9 de diciembre de 2009

SALDANDO ENCUENTROS

***
***
***





Quise verte enamorada,
no me dejaste.
Jugué a sentirte cerca
no me supiste.
Miraba por tu ventana
la piedra se volvió gris.
Te mostré mi sonrisa
me regalaste la espalda.

Ahora estamos juntos
tú y yo
comprando barandillas

soldando encuentros
.






***
***
***

27 comentarios:

cuarentaydosymedio dijo...

Ponle a tu amor barandillas
donde sujetarte para no caer.
Míralo desde arriba,
ceñido el metal a tu torso,
con las manos firmemente agarradas.
Siente la seguridad
de lanzar miradas y sonrisas
para quien quiera recibirlas.
Como tu bien sabes,
el que no las quiera, no las merece.

Besos desde el otro lado de la barandilla

Marina dijo...

42’5. Me despierto con tus palabras que me hacen sonreír tierna y plácidamente. Ven a mi lado de la barandilla, para que no nos separe el metal, aún cuando éste sea cercano.
Una enorme sonrisa para ti, compa… ¡porqué tú lo vales! (lo del champú es un anuncio, no te confundas, Duende)
Besos de “vente pacá”

Adolfo Payés dijo...

De regreso.
Por problemas de salud estuve ausente estos últimos días,
ya me pondré a la altura de sus blog para comentarles..

Pido disculpas por no poder pasar a comentarles.

Gracias

Un abrazo
con mis
Saludos fraternos de siempre..

LOLI dijo...

Bueno por lo menos están juntos aunque sea con barandilla por algo se empieza ;-)Muack

Adu dijo...

Pues las barandillas en realidad son (al menos, teóricamente) para protegernos.
Hablemos de barandillas, pelirroja de mi corazón.

Marina dijo...

PAYÉS. Bienvenido de nuevo, espero que estés completamente recuperado.
Un abrazo.

LOLI. Tu eres de finales felices verdad guapa? Lo que no veo yo tan claro es que terminen juntos... cada uno que piense, elucubre y elija el final de su historia.
Besos mi niña.

ADU. Las barandillas protegen, ayudan o alejan, según dónde, cuándo o cómo.
Hablaremos de barandillas morena, cuando usted lo vea.
Besos pelirrojos.

BB dijo...

Barandillas, eso son, o podrían
convertirse en barrotes de cárcel...
Un beso, Marianita
BB

Marina dijo...

BB querida, llámame lo que quieras... pero no "Marianita", mis vecinas, cuando yo era niña, me llamaban marianita, no había manera de que se aprendieran mi nombre y me frustraba mucho. Yo las corregía cada vez y ellas, alborotadoras del barrio, reían a carcajadas diciendo que Marianita era mucho más bonito...Es un recuerdo entrañable, pero el nombrecito... ¡Ay díos el nombrecito!!! jajajajaja
Un beso redondito, que me apetece.

BB dijo...

Marinita, no, Marianita, que se
me fue una letra. De verdad, choca
eso de que te cambien tu nombre.
Me habré equivocado otras veces,
linda? porque no es la primera vez
que te digo Marinita...
Besos
BB

Marina dijo...

Pues no, mi niña, es la primera vez que te equivocas, te lo habría hecho saber.

Hay un señor, vecino de mi marido, que siempre me llama Martina. Te puedes imaginar el "cachondeíto" de mis hijas. Intento no entrar al trapo para que se les olvide.

¡Con lo que me costó aceptar mi hermoso nombre, para que ahora me lo anden cambiando!...

Pero bien pensado, llámame como te de la gana, el caso es que me llames.
Un beso pequeñaja.

CarmenBéjar dijo...

Marinaaaaa (no te llamo ni Martina, ni Marianita) me gusta tu nombre, ¿sabes? No dejes que nadie te lo cambie, porque es parte de tí, qué demonios, y de tus familia que te lo puso al nacer. Recordarían en tí el mar, su azul, la brisa cálida, su inmensidad, quién sabe.

Yo me llamo como me llamo por mi padre. No se rompió la cabeza: dijo que me tenía que llamar como mi madre y yo, allí pequeñina, recién nacida, acepté. ¿Qué otra cosa podía hacer? jejej.

Un besazo

Ñoco Le Bolo dijo...

• quiero que me toque dulce...

Como todo buen cuento de hadas, lo importante es que el final sea feliz.
Bueno, tampoco pasaría nada si olvidamos al señor Vladimir Propp y sus cuentos de hadas.

• BSGNS
____________________________
CR & LMA

Marina dijo...

ÑOCO querido, los finales felices son los que cada uno se inventa... lee despacio, piensa y deja el dulce, seguro que entoces lo ves claro.

Pero si hoy te toca dulce, no lo verás.

Besánganos en la realidad.

Por cierto. Tu entrada de "El humo del alemán" es complicada, perfecta y genial. Por ese orden. ¿Chapeau!

Marina dijo...

CARMEN. Gracias guapa, a mí tb me gusta y el tuyo.
Un beso vecinal.

carmensabes dijo...

Parece una historia imposible, pero nunca se sabe, de los días más amragos pueden nacen las noches más dulces.


Agradecida por tu cariñosísimo comentario en mi blog querida Marina.
Me revolucionaste la sangre mujer.

Marina, hermoso nombre, hermosísima mujer.

-----

LAGUN dijo...

No sé porque me da que esta entrada es la continuación del texto anterior... y que continuó mal, muy mal...

Creo que la idea que te propuse en el comentario que hice entonces no te seduce nada.

Pues venga, ¡¡¡ al cine !!! Que yo con Almodóvar me lo paso muy bien.

Un beso.

María dijo...

¡¡Te juro, que estoy tonta perdida MARINA!!

¡¡Pero si lo vi ayer, pero pensé que seguía siendo de la entrada anterior!! ¡¡No te digo que soy despistada!! :))
Pero ¡¡claro!! ¡¡Yo buscaba un tango!! ;-)

De tu poema te diré...¡¡Santa paciencia hija!!
¡¡Después de tanto desdén...!! ¡¡Al final junto!!
¡¡Esta vida sí que es un tango!! ¡¡No me digas!!
¡¡Si es que nunca se sabe donde va a terminar una!!
¡¡Me encanta lo de "comprado barandillas...Soldando encuentros"!!

¿¿Donde venden barandillas para no caerse??
¡¡Últimamente ando todo el día por las cornisas!!
¡¡No veas cómo las necesito!!...ja,ja,ja
En fin, si me caigo...¿¿¿Estarás tú para curarme??
Si es así, ya me voy más tranquila. :))

Yo, también te quiero, cielo.
Un beso.

Arte-amaia dijo...

Hola Marina,

Acabo de ver tu blog, que eres poesia del amor, que bonitas las frases.

Gracias

WOLVERINE dijo...

Que sorprendente es ver como un poema tan corto encierra un gigantesco y hermoso mensaje, me ha gustado muchisimo, es màs, cuando nos damos una vuelta y nos pegamos unos besillos :-)

Salu2 de WOLVERINE.

PEGASA dijo...

MARINAAA. Pues yo digo, que olé y olé que hay que dar oportunidades y buscar las soluciones para que no vuelva a ocurrir.
Yo, que lástima como soy alma voladora, todavía no hubo quién consiga echame el lazo. Con lo que por hay voy volando como el llanero solitario jajaja.

Marina dijo...

CARMENSABES. Yo te revolucioné y tú me impresionaste, dos hermosos sentimientos para compartir.
Espero seguir encontrando en tu blog trozos de ti.
Besos con acento en la ú.

LAGUN. Sólo te diré una cosa: El título no es un error.
Me encanta Almodóvar, pero no sé si todo el mundo lo comparte. Yo tb me divierto con él.
Besos Amigo.

MARÍA. No te disculpes… yo sé como eres jajajajaa. Y te iré a buscar siempre, porque te necesito en mi blog y en mi vida.
¿Sólo un beso?... bueno yo te mando media docena.

ARTE-AMAIA. “Poesía del amor…” Gracias.
Besos

WOLVERINE….Cuando tengas listas tus barandillas.
Una sonrisa y un abrazo.

PEGASA. Las barandillas pueden separar, unir o asir… agárrate a una y espérame.
Un beso volatinero.

María dijo...

Hola, Marina, preciosa_

Aquí vengo a leerte en un Sábado tranquilo, y es un placer encontrarme con versos en tu blog.

Cuando existen barandillas, no quiere decir que, únicamente, sirvan para apoyarnos, sino que puede haber separaciones, distancias.

Es triste sentise ignorado, como cuando puedes regalar sonrisas, y, en cambio, recibes la espalda de otra persona, o cuando estando en compañía te sientes sólo e invisible.

Un beso grande, Marina, y feliz día.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Como dice la copla: "Las cositas del querer 8del querer) qu'en la v'ia son así"

Un beso coplero.

SILVIA dijo...

Las baradillas son tan ambiguas... a veces son punto de apoyo, y otras, simples obstaculos con los que tropezamos.
Que bonito Marinita, me gusto mucho.
PD: ¡¡He vueltoooo!!
Mil besazos cielo!!!

Marina dijo...

MARÍA. Te leo en un helador domingo, entre trabajo y apuntes, sin tiempo para versos, pero con el placer de tu compañía.
Un beso y una sonrisa

MSM. Me ha gustado mucho lo visto, leído y sentido allende los mares… Ya te lo contaré de a poquito.
¿Un beso coplero? Ja ja
Completemos la copla con un beso tanguero.

SILVIA. … y s que a veces, las barandillas… barandillas son.
Beso de salud para ti.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Soldando encuentros, me impacto esa frase, y que especial es esperar y que nos den al espalda y al final estar juntos, solo la soldadura podría dejarnos juntos.
Saludos

Marina dijo...

Gracias ROY. Me gusta leer tus comentarios. Soldemos nuestra amistad. Nos enriquece.
Besos