11 de enero de 2010

10...11...12...13...

***
***
***

***
*** **
Al principio pensó que era una pesadilla, luego se dio cuenta que le sudaban las manos. Nunca le habían sudado las manos en un sueño. Las piernas, pesadas y libres se movían sin que su cabeza diera ninguna orden. Subir por esa escalera era la única opción.

Se sintió estúpido por no llevar encima ni un simple cortaúñas. Decidió ir a la cocina a por un buen cuchillo que ayudase a su ánimo… Sus piernas seguían subiendo; no había caso, tendría que ir con ellas.


***
***
Había contado hasta 10 peldaños… 11...12...13. El rellano. La puerta estaba entreabierta, no tenía que abrir, casi ni empujar. Todo estaba en tinieblas. La ventana había sido cubierta con un paño que dejaba pasar, apenas, unas rendijas de luz, tenue, silenciosa.

Entonces la adivinó. Para verla después.

Sentada en el suelo, las piernas cruzadas, con el olor del césped recién cortado que siempre la acompañaba. Respiraba despacio, pausadamente, sin sobresaltos.

- Ven, dijo al mirarle,
no temas, ya estás conmigo. Soy la herencia de tus sueños, la fiebre de tu vida…ven…

El timbre de la puerta, estridente y apremiante le despertó de golpe. Desconcertado, con el corazón latiendo de forma apresurada, bajó las escaleras hasta el primer piso. Abrió la puerta.

También en su vigilia. Allí estaba. Esperando...

…con ella entró ese olor a césped recién cortado.




***
***
***
Manuel Casadiego
me regaló esta inquietante fotografía.


***
***
***

39 comentarios:

Manolo dijo...

¿Inquietante la foto? Vamos, anda.
Inquietante es el relato.
¿No le escribirías los guiones a D.Alfredo?
Onírica y poética premonición de la última visita. Le habría ido mejor acompañarla sin haber despertado.
Besos

Anónimo dijo...

Yo habría suprimido la última línea y habría terminado el relato así:

....no temas, tú también estás muerto.... igual que yo.

Qué yuyuuuuuu!!!!!

Arquiacojonado

Felipe dijo...

Fotografia espléndida
Relato angustiado, en el sentido más existencial.
Hay como una sinergía en lo únisono de dos seres humanos.

No sé si lo he captado bien o no pero esa es lo que me ha hecho sentir.

Un abrazo compañera

Juan Carlos dijo...

¿No estarás preparando un remake de "Trece escalones" de Hitchkock ? Recuerdo perfectamente la película por eso de que fue la primera emisión de la "Segunda Cadena" que se pudo ver aquí y estaban en pruebas...

Manolo... que sí, que es inquietante.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Fotografía inquietante para una tersa narración llena de sombras.

ALEX dijo...

MARINA: ESTUPENDA LA NARRACIÓN...HAS EMPEZADO BIEN EL AÑO...TE FELICITO...UN BESO.

LOLI dijo...

Joe yo dejo a mis piernas y que suban solas,no entro ni de coña ;)y si encima me despierto y está ahí ya mira no se que hago.
Claro que si es un gran amor ,cambia la cosa pero tal y como lo cuentas parece una historia de terror y de eso ya he tenido bastante,jajajaja.ASÍ QUE NI SUBO LAS ESCALERAS Y ANTES DE ABRIR LA PUERTA MIRO POR LA MIRILLA.

UN BESAZO MUY GRANDE MI HADA.

carmensabes dijo...

Con ese olor a césped recién cortado, yo también subiría y bajaría escalones hasta llegar a mojarme...

Un besazo querida.

Manolo dijo...

Se me pasó en el anterior comentario. Marina, dime ¿Las guadañas no huelen a hierba fresca al acabar la faena?
Ya sé. La señora le segaba el jardín al protagonista del relato. Claro que sobre hierbas y jardines, Greenaway ya montó otra película, aunque en ella trataba de jardineros que atendían otros huertos. Llegados a este punto, casi prefiero al Sr.Peter antes que al Sr.Alfred.

Bueno, esta broma con reminiscencias cinéfilas es para mellar un poco el hierro de la guadaña.
Besos

Marina dijo...

MANOLO. No seas malo que a ti te encantan los relatos de miedo. De hecho tú le has dado el toque de terror… no yo.

ARQUI. ¿Dónde hablo yo de muerte? Chaval, chaval, que te has ido tú solito por esos cerros. ¿Tú yuyu? Jajajajajajajajaa, pero si cuento contigo para que me des la manita a la hora de dormir jajajajajaja.
Anda bobo, un beso.

FELIPE. La foto inspira las palabras, con estas foto es fácil escribir. Y sí, lo has captado perfectamente, orque es un relato abierto en el que cada uno puede darle su versión…Yo tengo la mía, claro.
Un abrazo compa.

JUAN CARLOS. Jajajajaja, pues al principio el título era a partir de 20 escalones, pero luego conté los de la foto y ví que tenía muchos menos. Me alegro que te inquiete la foto, porque el Manolín me quiere dejar en evidencia. ¡Toma Manolo!
Besos

PEDRO. Lena de sombras…o no, según tú decidas.
Un abrazo.

ALEX. Gracias Alex. Me animas mucho.
Besos

LOLI. ¿Miedito eh? Jajajaja. A mí en una ocasión, las piernas me llevaron donde ellas quisieron… menos mal que iba con mis amigas para reconducirme, no sé dónde habría terminado…¡las muy ladinas!!.
Te quiero pk.

CARMENSABES. UMMMMMMM a mí me encanta ese olor… por eso sube… sube… y llega.
Calorcito pal corazón.

MANOLO. Mira que estás empeñado con la guadaña, metiéndole miedo al personal…¡Ay, ay,ay,! Ya verás cuando estés tú solito en el trabajo y veas sombras por la escalinata…sombras y sonidos…¡¡¡uhhhhhhhhhhhhh!!!!
Besos con sombras.

BB dijo...

Marina: A mi me ha encantado esa
nota de suspenso que le has puesto
al relato, que te llena de escalofríos, ciertamente.
Nunca había pensado en la muerte
con olor a césped recién cortado,
si entendí bien tu relato.
Un beso
BB

Adolfo Payés dijo...

Soy la herencia de tus sueños.. excelente..
Me quedo con estos versos..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Henar dijo...

Con este texto, la foto se hace inquietante... ¿tiene segunda parte?

NERIM dijo...

Siempre me ha gustado el olor a cesped recien cortado, me recuerda a mi infancia cuando iba camino de Béjar.
Asi que por más que quiera, no me parece inquientante ni la foto ni el relato.
Más bien impresionante.

BESOTES GORDOS!!
Miren.

Elvira dijo...

Espléndido y sugerente relato onírico, Marina. La foto me ha recordado un poco a un cuadro de Hopper que puse en mi blog. Te dejo un enlace:

http://floresypalabras.blogspot.com/2009/09/edward-hopper-escalera.html

Besos, guapa!

Escéptico dijo...

Me gusta este esfuerzo por hacer buena literatura.

LAGUN dijo...

¿Y dices que no es una de miedo?

¡Ah! ¡Ya lo pillo!

Lo de cojer el cuchillo es para acompañar a su mujer, que se había saltado el régimen y había subido a la cámara para zamparse los jamones que allí guardaban. ¿No?

Claro, que no estoy muy seguro.

Todavía me tiemblan las piernas con tu relato.

Un beso.

Anónimo dijo...

Buenos días, Marina:

Faltaban bastantes escalones para llegar a los 39, de Hitchcock. Es una escalera normal y corriente. Y el olor a césped recién cortado, muy agradable.
De la señora con la herramienta esa cortante, no hay quien se libre. Por lo tanto, mejor pasar de ella. Y su olor no es, precisamente, a hierba fresca.
- Ágatha Christie, hablaba de su Greenway House, como el lugar más bello del mundo.
- ¿A qué Peter se refiere Manolo?. A Cushing, a Sarsgaad...

Saludos. Gelu

P.D.: Estupendo descubrimiento el blog de Elvira. Y sus varios post con cuadros de Edward Hopper, cuyos personajes hablan. Uno de mis favoritos: Automat-(1927).
Y su escalera...

Anónimo dijo...

Eres cojonuda, lo que te da de sí una buena y sencilla fotografia. BESOS OBESOS
Mada.

MIGUEL ANGEL dijo...

Por un lado la fotografía es admirable. Por otro lado el relato da mucho que pensar. Yo que tú me planteaba escribir un libro y publicarlo porque tienes mucho talento e imaginación. Enhorabuena por tu creatividad. Un saludo.

SILVIA dijo...

Hombre... de miedo, miedo no es. Pero un poco de susto si.
El olor a cesped recién cortado me recuerda mi infancia, como a Nerim. Pero lo del cuchillo, y esa foto.. ¡Joé!. Yo me hubiera cagao toíta!!!
Estoy de acuerdo con Miguel Angel ¿para cuando un libro?
Eres buena pequeña. Mil besazos!!!

Marina dijo...

BB. Cuando escribo un relato abierto, como este, me sorprenden las interpretaciones que le dais, me sorprenden y e encantan. Manolo ha sido el primero en decir que era la muerte, los demás se dejaron llevar de sus palabras. Carmensabes le da una interpretación más amable… todas valen, todas son acertadas…yo nunca he dicho que fuera la muerte…pero….
Un BBeso.

ADOLFO. Y, Si es la herencia de sus sueños ¿Quién o qué podría ser?
Un abrazo.

HENAR. No Henar, he aprendido que no soy buena partiendo relatos.
Un beso.

NERIM. Muy bien, una nueva interpretación. ¡UMMMMMMMMM que bien huele!
Te quiero fea.

ELVIRA. He ido a tu escalera y me gusta…aunque no sé si podría subirla, demasiados escalones para mí. ¿Para cuando el ascensor?
Tienes un blog precioso y lleno de sorpresa, Hada de las Flores.
Besos corazón.

ESCÉPTICO. Lo cierto es que estoy en el camino. El tiempo no importa, no tiene valor en este telar, lo importante son los pasos que hayas dado. Yo estoy todavía al principio del camino, con esfuerzo, por eso. Gracias.

LAGUN. Jajajajajajajaj. Bien podría ser como tú dices…bien podría. ¡Qué bueno!
Un beso o dos.

GELU. Manolo…¡Ay Manolo” cualquiera sabe a quien se refiere mi erudito preferido. Mejor que te lo diga él que si me equivoco me hace un conjuro y me convierte en rana…claro que si luego un chico guapo me besa …
El blog de Elvira te lo recomiendo vivamente y a todos los demás tb. Lástima que yo haya tardado tanto en ir a verla.
¿Para cuando tus escritos?, te esperamos con verdadera impaciencia.
Un beso guapa.

MADAAAAAAAA. ¡Te echaba tanto de menos! Jo, me tenías abandonada…bueno y yo a ti un poco tb. Gracias por volver, no te vayas tan lejos que luego no encuentras el camino.
Te quiero mucho, mucho.

MIGUEL ANGEL. Me alegra que te hayas acercado por aquí. ¿Un libro? ¡Eso son palabras mayores! No me atrevo ni de coña con un libro. En serio no podría con él. Pero gracias por creer que sí.
Un abrazo.

SILVIA. Otra que tal. El día que yo escriba un libro, os avisaré para que hagais el prólogo al alimón ¿ok?
Eres un amor.

WOLVERINE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
WOLVERINE dijo...

Lindo relatom algunas cosas me parecen que son muy inquietantes, lo admito, esa escalera me hizo pensar que me gustarìa correr detras de ti alcanzarte arriba de los escalones, abrazarte y besarte dulcemente el cuello... no sè, debe ser un sueño que tengo a estas horas de la madrugada...

Salu2 de WOLVERINE.

PD: Es un dulce sueño... :-)

María dijo...

¡¡¡Ta,ta,ta chán....MARINA!!!

ja,ja,ja ¡¡Se me ha puesto la carne de gallina!! ja,ja,ja
Tenías que haberle dejado que subiera esas escaleras tan imposibles de resistir envainando un cortauñas, como única defensa, sería atómica la escena...

No sé, a mi el olor de césped recién cortado me encanta, no me provoca una sensación terrorífica, la verdad...Ya sé que la muerte lleva una guadaña y eso... Pero fíjate, a mi me suena a una chica que ha estado dando "rolos por la hierba" ( así rodando sobre si misma por ella, toda loca ) y huele y lleva briznas de ella por el pelo... Como si se le apareciera, la parte burubujeante, pasional y chispeante que llevaba en su subconsciente, pero en forma humana...Algo así, como la mujer de sus sueños... ¡¡es que soy una romántica, que quieres!!

Mil besos, preciosa.

P.D.
P. ya te ha leído, me ha dicho que le cuesta darte su opinión, pero que te la dará...Te advierto, que ella es así, más de sustos espeluznantes, chorros de sangre y cosas asquerosas de esas...ja,ja,ja A ver que te cuenta...

Conste, a mi me ha encantado. No sé como eres capaz de hacer cosas tan mágicas, en tan pocas líneas ¡¡Con lo que yo me enrollo xD!! ;-)

Más y más besos, hada.

CarmenBéjar dijo...

Uuuuuhh, qué miedo. No sé qué me lo provoca más, si el sueño, la escalera, la mujer con olor a césped o la fiebre d ela vida que mencionas. Creo que todo un poco.

A veces creo que no sé si la vigilia es el propio sueño de mi cerebro o es en sueños cuando realemente está uno vivo. Em ambos casos el cerebro funciona a todo vapor. Incluso a la luz del día los cerebros de algunos tienen menos actividad que durmiendo, jejej

Un besito

cuarentaydosymedio dijo...

... olor a césped recién cortado...
Si fuera heno... con el heno se puede hacer una buena cama, con el césped..., no sé. Prefiero el heno, y luego retozar en el almiar.
¿Quién se apunta?

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con cuarentaydosymedio. Lo del césped recién cortado me parece muy pijo. Una mariconá, vamos.
Cuando yo era pequeño no había césped. En tal caso había olor a heno (jeno) recién segado.
Y no sigo con las hierbas que luego me lío.

Arquiherboreo.

Marina dijo...

VOLVERINE. Siempre digo que yo no soy la protagonista de mis historias…pero visto tu sueño, en este haré una excepción…quizá me deje pillar por esas escaleras.
Te dejo un beso para ese dulce sueño.

MARÍA. Hola preciosa. Cuando salgo de mi casa por las mañana, están los jardineros en el parque segando el césped y ¡ummmmmm! Me encanta. Tengo ese olor metido en la cabeza. Sigue siendo una romántica o no serías tú.
Un cariño.

P.D. Dile a P. que la espero, aquí o en el correo…pero sólo si quiere.
Un beso para ella.

CARMENBEJAR. Los sueños…sueños son, que decía el poeta. Aunque a veces creamos que son realidades…al final, el timbre de la puerta siempre nos despierta.
Besos helados…¡Qué frío hace, vecina!

CUARENTAYDOSYMEDIO. …Heno? Pero el heno se mete por la nariz y te hace estornudar. Claro que si ofreces un retozo…¡Me apunto!
Besos sobredimensionados.

ARQUI. Osea, chiquitín que tú eres de hierbas…bien, pues herboricemos cual mariposillas de hierbita en hierbita….como ya he aceptado heno como animal de compañía, pues lo vuelvo a aceptar…el caso es llevarme al guerto…y yo que me dejo.
Un besazo sureño

Escéptico dijo...

Vuelvo a la escalera. Si quieres, te acompaño a subirla y descubrir lo que hay al final.

Marina dijo...

ESCÉPTICO. ¡ay dios! ¡Qué esperarás tú encontrar al final de la escalera!

Descúbrelo por tí mismo y luego nos lo cuentas.
Un abrazo.

Escéptico dijo...

No me gustaría encontrarme el vacío. Preferiría que alguien me esperara.

Bretema dijo...

Hola Marina, he leido tu entrada todos los días desde que la publicaste, tiene algo que me atrae para leerla otra vez.
Cuando voy a comprar ropa, un mantel o un cuadro para casa, cualquier cosa, digo me gusta o no me gusta pero no soy capaz de verlo en la pared.
Eso mismo me pasa con tu entrada, me falta el antes de que llegue y el despues.
Creo que me he liado y casi ni yo mismo me aclaro, como el relato vamos que necesito que lo acabes.
Besos

Marina dijo...

ESCÉPTICO. Siempre hay alguien esperando al final de una escalera. tu, sólo, sube.

BRETEMA. Gracias por ocuparte en mi relato. Tú eres el antes y el después. Cada lector encuentra su final y cada uno le da su sentido. Tú eres el final de la historia.
Siento si te decepciono, pero debes buscar tu propio final y colgar, finalmente, el cuadro en la pared.
Un beso

Max E.G.B. dijo...

Relato que logra su fin... Llega.
Tengo la sensación de que estás puliendo tu estilo.
Un saludo.

Makiavelo dijo...

La foto inquietante, pero el texto es nucho más angustioso. Me planteo si dejar de utilizar las escaleras.

Saludos.

Elvira dijo...

¡Muchas gracias, Gelu y Marina!!

Me gusta eso que dices de que siempre hay alguien esperando al final de una escalera. Suena muy bien.

Besos!!

Ñoco Le Bolo dijo...


Después del miedo que he pasado sé, que a partir de ahora, deberé dormir siempre con un cortauñas... al menos. Y algo para calentar el riñón... claro.

bsgns

CR ____________________________________
LMA

MeTis dijo...

mujer, no me des estos sustos....

de las fotos coje lo que quieras.

algun dia puedes encontrar mas en WWW.linaphotoalbum.wordpress.com
Es mio :-)