21 de septiembre de 2010

FEMME DE CHOCOLAT




Hoy quiero contar una historia real, para variar. La historia de una mujer de chocolate. Con el corazón blandito y delicioso, pero con el espíritu de hierro forjado en las herrerías toledanas de siglos pasados.

La conocí cuando ella me encontró, en una de esas casualidades de la vida, que agradeceré siempre al destino.

Su empuje, su vitalidad, el entusiasmo de sus locuras, transformadas en un modo de vida. Mi Femme pasó de dibujar su vida a vivirla entre fogones, formas, sabores y deliciosos olores que me tienen embrujada.

Siempre ha sido y será mi Ardilla. Corriendo de un lado a otro, haciendo lo imposible, buscando y peleando, pero, sobre todo, trabajando y consiguiendo.

Os dejo el enlace a su página web porque merece el tiempo que le dediquéis a pasear por ella. Sabiendo que puede enviarnos cualquier cosa. Por cierto sus trufas ummmm ¡Por favor una de trufas!

http://www.celebratusfiestas.com/



28 comentarios:

Elvira dijo...

Tienes tooda la razón. Femme d chocolat es grande. Besos a las dos

la jardinera dijo...

No la conozco. Iré de visita, pues.

Besicos,

la jardinera dijo...

No sabía de su existencia, pero me ha ido muy bien visitarla. Mi cuchi cuchi vivie en zaragoza y voy muy a menudo. Gracias.

Satine dijo...

me parecen fascinante...sus comentarios siempre son concisos, divertidos, inteligentes...me gusta FEMME...y no sólo porque sea de chocolat...besosss

femme d chocolat dijo...

Pero qué cielico más enorme eres, Marina. GRACIAS, GRACIAS, y sobre todo gracias por avisármelo en sms... llevo unos días que : puff, apenas tengo tiempo de ná. (Afortunadamente la cosa va bien, y el trabajo llega uno tras otro, pero eso resiente mi vida personal, trabajo todos los días del año, sobre todo los de fiesta... y eso..." mmmm: tengo que hacérmelo mirar"). Así que, entre eso, tratar de investigar rutas nuevas... nuevos experimentos, promociones, papeleos diversos que aún quedan... y alguna triste pérdida -de amistades familiares- que otra a la que hay que acudir, y que -de rebote- me dejó depre y para el arrastre ... La verdad es que no llego a todo. Mi blog anda parado, y mis agradecimientos varios y debidos a todas las gentes que tan amablemente escribieron: también. Pero bueno. En algún rato podré hacer todo, digo yo.
JÓ, me levanto a las 6 de la mañana... ¡ y aún así no me cunde!

BUAAAAAAAAAAAA I need help!, jajajjajajaj


^_^

GRACIAS POR TODO, Y A TODOS
y a tí: TE QUIERO, MARINEJA ^______^

( Necesito vacaciones en mi árbol...)

Myriam dijo...

Fui a su blog, Marina... Una delicia y una perdición total.... jejejeje

Besos

María dijo...

¡¡¡Hala, otra para el club de la blanditas pringosas!!! :-) jajaja.

Que además muy equivocadamente la gente se piensa que como vamos a veces rebozadas de azucar, no sabemos apretar los dientes los puños y lo que haga falta y tirar con lo que sea. Me encanta esta gente y tu FEMMME, tiene toda la pinta de ser así.

Lástima que a mi me pille taaan lejos, con lo dulcera que soy yo, me iba a quedar a vivir en su casa y además veo que necesita ayuda...

¿¿¿Te vale virtual??? a mi la reportería se me da de pena, pero aprendo rápido, que conste.

Muy bonito MARINEJA, pero ¿cómo no se te va a querer a ti? anda ven que dan ganas de chuparte jajaja ¡¡pero que loca estoy!! tú tranqui, lo mío no es preocupante, es que hoy estoy feliz que me he quitado dos toneladas de trabajo esta noche, a penas he dormido nada, pero ¡¡qué gusto cuando uno se quita las espadas que cuelgan sobre la cabeza!! ;-)

Muuuuucho, pero muchos besos de chocolate y montón de cosas ricas.

Habibi dijo...

Soy una priviligiada. Puedo asegurar que todos y cada uno de los bombones son deliciosos.

Muchos besos

carmensabes dijo...

Qué bueno lo de femme, estoy muy contenta con este dulce negocio que ha emprendido.
Es una mujer especial, no cabe duda.
Le tengo mucho cariño, su energía contagiosa, su manera de compartir...

Seguro le irá a las mil maravillas.

Besitos

Jose dijo...

¡Ay el chocolate!quién no se pirria por saborear un gran chocolate con churros o porras.

Bueno haremos una visita para ver ese chocolate y a su dueña haber como está.

Un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Voy al enlace. Me ha atrapado tu forma de comenzar la entrada: la historia real de una mujer de chcocolate.
Besos.

Ana, princesa del guisante dijo...

Lo que hace del chocolate un manjar tan delicado y especial es que su temperatura de fusión es la temperatura corporal. Al derretirse con el contacto con la boca, podemos paladear su sabor casi perfecto.
:-)

Marina dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, en mi nombre y en el de mi ardilla de chocolate.

Habibi: Gracias por dejarme un comentario. Es cierto que sus bombones endulzan hasta el alma.
Te dejo un suspiro y una lágrima... De chocolate, por supuesto.

Dr.Mikel dijo...

Me encanta el choco-late.

LUNA dijo...

Bueno, bueno, pues voy de cabeza....
Gracias, princesa.

Cris (V/N) dijo...

Marina, que bonito lo pones todo hija, aissssss, hasta a mí que no me gusta en exceso el chocolate me has abierto el apetito :) Besotes!!!

CarmenBéjar dijo...

Me la imagino como la prota de la película Chocolar, haciendo dulces de una manera casi ritual, al estilo de los mayas.

Besos

Bretema dijo...

Ummm Femme de chocolat, solo el nombre hace que se le quiera.
Estoy sentado delante del ordenador con un café amargo y en la otra mano un pedazo de chocolate. ¡Que bueno!
Desde luego Marina hay que reconocer que sabes donde está lo bueno.

Un beso muyyyy pringoso de chocolate.

Muuuuaka

Anónimo dijo...

Saludos desde las calidas tierras extremeñas.
Estoy organizando algo que te comenté. Ya tendrás noticias.

Arquitrabado

Jose dijo...

Parece ser que por no despreciar un atracón de chocolate se ha dado, y como todo en exceso no es bueno,pues el chocolate una mala pasada le ha jugado, y ahora solo puede tomar manzanilla y nadamás,quedandose en casa para descansar.

Un abrazo

Marina dijo...

Que comentarios tan chulos, Femme estará encantada y yo agradecida.

Por cierto Arquitrabado, mándame un correo y cuenta, hombre cuenta. Ahora qué hago yo con mi tremenda curiosidad ¿eh?

Segundo por cierto, tengo un libro para tí...ya sabes, lo prometido es deuda chavalín.

Jose dijo...

Pues copie copie que yo me chivaré a la profesora que lo sepa usted

Un abrazo

Marina dijo...

vale, vale, ya vuelvo y le pongo algo de producción propia...pero es que Bre me djó copiar...

¿No me debe usted un correo, malndrín?

Un besín.

María dijo...

¡¡¡¡ ALE, MARINEJA, PARA QUE HOY LA MARCHA TE PONGA UN SONRISA A MIL POR HORAAAAAAAAAAAAA Y SÚPER GRANDE !!!


Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaks :)))

Mistral dijo...

Pasaré a visitar a tu "ardilla"

Saludos cordiales.
Un verdadero placer leerte y... gracias

Marina dijo...

Buena marcha María.
Besos cielo.

Mistral: de nada por supuesto, gracias a tí.

LOLI dijo...

Buff,prefiero alejarme de las tentaciones ;)

Un besazo

María dijo...

Hola, Marina:

Antes de nada, quiero darte las gracias por el poema que me dejaste en mi blog, ¡¡¡¡¡es precioso!!!!!!!! es un bonito detalle tu regalo, perdona que no te lo haya dicho antes, y al leer ahora mismo tu comentario, lo primero que hice es venir ahora mismo corriendo aquí: MIL GRACIAS, PRECIOSA, incluso me has hecho ver el otoño de otro color jajajajaaj, a pesar de que no me gusta, pero todas las estaciones han de pasar, y hay que adaptarse a ellas, aunque a mí me cuesta al principio acostumbrarme a ese cambio de verano a otoño, del cambio de luz, de colores, los árboles quedan desnudos, después de ver el colorido del campo en verano con esas amapolas y flores de todos los colores, a verlo todo tan apagado, Marina, me hace cambiar la sonrisa por una cara más seria, no puedo evitarlo, siento el otoño algo nostálgico, pero al leerte me hiciste ver el otoño con una sonrisa llena de luz, gracias de verdad.

Iba a ver ahora mismo el enlace de ese blog, pero lo dejo para otro día, porque precisamente, me ha enviado un email ahora mismo Loli, y vamos a hablar un ratito.

Un besazo preciosa.

PD.- Gracias también por lo que me has comentado de la pizarra digital, mi hija la utilizará al año que viene, y me gustaría mucho conocer más detalles sobre ello, si tienes alguna información que pudieras ofrecerme te lo agradecería.

Más besos.