y mansedumbre.
Desde su trono verde de agujas
Cuidaba la herencia de su padre.
A lo lejos los gritos de los niños
Le hacían cosquillas en los sentimientos.
Su pueblo despertaba, él podía descansar.




20 de febrero de 2019

Tierra y Azul







Seré  como el camino torturado por el viento, la lluvia, el caminar de las pisadas que dejan huella. 

Vengo de ser camino, por si en el mundo faltan lugares por los que perderse.



25 de enero de 2019

20 de enero de 2019

Hoy me toca a mí.




   Nos contamos en años, en semanas o en días. Nos contamos en instantes que perdemos o ganamos, que vivimos, respiramos, soñamos. Nos contamos.

 Cuéntame estando cerca, paremos los relojes mientras sus saetas se mueven por la noche, contando las gotas de la lluvia de enero,  las estrellas de nieve.

  Cuéntame en las hojas de los árboles, aunque ya no se vean.







17 de enero de 2019

El Baile de Dulce






El anfitrión miró alrededor y comprobó que faltaba una de sus invitadas, aquella que nunca dormía, la revoltosa Bruja que le hacía trampas a la noche y alargaba el día hasta límites peligrosos.

Él sospechaba que podría estar invisiblemente escondida detrás de las rojas cortinas, pesadas colgaduras de terciopelo espeso y agobiante.

Comenzó el baile. Las máscaras enmarcaban ojos azules, negros, miel… seguía faltando una mirada, arrogante, escurridiza, verde, siempre verde.

No le gustó la máscara que reposaba para ella en el pequeño estanque dorado, nunca le gustaba. Muy grande, muy pequeña, muy oscura o llena de color. Siempre era así, díscola y complicada.

Esa noche, el poeta dejó pétalos de rosa para el tocado, quizá el suave polen de las amables flores pudieran seducir el vuelo nocturno de una alondra perdida y entrase al baile.





1 de diciembre de 2018

Sueña





Qué tendrá el aire que todo lo llena sin apenas ser?

Qué tendrá el fuego que todo lo arrasa  apenas  sin sentir?

Qué tendrá el ángel que todo lo puede y nada realiza por temor a ser y a sentir?

Qué tendrá el hombre que sin ser viento, ni fuego, ni Ángel, sueña que todo le pertenece?



24 de julio de 2018

13 de mayo de 2018

HISTORIAS





      El sofá estaba quemado, un punto negro en el gris inmaculado, un doloroso círculo inhóspito de pavesa malhumorada. 

      Sobre la mesa un  jarrón único, podría ser chino, a no ser por las filigranas incrustadas en su alma. Hecho añicos.

      Los hilvanes de aquellas costuras se iban deshaciendo  al roce  de la piel de Hannah. Cuando se descosieran dejarían al descubierto todo lo que ya no estaba.



7 de marzo de 2018

Dime Luna de Plata






La fuente manaba agua perdida. Oscura, de transparencia oculta. 

Fluía en laberintos engañosos, surgiendo en las olas furiosas de un mar enloquecido. 

La luna, desorientada, se refugiaba en los charcos de tu memoria.



5 de enero de 2018

31 de diciembre de 2017

BAILE EN EL SALÓN





Me han invitado a un baile de máscaras, incluso me han regalado el avatar para acudir a él. Un gesto de mi amigo Dulce en su blog "el dulce susurro de las palabras".

En el salón, todo preparado, la música cadenciosa invita a recorrer el parquet brillante donde los pasos resonarán al compás de la melodía. Las parejas se forman, se unen, se entregan a los acordes armónicos que los atrapan,  sin remedio, para siempre.

De mi máscara de filigranas etéreas nacen alas que me llevan a sobrevolar el baile. Reparto polvo de hada entre los bailarines, mientras les deseo buenaventura.

El balcón sobrevive abierto al jardín, aprovecho el momento, salgo vuelo por encima de la balaustrada de piedra. Me pierdo en la noche, persiguiendo a la luna.



17 de noviembre de 2017

27 de octubre de 2017




He subido a la orilla de la sombra
Al precipicio de los acantilados
Donde nunca amanece
Y el recuerdo se vuelve olvido

Es Tiempo para romper la noche
Diluviando briznas de  nombres
Pellizco de alma desordenada
Frías  aceras de granito gris

He subido a la orilla de la sombra
Buscando gaviotas desorientadas
 me encontré contigo
Aunque sé que no estabas.