8 de marzo de 2011

¡QUÉ LLUEVA QUÉ LLUEVA...!






¡Qué llueva qué llueva la Virgen de la Cueva…!


resuena en mis oídos

su música salpica cada gota que cae

soplando cabellos, cara y abrigo

abrimos paraguas con sobresalto

puntas desafían la tormenta

afiladas, certeras, con réplicas sombrías

tela azul de impermeable

no impedirá que intente desasirme

que corra por las calles

buscando agua de negros nubarrones

nada será bastante para secarme

sólo viento avezado, divertido

soplará entre mis dedos

derramando un soplo de calor inadvertido


trueno pasará por mi cabeza

no tomará café, será muy tarde

irá de punta en punta de paraguas

buscando alma de asustada frecuencia

mientras el rayo juega a destrozar el árbol despistado

derramando esquirlas que se claven

dentro de conciencias.


la tormenta se irá como ha venido

dejando en su camino mil lecturas

elige bien cuál llevarás contigo


escucha, reconoce la canción de los niños


¡Que llueva que llueva…!




Esta poesía está inspirada en la entrada que ha hecho María sobre la lluvia en su blog "El saco de mis pensamientos"... de hecho es el comentario que dejé en su blog. Os lo recomiendo.
La fotografía es de la red.




32 comentarios:

sunsi dijo...

Me he quedado empapada de este poema. Precioso, Marinilla. Hay lluvias muy buenas... Calan. Y cuando parece que ya te has secado esperas que vuelva a llover...Que llueva, que llueva... lluvia y también café en el campo.

Un beso, guapa.

Manolo dijo...

Sí, que llueva. Al alejarse la tormenta no sólo habrá limpiado el aire.
Besos.

Meri Pas Blanquer dijo...

Vaya ritmo de lluvia y viento.
Me gusta eso de "buscando agua de asustada frecuencia."

Un abrazo Marinita guapa.

Myriam dijo...

Aquí también llovió hoy, mejor dicho, cayóse el cielo en aguas y oscuros nubarones cubrieron la ciudad. El viento sopló con furia excepcional y la gente mojosé pués los paraguas volaron también como livianos barriletes.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Bendita colaboración entre ambas!
¡¡Que llueva!!
Besos.

Asun dijo...

¡Ay, madre! Y yo sin paraguas.

Si es que entre las dos me vais a ahogar.
Como si por aquí no tuviera agua suficiente.

¡Hasta por los suelos la he tenido estos días! jajajajajaja

Besos

María dijo...

Jajaja MARINAAAAAAA pero...¡¡qué rica eres!!:-)

¡¡Acabo de llegar de los carnavales y me he venido a chapotear en los charcos y a mojarme bajo tu lluvia!!

¡¡ Esta lluvia sí que me gusta!! Mmmmmmmmmmm

Bueno pues eso...

¡¡¡QUE LLUEVA, QUE LLUEVAAAAA!! ( en Béjar, si no te importa) :-)

Graaaaaaaaaaaaaaaaaaaacia, preciosa.

Un beso muuuy grandísimo MARINITA
Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaksss

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Las lluvias tardías esas que todo lo moja, así debe de ser todo lo que nuestras vidas ansían.

Y a veces esas gotas parecen esquirlas

Saludos

ñOCO Le bOLO dijo...


· Te han quedado una líneas afiladas, no tanto por el contenido sino por el continente. Esos versos asincopados me gustan.

· 9b9

CR & LMA
________________________________
·

Jose dijo...

Si que llueva que llueva pero que sean perlas para colgarlas del cuelleo de las mujeres bellas ,y se confunda con lágrimas de felicidad lo que la lluvia para muchos puede significar.

Un saludiño

María Bote dijo...

Un gusto mojarse con la lluvia gratificante de este poema tuyo, querida Marina.
Como bien piensas llegue aquí al conocerte a traves de la entrevista que te hizo nuestra común amiga María, pues descubrí que teníamos importantes afinidades.

Un abrazo. María

Gelu dijo...

Buenas noches, Marina:

Voy a cogerte unos versos, y los pondré en otro orden.

Escucha, el enlace de María,
reconoce la canción de los niños:
¡Que llueva que llueva…!
su música salpica cada gota que cae.
La tormenta se irá como ha venido.

Abrazos.

Adolfo Payés dijo...

Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer
Eres
Luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Ernesto y Felisa dijo...

Me gusta la lluvia, me gusta que llueva con fuerza, una buena tormenta para limpiar el aire, ...el olor del ozono...,
me gustó leer estas tus palabras,
pero no acierto a saber el porqué del desasosiego que me producen..., con lo cantarina que suele ser la lluvia...,
pero claro avisas muy bien en la segunda mitad del lado oscuro de la humedad que provoca y sus huellas...
Bueno me quedo con la primera parte, el impermeable azul, el correr por las calles, el viento avezado y divertido entre los dedos derramando un soplo de calor inadvertido..

Abrazo lluvioso cantarino.
Felisa

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Sí dejará mil ecos, pero ninguno como aquel de "que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva"; así que: que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva...

Besos de siempre.

Dr.Mikel dijo...

Después de la tempestad siempre llega la calma.

Marina-Emer dijo...

Buenos días…es un placer venir
A leer tu blog y agradecerte la
Visita al mío y tus cariñosas y
Elogiosas palabras a mi poesía....fijate que no recuerdo cuando entraste a mi blog y ahora me alegro haberte yo encontrado de nuevo ...bien venida
Feliz semana.
Un abrazo
Marina

Cornelivs dijo...

Te parecera extraño pero, mientras mas años va cumpliendo uno, mas me gusta oir y ver llover. Es relajante...voy a hacer hoy una entrada sobre eso.

Besos enormes, estimada amiga.

Merche Pallarés dijo...

¡Ay, que NO llueva! Ya me han cancelado dos Formenteras... Besotes, M.

María dijo...

Hola, preciosa:

Has creado un bonito poema, que te ha inspirado mi querida tocaya, la verdad es que te ha quedado genial, y es que no me extraña que te inspirara con su post, porque transmite siempre frescura y muchos sentimientos transparentes como el agua cristalina.

Un besazo.

P.D.- Mil gracias por contarme tu experiencia en mi blog, gracias, muy agradecida.

María dijo...

Se me olvidaba... ayer no pude felicitarte y lo hago hoy.

Feliz día de la mujer trabajadora.

Más besazos.

Ricard dijo...

Hola Marina.
Un estupendo poema que nos trae recuerdos de una cancion que todos cantabamos cuando eramos niños.
Siempre me he preguntado de donde era la "Virgen de la cueva".
Un abrazo fuerte.
con cariño.
Ricard

Paco Cuesta dijo...

Consigues poesía con efecto visual armónico, se nota la influescia de un pintor en tu entorno más próximo.
Un abrazo a ambos.

Habibi dijo...

La lluvia con su caída cadenciosa, con una primavera naciendo.. es peligrosa. Nunca llovió, que no escampo.

Mis besos

CarmenBéjar dijo...

Ya veo que en la familia adoráis el agua, porque Silvia también tiene como tema de entrada el agua en todas sus vertientes. Y es que acuérdate de aquella canción de la Transición "Tiene que llover". El agua purifica y se lleva los residuos dejando como nueva todo lo que toca (bueno, en su justa medida, claro).

Besitos

Teresa dijo...

Me suena la canción de .- Que llueva, que llueva, la cantaba siendo niña...

No lo recordaba. Que terrible es el paso del tiempo, la rutina que todo lo destroza.

Un abrazo, Marina.

Aldabra dijo...

La lluvia es muy inspiradora… como el mar, o como las nubes, por ejemplo. Biquiños,

don vito andolina dijo...

Hola, bello e intenso blog, preciosas entradas,si te gusta la palabra en el tiempo, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen viernes, besos mestizos...

don vito andolina dijo...

Hola guapa, con sumo placer regreso a tu casa para acunarme entre tus letras, gracias, buena atrde, besos ocultos..

LAGUN dijo...

¡Vale! ¡Que llueva! Pero no tanto, jo...

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

Empapadita, así estoy después de leer tu poema.

¡Que llueva!

Besos, Marina

*•¸♥Lluviaenelsilenciodelanoche.•*•¸♥ dijo...

preciosas letras que endulzan el alma.


besos