9 de noviembre de 2009

"GRAN HERMANO" y los daños colaterales







Tengo que confesar, como si de un gran pecado se tratara, que no veo “Gran Hermano” ni otros programas similares. ¿Las razones? Entre otras, que me lo ha prohibido el médico. Me lo prohíbe mi religión, me lo aconseja mi estómago y, sobre todo, me lo prohíbe mi cabeza. Ella es muy mirada para algunas cosas. Se ha dado cuenta que el día sólo tiene 24 horas y algunas de ellas debe pasarlas desconectada, lo que se suele llamar durmiendo. El resto debe repartirlas entre trabajo, familia y aficiones…
Veo la tele a ratos, como tanta gente. No puedo presumir de ver los documentales de la 2, ni los preciosos programas divulgativos, esos no me los prohíben pero no me llaman demasiado. Con esto quiero decir que estoy dentro de la absoluta normalidad en lo que se refiere a gustos televisivos.

No veo Gran Hermano, nunca lo he visto. Pero las casualidades persiguen a los díscolos telespectadores y el otro día cenábamos con jóvenes (ellos y ellas) en mi casa. Cuando yo me senté a la mesa miré la tele y ¡Sorpresa! Un grupo de personajes disfrazados de vampiros decían unas horrorosas palabras, palabrotas y palabrotorras a voz en grito en mi televisión, aderezadas con actitudes grotescas y gestos obscenos… muy obscenos.

No daba crédito. Miré el reloj y eran las 22’10 h. Mis alumnos estarían todos despiertos, algunos, incluso, cenando en familia y alguno más, haciendo zapping, quiero suponer, seguramente estaría viendo las mismas imágenes que yo. No daba crédito.
Ninguno de los comensales parecía inmutarse, es más, les hacía gracia. Ganas me dan de reproducir aquí las bestialidades que se decían en el programa en cuestión, en la impunidad más absoluta. Después las explicaban y se explicaban con mayor o menor, sobre todo menor, fortuna.

Mercedes Milá, ¿periodista? ¿de prestigio? Se lo pasaba en grande eligiendo las imágenes más escabrosas e insultantes, parece ser, según me explicaron, que eso vende.
¡Qué pena de profesión!

¿Qué hago yo intentando educar a los niños y jóvenes en valores absurdos? La TV está en guerra con maestros y profesores. Nos arruinan las formas, los modelos, el trabajo, el esfuerzo. Es un colador que no cuela, por el que todo pasa y todo vale.

La curiosidad me puede casi siempre y he dedicado algunas tardes y noches a ver los programas que nos ofrecen las distintas cadenas en horario, digamos juvenil: ¡Vomitivo! Enredos de cama, de pasillos, de ducha, de puertas para adentro y puertas para afuera. Conversaciones de baño de discotecas reproducidas fielmente por los protagonistas de turno… ¡Para qué seguir, si todo el mundo sabe de lo que hablo!.
No lo descubro ahora, claro que no, pero los 5 minutos de GH del otro día han sido como la mecha que ha encendido mi indignación.

- No te pongas así, lo ve todo el mundo.
- Lo sé.

Y sin embargo no es eso lo que más me preocupa. Me revuelvo ante la impunidad de las cadenas televisivas que pueden poner lo que quieran a la hora que les convenga… los daños colaterales nunca han importado y nunca importarán.






<

47 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Tampoco veo gran hermano y ni me interesa.. es normal. no a todos les gustan esos programas..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas un buen comienza de semana..

Adu dijo...

El pueblo ve lo que le echan.
Es el argumento que utilizo cuando dicen que "es lo que vende".
Sé feliz si te dejan, pelirroja.
Besos.

Anónimo dijo...

La verdad es que nadie nos obliga a ver Gran Hermano. Hay muchas cadenas para elegir.
Sigue así ,Marina. Estás creando escuela en lo que a literatura imaginativa se refiere.
Arquitrabado.

Ñoco Le Bolo dijo...

• quiero que me toque dulce…

No puedo estar más de acuerdo con lo escrito. Por esa razón, yo solo pongo la cadena del váter... pero cuando quiero algo similar a esa programación

• besang---s
________________________________
CristalRasgado & LaMiradaAusente

la jardinera dijo...

¿Has visto Física o Química? Es un programa que emitían el año pasado durante las noches de los lunes. Este año, creo, que los martes.

A mí me parece lo peor de la tv pero debo verlo porque me coloco al ladito de mi hijo y de vez en cuando le voy largando alguna que otra cosa al respecto de la MIERDA de serie.

Lo más aluciannte: HA GANADO UN PREMIO DE ESOS TELEVISIVOS (no recuerdo el certamen, pero era el premio a la mejor serie televisiva) ¡¡¡No podía dar crédito!!! Es una serie para denunciar por los mensajes tan equivocados y trasnochados que dan; por las mentiras y por la sobreactuación de los personajes; porque me niego a creer que sea así la vida en un instituto de esta España nuestra; que los profes sean tan estúpidos; por... mil etcéteras más.

Me estoy poniendo mala...

(Perdón por la palabra que huele, pero es que no hay un sinónimo tan perfecto)

Besicos,

PEGASA dijo...

Pues que lo vea quién quiera. Yo ya tuve bastante con la primera.
Las demás para quién les guste.
Yo prefiero venirme a veros a vosotros, sois más interesantes.
Marina además nosotras tenemos que preparar la despedida de soltera de Loli y Atar jaja.
Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hemos hecho espectáculo de todo: hasta de la falta de educación. Horas de máxima audiencia en las que se bombardea con todo lo que produce el mal gusto. ¿Que lo quiere la gente? ¿Han probado otras cosas?

Marina dijo...

Adolfo. No sólo es GH son multitud de programas. He hablado con padres que me muestran dibujos animados espeluznantes, en los que enseñan que la mejor defensa es una buena pelea… por poner un ejemplo… Bueno, una mierda.
Gracias por tus deseos. Un beso para ti.

Adu, seguro que tienes razón. Seré feliz, por supuesto, y me dejan, claro que me dejan.
Besos morena

Hola Arquitrabado. ¿por qué me daba la impresión que tú estarías enganchado a este programa??????? Jajajajaja
Lo de crear escuela… no sabes lo bien que escribe la gente. Tengo entre manos un libro de un bloguero, Nochob, se titula “Un año de palabras”, que me está dejando apabullada, es absolutamente genial.
Besos trabados.

Me alegro que estés de acuerdo Ñoco. Tú pon la cadena y yo los ------ano- por ejemplo
¡Qué listo!, casi no me doy cuenta jajajajajaaj
Besos rasgados y ausente la mirada.

Jardinera, no he visto ese programa, pero ayer vi unosminutos de “Sin tetas no hay paraiso” y fue mi marido quien mandó a las chicas a su habitación a verla (ya tienen más de veinte años) y pensar que yo veía con ellas, así como tú haces con tu hijo, la serie “Periodistas”, para explicarles algunas cosas…. Me siento bastante estúpida… espero que algo aprendieran.
Tu palabra y la foto de la mierda, están a juego. Es lo que más se acerca a la realidad, sin ningún sinónimo.
Besos guapa.

Pegasa, bienvenida. Estoy de acuerdo, más divertidos los blogs, mucho más.
Prepararemos lo que tú quieras. Jajajajaa
Besos pgs

Pedro. A mi me da muchísima pena… habría que hacer algo, pero poco podemos hacer contra la magnitud de esta catástrofe. Esperemos que prueben otras cosas, pero tendremos que proporcionárselas.
besos

María dijo...

¡¡Qué quieres Marineja, que te aplauda!!

Pues eso, que plas,plas,plas...¡¡Totalmente de acuerdo contigo!! Mira, yo siempre he visto poquísimo la tele. desde que empecé con esto del blog, prácticamente ni la huelo. De vez, muy de vez en cuando, me siento con mi hijo, que está subscrito a los dibus y si me preguntas de eso, estoy puestísima, pero de lo demás cero patatero y la verdad ni ganas.

La primera emisión de gran hermano, ya no sé cuanto hace que se emitió y como todos, por la novedad, piqué un poco. Y aunque no lo siguieras te daba igual porque salía en todos los programas y comentarios. Ya entonces, me alucinó lo poco pudorosa que es la gente arrastrando sus miserias
delante de todo hijo de vecino. Y el morbo que levantaba en todo el personal. Se ve que el punto cotilla, está ahí queramos o no queramos.

Es verdad que si sigue es porque tiene audiencia, y si es así es porque hay gente para todo en este mundo. Que las cadenas, no cuiden lo que sale en determinadas franjas horarias, es otro indicio de ,o que verdaderamente importa en este país, desde luego educar y formar, no.

Y luego, nos asombramos con las barbaridades que ocurren en la calle...A ver ¿Qué modelos ven los chicos en la TV? Pues eso...Tenemos, lo que nos merecemos y lo que permitimos ...Me temo que por lo que decís, en la TV ¡¡basura!!

Muchísimos besos.

Donce dijo...

Uff, a ver... creo que has empezado mal al decir "tengo que confesar, como si de un gran pecado se tratara, que no veo GH". Te equivocas, amiga, hoy el que está mal visto es el que dice que lo ve. Yo lo veo. También veo documentales de la 2 (juro que me encantan siempre que no traten sobre el periodo de reproducción de los animales marsupiales -o algo así-) y digo tacos,sí, alguno de vez en cuando... pero te aseguro que no los aprendí viendo GH -y en casa tampoco-. En el cole me enseñaron valores con los que después no he estado de acuerdo -el dire era bastante adicto al régimen-,y por eso pregunto ¿los profesores deben enseñarnos sus valores, o simplemente educación?
No creo que los niños de hoy -bastante más espabilados que los de ayer- reproduzcan sólo lo que ven en la tele (entonces la hemos cagao si ven un telediario). Los niños no van a ser sólo lo que tú les enseñes como profesora, ellos sienten y viven su entorno, sus calles, sus problemas, las vidas de sus amigos, que no siempre son "supercalifragili", y eso, creo, es lo que de verdad les va marcando. No un GH. Digo yo.
Además, el mundo bloguer también es otro gran "ojo" -donde hay de todo- y que atrae al voyeur que todos llevamos dentro.
Jopé, me explayé. Excussez-moi, madame Butterfly!
Un besito.

Marina dijo...

jajajaja que bueno DONCE. Si señora, esta es mi niña, con un par.

Pues Madame Butterfly (oye me lo quedo) te dice que lo veas, porque tú sabes con que quedarte y con qué no.

A mí estos programas me parecen peligrosos y me da pena que mis alumnos crean que este es el modelo que vale, es decir, que todo vale, que la descalificación y el insulto venden y que es lo normal.

Yo intento, otra cosa es que lo consiga, que mis alumnos piensen... sin más, el resto de aprendizajes les vendrán dados por añadidura. Pero es difícil mi niña, si no tenemos ayuda del exterior.

En la escuela hay de todo, igual que en el mundo exterior y de todo se aprende... pero a pensar, querida mía... a pensar... Bueno en ello estamos.

Tú aprendiste y por eso te expresas alto y claro...CHAPEAU.

Mil besos guapa mía.

LOLI dijo...

Pegasa!!!Ves como sois unas estupendas Damas?Que guay la despedida!!!Me dejo sorprender!!!!
Besazosss guapisima ;)




Ay Marina!!como te entiendo!!Pues sabes que yo te confieso que veo Gran Hermano :( PERO mis hijos no,bueno los dos pequeños no(Tu crees que algunos padres dejaran que lo vean?(mis pequeños a las 10 como muy tarde estan en la cama!!!),la razón del porque lo veo es que Aaron lo ve(tiene 20 añazos) y aprovecho el rato para comentar con mi niño las cosas que el ve mal y reirnos juntos de las barbaridades(como jardinera ademas tambien vemos fisica y quimica,jajajaja).
Has visto lo peor???Los fines de semana por la tarde hacen peliculas de hechos reales o asesinatos y varios y por las noches DIBUJOS ANIMADOS como te lo comes???Es alucinante menos mal que tenemos canales infantiles o juegos de mesa o juegos educativos o para acbar antes IMAGINACIÓN para entretener a nuestros peques porque si es por la TV crudo lo tenemos,yo veo esa basura,pero mis niños ni de COÑA.
Muy buen post tesoro.
BESAZOS (A ver que me preparais¡¡que ilu!!!)

Marina dijo...

María. Te salté sin darme cuenta. Sorry.

Pues eso que tú dices, que la TV siempre aydando... o dan por saco, que viene a ser lo mismo.

Loli. Tu puedes y debes, ver lo que quieras.
Creo que ... bueno eso, que solo faltaba que yo o nadie te digamos lo que tienes que ver y lo que no.
A mi me molestan actitdes en franjas horarias que no deben estar... ufffffffff
besos cielo

LOLI dijo...

Creo que...??Dimelooooo
Pues eso es lo que digo vya horarios que eligen para poner dibujos o peliculas infantiles,pero vamos para eso estamos los adultos para que los niños vayan a la cama a su hora y no dejar ver programas que no son aptos para ellos;)
Ya sé que puedo.
BESAZOS CORAZÓN,NO ME SOPLES ;)

mojadopapel dijo...

Por eso no veo tele, ni me entero de nada, prefiero estar en mi mundo... el que me he creado, quizas un poco autista, pero es que no me gusta nada lo que veo, ni lo que oigo, la groseria en las actitudes, la falta de respeto,tienes razón Marina...algo tendríamos que hacer.¿Porqué nos tienen que imponer estos programas basura?, el poder de los medios televisivos es increible y están influyendo negativamente en los más jovenes. ¿que podemos hacer aparte de darle un cacharrazo al televisor?.

BB dijo...

Marina: Lo que sucede es que lo
que prima hoy día es lo ordinario,
lo soez, lo chabacano. Los
valores se han trastocado. Y no
te lo digo porque sea yo una
puritana, ni nada parecido, pero
sí me preocupa ver ese deterioro
en todo, costumbres, cine, literatura: sólo hay espacio
para la violencia y la pornografía,
porque es lo que "vende".
Comprendo tu angustia.
Te mando un beso
BB

Frabisa dijo...

Aunque es la primera vez que recalo en tu blog, tengo que decirte que lo que más me ha sorprendido no es que no veas Gran Hermano, lo que por otra parte demuestra tu buen gusto, lo que me sorprende es que teniendo invitados a cenar, permitas que se vea la tele :))))

Marina dijo...

Empiezo por el último coment.

Pegasa, tienes toda la razón, pero los invitados no eran tales, eran amigas y amigos de mis hijas, todo gente de veintipocos años, con pizzas y paninis en la mesa. Cenaban en casa antes de salir de fiesta. Yo me encontré la tele puesta al llegar al comedor, donde había gente en el sofá, por el suelo... todo muy informal y agradable, en realidad improvisamos.

Ni te cuento la juerga que se preparó ante mi indignación. Les dije que iba a escribir un artículo, les expliqué el asunto y ellos me explicaron a mí, que no les influía etc etc... pero escrito queda. Lo han leído y claro, dicen que el peligro es para los chavalines... será.

Me gustan mucho estas cenas y comidas. Me han jurado no hacerme pasar por GH nunca más. Así se ganan el postre jajajajaja.

UN beso guapa.


BB más de lo mismo. Gracias por dejar aquí tus palabras.
Besos BssBss

Mjdppl, poco podemos hacer. Esperar que sean pocos los crios que lo vean... y lo que dice Loli, que los padres se enteren y supervisen los tiempos de tele de sus hijo.
Besos viajeros.

Eso es Loli, bien dicho.
Besos feucha

Marina dijo...

¡Vaya! perdona Fabrisa, te cambié el nombre. Perdón, perdón, perdón.

jordim dijo...

No ver la tele aumenta la inteligencia..

Le Mosquito dijo...

Por una parte me pregunto dónde está el límite para lo televisable; por otra me pregunto quién o quiénes deberían establecer ese límite (¡qué peligro!). En cuanto a los horarios de emisión... Mira: se dan corridas de toros en horarios para todos los públicos, películas bélicas, películas sexistas, noticias ilustradas con imágenes cuya función, como poco, es cuestionable...
Lo que los profesores hagan en los colegios nunca cae en saco roto, nunca.

Triste... pero, repito: ¿dónde están los límites y quién debería encargarse de ponerlos?.
Ante la oferta privada (y depravada) creo que gana la educación inespecífica (ofertas alternativas a toda esa basura) y las actitudes individuales, las cuales nunca ebemos abandonar y porque, tarde o temprano, ganan.

Femme d chocolat dijo...

jajajajajaja, "y, sobre todo, me lo prohíbe mi cabeza.", dí que sí, te pasa idem que me sucede a mí con la mía.
Yo tampoco los soporto, me parecen una panda de ... del primero al último ( jefazos y entornos incluídos) esta especie de culto al feísmo, no sólo estético sino sobre todo mental me rebasa , lo confieso. No lo entiendo.
En los últimos tiempos me he dado cuenta de la de rato que paso ante el pc rebuscando información, viendo arte, leyendo archivos difíciles de encontrar, visitando blogs y gentes amigas, en fin: rellenando la cabeza y el alma; por supuesto leyendo on line o haciendo otra clase de actividades . Por eso he de decir: "Gracias señores de la tele , gracias a su programación patatera me estoy "cultivando" en otros y por otros campos :de lo lindo".

Lo que me pregunto ahora es qué rayos hacen las gentes a las que no les guste leer o navegar por la red el día que la programación parece ponerse de acuerdo en todas las cadenas y no hay una serie decente a la que echarle un par de horas de vistazo. La verdad es que pienso que lo tiene difícil porque a menudo me veo a mí misma, ( estos días pasado que estuve con gripe y sin ganas de ná) sin salir del canal Disney o otros similares durante todo el día hasta la llegada de la hora de la serie de turno en la cadena que fuera ... Al menos ahí ( en la infantil, digo) sé a ciencia cierta que no me va salpicar nada, ningún agravio, nada que me toque la moral y me ponga enfurecida y encefalográmicaplana a perpetuidad y como consecuencia de. No es que ver Hanna Montana o similares sea lo que tengo como aspiración en la vida, claro está... Pero al menos les doy la disculpa de que son "programas infantiles" dirigidos a un público todavía "sin hacer" y que la cosa no da pá más . Lo que sinceramente o sé cómo encuadrar es aquello que se supone va dirigido a los adultos...

En fin. Muy buena tu entrada de hoy, Marina.

¿qué tal estás?

Besos

LAGUN dijo...

Marina: estoy totalmente de acuerdo contigo, porque debo confesar que yo tengo que ver GH porque le gusta a mi mujer (y para dos ratos que estamos juntos, no me voy a ir del salón para ver otra tele o enchufarme a internet). Por tanto, sé de lo que hablo.

Ahora deberías rectificar una frase de tu entrada. La que dice:

"Con esto quiero decir que estoy dentro de la absoluta normalidad en lo que se refiere a gustos televisivos"

¡A que no, bonita! Que dicen en mi pueblo.

La absoluta normalidad es ver GH, que lo dicen las adudiencias. Y eso sí que es triste (me incluyo).

Un abrazo.

SILVIA dijo...

Me confieso, me confiesooo!!!!
Yo SÍ veo GH, y critico, y me indigno, pero también me río mucho.
¡Que le vamos a hacer! Hay gente pá' tó, o no?
Nadie está obligado a ver nada, incluso se puede mantener apagado el televisor.
Sinceramente, me parece peor que a las seis de la tarde pongan programas como "El Diario de", "Gente", o los fines de semana nos bombardeen desdes las 4 de la tarde con pelis de terror, asesinatos, secuestros o violaciones. Ese sí es realmente un horario infantil.
Pero para eso tenemos la libertad de criterio, no? cada cual que elija lo que más le apetezca. En mis tiempos era "Sensación de vivir", ahora son "Física o Química, El Internado o Los Serrano". Aceptémoslo: Espinete, ha muerto (JEJEJE).
Mil besitos!!!

cuarentaydosymedio dijo...

Demasiado espeso para mi corto entendimiento. Mi mente abotargada no llega a comprender el hermano ese, es muy complejo... O será que ya me han afectado los daños colaterales... Va a ser eso, que ya no doy para más...
Me dedicaré al documental sencillo, simple y facilón sobre el mundo y la vida. Dejo para mentes inquietas otras atracciones complejas de vidas ajenas que no soy capaz de entender.
Besos

LOLI dijo...

BESAZOSS GUAPAAAAAAA ;)

LOLI dijo...

Guapaaaaaaa sabes?Valeeeee no lo sabes si no te lo digo,jajaja.Adivina como se llama el libro de lectura de valenciano de Patrick...MARINA,se llama Marina jajaja.
Has encontrado algo para Eric?

BESAZOOOOOOOOOSSSSS

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Hay cada programa que no solo lastima el alma sino que lastima el espíritu. Hay que ser críticos a la hora de ver TV, nos puede salir cada barbaridad.

El gran hermano, ese que popularizo G. Orwell en 1894, donde nos vigilan las veinticuatro horas o en Fahrenheit 451, donde nos prohíben leer, son novelas de ficción muy buena y muy aleccionadoras.

Pero el Gran hermano de la TV, lo que desata es el morbo y los bajos instintos de sus participantes y no agregan nada positivo a nuestras vidas.
Saludos

NERIM dijo...

Pues yo sin ningún tipo de pudor ni vergüenza, os digo bien alto que no sólo veo Gran Hermano, si no que además me lo paso bien y tengo mi favorito para ganar!!
No suelo ver la tele, más que nada porque el trabajo no me deja demasiado tiempo, pero el jueves me tumbo a las diez en el sofá, tapada con mi manta preferida (una que me regaló un hada que anda por ahí)y sin nadie que me moleste me dejo llevar por la caja tonta que la llaman algunos;personálmente creo que es más lista que tod@s nosotros.
Yo no lo veo ni de casualidad, ni porque lo ve mi madre,pareja y/o hij@; lo veo porque me gusta y porque no me parece tan grave.
He visto programas mucho peores.
Siempre hay una frase que digo y que no es muy comprendida: "Me niego a comer o cenar mientras veo el telediario, se me atraganta la comida". La gente no lo entiende y me responde al tiempo de : "Hay que estar al día de lo que ocurre en el mundo".
Pues bien, el mundo es Gran Hermano, Física o Química, Documentales de la 2 (a los cuales tambien me confieso adicta, ya ves), blogeros opinando, violencia en las calles, aulas y domicilios, palabrotas, insultos gratuitos y un largo de etceteras que sería imposible decirlos todos, alguno me dejaría en el camino.
Imágenes en el telediario de una pelea entre bandas, reportajes de investigación (curiosamente a las diez de la noche)en los que se ve a proxenetas, prostitutas y redes de prostitución infantil....
Por favor, prefiero detenerme a pensar y llevarme las manos a la cabeza por todo ésto y por intentar saber qué está pasando en el mundo para que ésto sea normal, en vez de ruborizarme y escandalizarme por ver a unos personajes diciendo palabrotas varias o haciendo "edredoning".
Pd.: También confieso que Mercedes Milá (aunque a veces se posiciona demasiado) me parece una periodista estupenda y no podemos juzgar toda su trayectoria por un programa que no es de nuestro agrado.
Hala, he dicho!!.
Miren

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Bah, tanto, tanto, ¿para qué?: esta entrada ya la he visto yo en un periódico digital firmada por una... MA.. MAR... MARI... a ver si va a ser...

Besos copiados y pegados.

carmencmbejar dijo...

Ay, Marina, qué te voy a contar!!!! Me encuentro entre las que odian semejantes esperpentos televisivos. Y no sólo los detesto, sinoq ue tampoco entiendo a la gente que pueden gustarle los reality shows (o como se escriba). Pero, claro estamos en la sociedad del "todo vale", que lo que hace la mayoría lo tiene que hacer uno, del cuchicheo y del metomentodo a gran escala (véanse la prensa rosa), del cotilleo de las vidas de personajes famosos y de los que no lo son, de alzar a la cumbre no a los intelectuales (escritores, científicos), sino a los caraduras.

Gran Hermano es un síntoma de que el paciente=sociedad/cultura tiene dolencias graves. Es sólo uno más. Pero el problema no viene de ahora, creo que no, por mucho que lo creamos. Procede de hace unas décadas. Porque al fin y al cabo Gran Hermano no lo ven sólo los adolescenres, sino por desgracia muchos adultos. Y ellos son los que han ideado esta máquina soez, inculta y cutre.

En fin, se podría decir tanto. Pero voy a dejar espacio a otros visitantes del blog, que si no me lo comento yo todo sola.

Un besazo

Anónimo dijo...

Buenas noches, Marina:

Si tuviéramos mil vidas,
y horas para perder,
no tendríamos que pensar mucho
solo mirando la tele
hay surtido para escoger.

Cuando el tiempo es tan limitado,
y hay tanta belleza,
y tantas personas sabias
de quienes podemos aprender,
¿para qué ver ciertos programas?.

Cuando hay películas, música, canciones, libros, cuadros,
y tanto y tanto por hacer,
derrochar en lo feo el tiempo,
cuando nos faltan las horas.

No, no lo puedo comprender.

Saludos. Gelu

Marina dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. No os contesto uno a uno porque sería contestar más de lo mismo.

Hay defensores y detractores. Personas que lo ven por diferentes motivos, aunque a algunos no les guste (Lagún, si mi pareja lo viera, yo lo vería, seguro. Veo pelis subtituladas que me aburren... por la compañía)
Yo respeto todas las opciones. Ya he dicho lo que me molesta y xk.
Respecto a Mercedes Milá... pues es un claro ejemplo de la "Bien pagá" pero el que esté libre de culpa, que tire la primera piedra.

Besos y abrazos para todos.

kiko esperilla dijo...

Acertada reflexión que suscribo Marina. La foto, acertadísima. Si hasta la mierda de artista envasada al natural es arte, como dicen en mi pueblo, de lo demás ni hablamos. Enhorabuena por el blog. Saludos

María dijo...

No me gusta la tv, lo único que veo son las noticias y la serie "La Señora", nada más, porque creo que estar mirando la caja tonta, pasivamente, es perder el tiempo, y el mismo es oro, para lo cual, lo dedico a otras cosas que creo son más importantes, como por ejemplo, leer blogs, que me ayudan, me enriquecen, aprenden.

Actualmente en la tv hay mucho programa basura rosa, y en cuanto a Gran Hermana, reconozco que lo llegué a ver en una de las ediciones, creo que en la segunda edición, hace muchos años.

Reconozco que antes había muchos programas series interesantes, pero ahora, no merece la pena estar perdiendo el tiempo viendo la tele.

Un beso.

PD.- No tenía tu blog enlazado en mi lista, y lo acabo de dejar enlazado.

Feliz día, Marina.

Satine dijo...

cari...SI veo gran hermano...estoy super enganchada....mira me ha daó por ahí...

besissss

ALEX dijo...

Hola Marina...estoy totalmente de acuerdo contigo...ya está totalmente instaurada la TELEBASURA!!...tenemos la TV que nos merecemos quizás...dicen que la audiencia manda...y no sé...a lo mejor es la audiencia con menos inteligencia de toda la historia de la televisión. Hoy "mola" lo absurdo, lo morboso (cuanto más mejor), lo grotesco, en fin, todo lo que no necesita una sociedad medianamente inteligente.
Pero para eso estamos nosotros, para saber escoger.
Y a todo esto, es la primera vez que entro en tu blog y me ha encantado y debo felicitarte por ello. Me uno y te sigo. Un beso desde el sur.

Anónimo dijo...

Hola Marina.
Te iba a decir algo pero no puedo porque va a empezar ya mismo un programa que se llama Gran Hermano y no me da tiempo.
Adios con prisas.
Por cierto, ¿ Quién la "dulce" que pones debajo de "Haga su comentario"? ¿ Es guapa?
Ricardo

Anónimo dijo...

Me he comido el verbo, osea que quise decir: ¿Quién es la "dulce"...
Adiós cultureta que eres una cultureta.
Ricardo.

Marina dijo...

Un beso para cada uno de los nuevos comentarios. Tengo el tiempo contado y el descanso hipotecado.

Alex y Kiko, os he visitado de la mano de un amigo. Buenas fotos. Volveré

Ricardo. ¿Cultureta? ¡Coño, claro!.

Por cierto, la "dulce" soy yo.¿Qué no te lo crees? jajajajajajaja

JAVIER dijo...

Ese tipo de programas me parecen una perdida de tiempo imperdonable, un par de veces lo vi por internet y no le encontre nada que me enganchara. En fin, "en gustos y colores aun no se han puesto de acuerdo los autores", eso es lo que dicen, así que siempre habrá a quienes le agrade y otros que estaremos en desacuerdo.

Un abrazo desde Japón.

Anónimo dijo...

Qué suerte que tengáis a Dulce para que os toque porque aquí en Extremadura nos arquitrabamos nosotros solos pues dicen en la Junta de Extremadura que el placer está en nuestras manos.
Arquitrabado.

Antonio Aguilera dijo...

ya que la TV es un producto altamente tòxico, se deberìa ver solamente con receta mèdica.

Me producen repugnancia estos programas. Menos mal que tengo muchos libros al lado de la TV: conmigo, por suerte, perdiò ella la batalla.

Felicidades por el post.

Saludos

Antonio Aguilera dijo...

Hace tiempo que me rondaba por la cabeza la creaciòn de un blog nuevo, para que me sirviera un poco de archivo a la hora de publicar en nuestra revista Espolòn. Y para ir aumentando mi formaciòn en Amor y Pedagogìa: tengo un chico con 11 años y mucho miedo.

Me he tomado la libertad, no sè si libertinaje, de incluir èste tu post sobre la basura de GH, como inauguraciòn del nuevo blog.

Espero que no te moleste. Cito la fuente.

Saludos cordiales

Monchito dijo...

Dios mío, pensé que era el único rarito que odiaba Gran Hermano. Es más, siempre he presumido de ser el único que no vió la primera edición, me pilló trabajando fuera de España y hasta allí me llegaban las noticias (tristemente).
Ahora, el no va más es que vayan ya por la edición número 11 de ese espectáculo ridículo, cada vez más pesado, más morboso y lo peor... Te lo intentan meter a todas horas, quieras o no quieras, en algún momento verás un anuncio, un trocito en algún programa... Es triste, pero es así.
Al menos me queda el consuelo de saber que hay gente como yo, que ya pensaba que era yo el rarito...
Besitos de madera.

Sinda dijo...

Cuánta razón tienes , Marina. Pero oye, que me la habéis liado bien entre todas y todos los bloggers. Desde que os leo, juro por lo que sea que no he vuelto a mirar la tele. Me engancho al ordenador en cuanto acuesto a mi enana, y hasta que me voy a la cama. Fíjate, no tenía ni idea de que hubiera otra vez GH. ni de que siguiera existiendo Mercedes Milá. Pero sí que es cabreante.
Un beso grande

Marina dijo...

Javier, Arquitrabado, Antonio Aguilera, Monchito, Sinda… gracias por dejarme un comentario y participar con vuestras aportaciones en la enseñanza de que no todo vale, de que no todo es lícito… gracias.

Besos para todos.