3 de junio de 2010

Debajo de su luz

***
***



***
***
Sus luces alargadas, amarillas, calientes, nos alumbraban por aquellas callejuelas. Yo bajaba deprisa, metiendo mis tacones por las rendijas de adoquines mal encajados, como mi alma.

Dibujaban la silueta de mis preocupaciones, los miedos que escondía bajo mi abrigo, los fríos tiritones que estremecían mi camino. Eran ellas, las farolas.

Debajo de su luz se dibuja mi mundo, impreciso, ensimismado.

Siempre espero encontrarte debajo de su luz…
***
***

Farolas en Torres del Río. Al fondo iglesia de Sansol, Navarra.

Foto Ñoco le Bolo.
***

**

43 comentarios:

Bretema dijo...

Entrar en tu casa y relajarme viendo las fotos, es una de la metas que pongo en el día.
Luego leo, mis neuronas se despiertan interpretando, adaptando los textos a mi imaginación.

Cuando llego a tu casa los minutos no tiene prisa por durar sesenta segundos, los problemas me dan una tregua, solo oigo silencio que me transporta por los sueños...

Gracias a Ñoco por las fotos.
Gracias a ti por los sueños.

Jose dijo...

Así me pasa que achicharrado por el Sol ,y mi sesera en continuo hervor me ha traído por aquí y no sé pá qué.

¿será para que disfrute y aprenda a leer este bellisimo poema,y me pueda cobijar a la sombra de este asombros lugar?

MeTis dijo...

no, que si me pongo bajo una farola me preguntan cuanto cobro. :-))))

Ana del guisante dijo...

Mmm a mí me gusta ver bailar diminutas motas de polvo bajo el influjo de la luz. Me recuerdan que somos pequeños...

Felipe dijo...

Sin duda que la luz de las farolas perfectamente alineadas como se alinea cada latido estarán rocienado su figura,esmaltada de sombra y carne para tus ojos nocturnos
___________________

Saludos

Ñoco Le Bolo dijo...


Serán esas. Serán otras. Será el Sol. Será la Luna. Si algo hubo, algo habrá de permanecer bajo la luz, algo habrá de encontrarse.

BSGNS

CR & LMA
________________________________

Juan Carlos dijo...

Bien adaptado el texto a la foto de tu amigo Ñoco. Como siempre con mucha sensibilidad.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay luces que ayudan a iluminarlo todo por dentro.

Anónimo dijo...

Que tendran las farolas que siempre hay algo que contar,algo que recordar debajo de ellas?Asturias....patria querida...Asturias....jajaesa creo que fue lo ultimo que recuerdo debajo de una farola,.mil besos,conj 11

Sunsi dijo...

Preciosa fotografía, Marina. Apoyarte en una farola y observar la sombra que proyecta el alma. Así, como temblorosa y esperando. Siempre esperando ...TE

Besos. Qué bonito escribes.

Marina dijo...

BRETEMA. Me gusta que procrastines en mi blog, de hecho estoy encantada, pero, por favor…¡¡¡Trabaja que alguien tiene que levantar este País!!! y yo cuento contigo.

¿Sabes que la foto de Ñoco y mi texto estaban hechos el uno para el otro y cuando se conocieron no nos quedó más remedio que liarlos? Tal como te lo cuento.

Besos fluorescentes.

JOSE. Fui a tu imperfecto blog lleno de perfecciones. Voy a enlazarte para no despistarme y que tengas tu trocito de sombra.
Besos cobijados.

MeTis. Diles que los cobros a la vuelta de la esquina je je je.
Besos revoltosos.

ANA. Es cierto, somos como meras motas de polvo, pequeños e insignificantes, pero temendamente necesarios.
Besos Bailones.

FELIPE. Mis ojos son nocturnos, cierto, los heredes de un gato que me adoraba.
Besos gatunos.

ÑOCO. Mientras mis palabras se encuentren en el comino con tus fotos, será lo que será.
Besos permanentemente encontrados.

JUAN CARLOS. Ya digo más arriba que estaban predestinados.
Besos sensibles.

CONJ.11 Pues como recuerdo no está nada mal. Creo recordar que yo tb la he cantado más de una vez.
Besos asturianos.

SUNSI. Tus comentarios siempre me hacen sonreír. Cuando una tristeza se dibuje en mi cara, te llamaré.

Besos y gracias.

CarmenBéjar dijo...

¿Por qué preferimos la luz de las farolas a la tierna envoltura de la oscuridad invisible y anónima? Quizás... sinmplemente por no caernos en una zanja, jejej

Un besito

Jose dijo...

Gracias estimada joven y bella doncella y no plebeya la cual reluce mas una estrella.

Es de agradecer que a un sin techo un poquito de sombra le puedan ofrecer

Un abrazo

SILVIA dijo...

Pues a lo mejor, si me pongo bajo la farola... hasta me ves!! Jiji!!
Besillos gamberra!!

Jesús Cabezón dijo...

¿Por qué no estabas ahí en el momento de la fotografía?

Jose dijo...

¿Podría ser un chocolate por favor?

Como le digo al comino de Marinita mi vecinita de seis años de edad,cuando me dice jose ¿Me compras un pies? uno y cien te compraré para que te los puedas comer,saltando se agarra de mi mano y a la heladería vamos volando.

Así que un chocolate dos o tres con sus correspondientes churros
para que de nada tenga que carecer

Un nervioso saludo y es que el café hace de las suyas también

Cris (V/N) dijo...

Otra magnífica colaboración Marina, Ñoco y tú, perfecto!!!!!

Saco de besotes para ti :)

Marina dijo...

CARMENBÉJAR: Tú no te caerás nunca en una zanja, pues revoloteas cual polilla por las farolas de tu ciudad…que te he visto yo.
Un beso volátil.

JOSE: Sombra, refugio y hasta un pelín de cobertura…quizá algún día disfrute yo de la tuya, si soy merecedora claro, si no que el refulgente sol me achicharre.
Un abrazo sombreado.

SILVIA: Renacuaja, en serio que ir iré…pero cuando los tiempos propicien una lectura completa. ¿Vale?
Besos formales…que yo lo soy (jejeje)

JOSE: Cambio o alterno chocolate o pie…es que me pones en un brete. El chocolate calentito, dulce, sabroso y los churros ummmmmm pero el pie…yo soy muy de pie de fresa. Lo dicho, alterno.
Besos pieleros chocolateados.

CRIS: Es lo que tiene colaborar con el maestro, que las palabras salen solas.
Beso reguapo para ti, hermosa.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Preciosa la foto y estupendo el texto, siempre sobrado de luces.

Un beso iluminado.

LAGUN dijo...

¿Debajo de las farolas? ¿Y que tal a luz de la Luna?

Besos

Marina dijo...

MSM: Gracias, tú siempre tan galante.
Besos agradecidos.

LAGUN: Tampoco hay que hacerle ascos a la luz de la luna, pero eso se lo dejo a los gatos...iré con ellosalguna vez.
Besos

Marina dijo...

JESÚS: Te salté sin darme cuenta.
Yo no estaba allí, ¡lástima! pero el lugar y el momentos sí estaban para mis palabras, con eso tengo suficiente.
Un beso

Gema dijo...

Hola Marina,

Siempre que vengo a verte y leo lo que escribes se me queda cara de tonta, pierdo las palabras. Una vez más, te FELICITO en mayúsculas.
un abrazo,
Gemma

María dijo...

¡¡ De verdad MARINA, que tengo alzheimer !!

Hace un montón que vengo, veo tus farolas y digo, sigue con la misma calle de siempre, bueeeeeeno,
vuelvo otro día...

De pronto, me pongo a buscar mi comentario y...
veo...¡¡¡ay, Dios lo siento!!! que...¡¡¡no te he dejado ninguno!! ¡¡no te lo creerás pero, pero la luz amarilla de tus farolas, me están dejando un cutis fino y sedoso que no veas!! ;-)

La verdad, es que ando medio destornillada últimamente, a penas tengo tiempo de ver ningún blog, con el rollo que me he montado en el mío...
Y para remate de mis agonías mentales, que de verdad, que todas esas historias, me han metido un miedo en el cuerpo que no puedo. Ayer, me encuentro a un súper cerebro de las finanzas en la tele que va y suelta tan fresco, que lo único importante es reducir el, déficit nacional y que se avecina una de las depresiones más bestiales de la historia...¿¿¿ No tendrás tú alguna buena noticia escondida bajo tus preciosas farolas???

Voy a pasearme otro momentito, bajo ellas a ver si como a tí se me aparece el príncipe azul, que ilumine este lúgubre panorama.

¿¿Tú estás contenta ?? ¡¡¡Ojalá que sí mi cielo!!!

discúlpame y para la próxima,
acércate y como otras veces sóplame...
siempre eres tan poética, que lo de la luz amarilla
que me dijiste en casa, ni por recomendación la relacioné con esto...¿¿o sí lo hice cuando pensé que ya te había comentado?? ¡¡ay, no sé, mi cerebro debe ser de rebajas y ya no carbura!! ;-)


que te quiero, cosa guapa...
¡¡¡ARTUROOOOOOOOOO, porfa!!!
no hagas esperar a tu cariñito,
que se está helando!! ;-)

Muaaaaaaaaaaaaaacks

cuarentaydosymedio dijo...

Pues abrígate bien que vuelve el frío, no siendo que la espera sea larga. Y cuidado con los tacones no des con las rodillas en el suelo.
Besos luminosos

Jose dijo...

Estimada Marina están abriendo una autopista para esperar a la reina de las
letras que de Béjar tiene que llegar.
Tropiezan con un problema y es que se han encontrado con un muro y el dueño no lo quiere derribar, para que todas esas esencias en letras ensartadas, no puedan pasar y en el muro se tengan que quedar, para uso disfrute del dueño del lugar.

Marina dijo...

JOSE: Escribamos pues en el muro hasta que el peso de las letras sea capaz de derribarlo...¿Me ayudas?
Besos

42'5. ¿Tú quieres que me mate? ¿Yo con tacones? Mira a ver que fumas Duende, que no todas las hierbas sientan bien al cerebro.
Por cierto ayer me compré unas botas porreras azules y otras rosa palo, para juerga de algún que otro amigo.
Besos corazón.

MARÍA. Tienes razón, la próxima vez soplaré y soplaré y te traeré directamente a mi blog a dejar tu comentario.
No Habría cambiado la entrada sin avisarte mi niña.
Por cierto, estoy genial y puedo con todo...con ayuda claro.
Besos mi enana.

GEMA: Una vez más GRACIAS con mayúsculas.
Besos

Jose dijo...

Ha sido un bonito regalo que lo recibo con una gran ilusión, esperando ilusionado que esta estimada docente se le ocurra hacerse presente ,con algo magistral y a sus lectores los pueda deslumbrar .como deslumbra esa imagen que no deja de mirar a todo el que se atreve a pasar

Gracias

PEGASA dijo...

Vaya. Yo que ando como alma que se la lleva el diablo, ultimamente. Buscaría esa luz por fugaz que fuera, para nunca perder el norte que me lleve a buen puerto.

Besitos, cielo

Elvira dijo...

¿Tu alma mal encajada? Noooooo.

Besos, Marina!

mi nombre es alma dijo...

Hay farolas que dan tanta luz y sin embargo no nos alumbran.

Saludos

María dijo...

Muy bonita la fotografía de Ñoco Le Bolo.

A mí me parece muy románticos los encuentros bajo la luz de la farola y con la luna por testigo, y en algunos momentos se agradece que alumbren poco, jajaja.

Un beso, preciosa.

Marina dijo...

JOSE: ¿Me pides una entrada nueva? Sí, ya sé que estoy un poco retrasada con el blog, pero ¿Tú sabes lo que es una inundación de papeles? Pues en eso ando, desinundándome. Tengo algo en el horno… a ver si entre esta noche y mañana… a ver.
Gracias a ti.

PEGASA: Coge La luz que necesites, creo que la primera farola alumbra más, yo me quedo en la segunda y comparto contigo mis bombones.
Besos mi niña.

ELVIRA: A punto anda de encajarse mal, la muy ladina…pero no hay miedo.
Besos H. de F.

ALMA: Las mías sí alumbran, no en vano las encendió Ñoco le Bolo para mí.
Un abrazo.

Marina dijo...

MARÍA: Comentabas a la vez que yo y no te ví.
La foto de Ñoco es preciosa, como todas las suyas; Así no tiene mucho mérito escribir.
Besos azules.

BB dijo...

Tenía tiempo de no entrar por tus predios, Marinita, y siempre me conmueve tu lirismo. Bajo esas farolas que iluminan tu mundo,ensimismado y preciso, econtrarás lo que buscas.
Un beso
BB

Makiavelo dijo...

Esa luz tan necesaria. Testigo mudo.

Fabuloso.

Besos.

Marina dijo...

MAKIAVELO: Gracias.
Oye, no puedo abrir tu blog. No me deja entrar, tengo que hacer algo? Ya me dirás.
Un saludo.

la jardinera dijo...

¡Ay los tacones y los adoquines! ¡Siempre enfadados!
Una vez me hice casi un esguince al quedarse encajado el tacón de mi bota en una de esas fastidiosas rendijas. Me salió el pie del botín y el susodicho se quedó allí, pasmado. con cara de caracartón. Yo casi me muero dle susto, y de la vergüenza, y de la risa...

La foto, preciosa, como todas las de Ñoco. El texto precioso, como todos los de Marina.

Mua,

Marina dijo...

JARDINERA. Los tacones, tan levados ellos, tan por las nubes y tan haciendo siempre lo que les da la gana. Yo los tengo castigados en el fondo del armario, por díscolos.
Gracias por tus piropos, lo cierto es que me encantan, se lo diré tb a Ñoco.
Besos floridos.

Jose dijo...

Marina

Mis vecinos han venido este fin de semana con sus cuatro hijos,

el cominillo Marina de cuatro años nos ve sale corriendo le tendemos los brazos pasa de mi hermana .

Conmigo se funde en un abrazo no nos decimos nada solo transmitirnos esas sensaciones de
alegría incontrolada,la dejo en el suelo se abraza a mi hermana comiéndosela a besos una y otra vez.

Este comino como se acuerda de mis paseos nocturnos pasando a su vera diciéndome José ¿Me compras un pies?La miro embobado esa carita de ángel y vocecita angelical
le digo a ti te he de comprar un pies y cien mas si es menester,para que tu te los puedas comer

Me da su manecita se pierde entre la mía que grande sentir el contacto de toda la ilusión que
en su carita resplandecía.

Marchamos ella dando saltillos de alegría yo mi corazón dando latidos de emoción de ver lo contenta que va a la heladería para que le compre el pies que ella quería

María dijo...

¡¡¡Lo sientooooooooo!!!

Es que soy cortita ¿sabes?
No te pillé que lo que querías era esto:


¿¿¿¿PORQUE ERA ESTO VERDAD????;-)

Si es esto, cuando puedas ponme un si en el blog y te la dedico allí expresamente para ti...

Como los novios de los pueblos jajaja


Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaks ;-)

TQM

María dijo...

¿¿¿ O quizá, ES ESTA OTRA ???;-)

Necesito el apellido, jajaja

ana dijo...

A veces, tan sólo una pequeña candela basta.

:)