26 de octubre de 2009

CAMINABA SOLA






Caminaba la esperanza por la espalda de la vida.

Susurraba escondida. Se aferraba a cualquier brillo que pudiera seguir.
Pocos la miraban de frente. Los ojos huidizos, pasaban por encima de su sonrisa sin ver, sin sentir. Sin sentirla.

Estaba preparada para llegar a las cuevas más recónditas, a los laberintos mejor trazados. A cualquier altura, a un filo, a un costado... incluso al pecho del amante destronado.

Era hermosa, desenvuelta, cálida, paciente... Poseía el don de la palabra, de la sonrisa eterna, del sentimiento perfecto.

Caminaba sola, la esperanza. Por la espalda de la vida.


Fotografía Manuel Casadiego. Gracias.

19 comentarios:

María dijo...

¡¡Lo siento MARINEJA, me comí una!!

Es que este fin de semana, estuve un poco inapetente y un poco pachucha. :))
He venido a ver si me prestas TU ESPERANZA...hermosa, desenvuelta, cálida y paciente...Por favor ¿ me la dejas un ratito?...
Luego te la devuelvo. :))

No me he olvidado de tus grapas, ni de tus cuadernos...Sé que están guardaditos en su cajón,
bien ordenados.

¿Cómo no me avisas de tus cambios? ¿Pero no sabes lo desastre que soy?
¡¡Quedamos en que yo cuidaba de tu sueño y tu comida y tú de mi cabeza...!!
Si te olvidas de mi... ¡¡Luego no te quejes!!:))

Me gusta, Marina, me gusta, como tú.

Mil besos, cielo.

Gel dijo...

Te superas bonita......
Que gustito encontrar la esperanza aunque camine sola...........
BESAZOS

Marina dijo...

María cielo. Pues que lo siento lo que sea que he hecho mal... es que ahora me creo el ombligo del mundo...y, claro, así me va.
No podemos estar pachuchas las dos a la vez, con lo cual....¡¡¡Estoy mejorrrrrrrrr!!!!! Ya puedo hacerte de enfermera, si hoy hasta he hecho yo la comida...
Ponte buena cielo. Luego te escribo un correo.

Mil hermosos besos para tí.

Gel mi niña, la esperanza camina sola...para ser encontrada y dedicarse en cuerpo y alma a quien la necesite... te lo digo yo... sea quien sea yo.

Un beso corazón.

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada atenta…

¿Sola? Jamás camina sola. Lleva una cohorte de buenos deseos y miradas amables... y también de desesperados que solo ven en ella una compañía para sus vidas, pero sola... nunca... aunque sea una "esperanza roja", la única esperanza posible.

• que te toquen huesillos bejaranos / CR & LMA
____________________________

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La espalda de la vida es el filo de la navaja de la incertidumbre.
Qué texto más hermoso.

Ricardo dijo...

Para mí escribes muy bien. Un cordial saludo.

Jan Puerta dijo...

Leer el texto dos veces es salir doblemente reconfortado.
Un abrazo

Marina dijo...

Hola Señor Ñoco le bolo. La esperanza, querido mío, debería ser la Reina del Mundo y sin embargo ¡Cuánto le cuesta abrirse camino en nuestra vida!
Sé que la esperanza es roja… es de libro chaval… lo que no sé es cómo conseguir llegar a ese rojo…rojo… rojo esperanza.
Tocar, tocar, mire usted, yo prefiero que me toque alguien de carne además de hueso, eso sí, mejor bejarano que lo tengo cerca.
Besos en 4, 3, 2, 1, 0……….¡Tachín!

Pedro. Decirte gracias es casi no decir nada… hoy me has emocionado doblemente. ¡Ya sabes donde debes tomarte la caña la próxima vez. ¿Volverás no?.
Besos quijotescos.

Ricardo, me animas a seguir escribiendo… si a ti te gusta.
Un abrazo agradecido.

Jan tienes un blog magnífico. Bienvenido al mío.
Un abrazo.

mojadopapel dijo...

Marina la esperanza camina siempre a nuestro lado, algunas veces no la vemos porque no sabemos mirar,pero es nuestra fiel compañera.

Marina dijo...

mjdppl. ¡Claro que camina con nosotros!, pero si no la vemos... es como tener una tía en Graná... que ni es tía ni es na... pues eso.

Rompamos una lanza por la esperanza en rojo, por Ñoco...total si es verde se la va a comer un burro... como hizo con la verguenza.
Yo es que a estas horas me pongo imposible.
Un beso guapetona.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ojala la esperanza no pase de espalda y menos de lejos de nuestras vidas y la de millones que la han perdido. Y así a como esta preparada para llega lo más lejos posible, esperemos que la esperanza toque nuestras puertas y aún así podemos verla aunque sea por un solo instante.
Saludos

BB dijo...

La esperanza, hermosa como la describes, cálida, paciente,
pero que, a veces, huye del alma
de algunos que se sienten acorralados.
No hay que dejar a la esperanza
caminar sola, hay que asirla,
guardarla, porque sin ella,
estamos perdidos.
Lindos pensamientos, Marina.
Te mando muchos besos,
BB

Isabel Huete dijo...

Hay quien niega la esperanza pero en el fondo creo que todos la llevamos puesta como una segunda piel. Muchos la niega para no moverse, para no recriminarse nada, para salvarse falsamente. Pero ella sigue ahí, inamovible.
Bello post que adorna de maravilla Manolo.
Besazos, guapi.

cuarentaydosymedio dijo...

Ese día que no conseguí moverme me rodee de esperanza. Llegó a mi memoria eso de “es lo último que se pierde”… Cuando ya lo has perdido y no quieres ganar nada. Es la esperanza que me ató a los deseos, a la incertidumbre, a que llegue lo que nunca llegará… Esa esperanza en la que me inmovilizó, cuando ya no quise nada, cuando nada podía esperar.
Mi esperanza no es hermosa, engaña y es falsa. Si, paciente es mucho… Nunca se agota, pero no es de sonrisa, es de llanto y deseo insatisfecho, es de incomprensión y miedo… Por eso va de espaldas.
Lo siento, es ese blanco grisaceo sucio que has puesto de fondo. No tiene brillo, se apaga la luz y aparece la esperanza de que vuelva a iluminarse tu poesía. Esa esperanza que susurra escondida y que apaga el brillo que pudiera surgir, por que si surge el brillo la esperanza desaparece, pierde sentido, y la esperanza es egoísta, es orgullosa, y quiere estar presente… Solo me libro de ella en movimiento. La acción, esta es la que acaba con la esperanza y hace realidad mi presente. Y no espero nada porque ya lo tengo, ya lo hago, ya lo siento.

Anónimo dijo...

Pues si de tocar se trata yo prefiero que me toque el gordo, pero el de la lotería.
Por lo demás decirte que no he pillado el punto a tu escrito. Mi mente se ha quedado como arquitrabada.
Un beso

mojadopapel dijo...

Cómo te entiendo cuarenti!!!.

Marina dijo...

BB. Buen razonamiento, muy bueno... como siempre.
Besos cielo.

Isabel. No podemos separarnos de la esperanza, sobre todo porque ella se dam uy buena maña para quedarse prendida de lugares insospechados... aunque sea de espaldas.

Besos esperanzados.

Cuarentaydosymedio.
Y hablando de espaldas. Creo que me dí la vuelta, porque por segunda vez no te entiendo.

Intenta hacer de profe...porfa.

Besos desorientados.

Mi querido, queridísimo anónimo... ¿el punto del arquitrabado no está en el centro?
Anda vuelve a leerlo que al final no aprobarás la asignatura... por mucha esperanza que tengas.
Besos de acupuntura.

Mjdppl...42'5 estará encantado con que le entiendas...
Besos guapa.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Esa esperanza a la que te refieres, ¿no será la Espe a la que yo me refiero, no?

Besos.

Marina dijo...

JAJAJAJJAAJAAJA Muy señor mío. ¡¡¡¡¡¡Claro que no!!!!!! jajajajajaja.
Un beso Mi señor Mío.