25 de marzo de 2011

Un, dos, tres...





Un, dos, tres, al escondite inglés.

De árbol en árbol, después quietud.

La niebla protege mi juego.

Gano, me pierdo,

dejándote con los ojos tapados,

pisando las hojas…

esperando.


42 comentarios:

Rick Forrestal dijo...

Very, very nice photograph, Marina. Such nice composition and soft lighting. This is why I love good black-and-white photography -- when there are blacks, and whites, and so many middle shades in between. You've got a great eye. Congratulations.

tomae dijo...

...¿no había un pajarito?

Ricard dijo...

Hola Marina.
Un juego de palabras que me tare recuerdos de una infancia lejana.
Gracias por regalarnos esta bonita entrada.
Un abrazo.
Ricard

PEGASA dijo...

Marina has escrito un hykus jaja. Genial.
Me he pasado a darte un besito de buenas noches. Te llevo en el corazón, aunque no venga mucho a visitarte.
Que sueñes con los angelitos

Merche Pallarés dijo...

¡Qué preciosas fotos saca Manolo!

Si me permites:

RICK FORRESTAL, the picture is not Marina's. It's from a marvellous photographer, MANOLO CASADIEGO. Marina writes the poetry inspired by his pictures.

Ay, el juego del escondite ¡Cuántos recuerdos me trae! Besotes guapísima, M.

María dijo...

Me gusta la imagen a pesar de que los árboles estén desnudos muertos de frío, y, en cambio, sus hojas abrigando los suelos.

Y me has trasladado con tus palabras a esa infancia cálida, acogedora, y entrañable recordando el juego del escondite.

Un besazo, Marina.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Una una foto, con uma gama tonal muy equilibrada y una estupenda composición.
Al escondite inglés (esconderite en algunos lugares) hemos jugado desde la inocencia de creer que un delgado árbol podría ocultar nuestro cuerpo, así como que, cerrado los ojos no se nos escaparían nuestros sentimientos.

· 9b9

CR & LMA
________________________________
·

LOLI dijo...

A mi no me dejes con los ojos tapados en medio del bosque...por fi,que yuyu...

BESAZOS MI HADA ♥

Myriam dijo...

COpio y pego mi respuesta a Manolo:

Para perderse en ese bosque, en la niebla de tu foto, con Vivaldi y los versos de Marina.

¡Gracias a todos por este regalo!

Besos

Asun dijo...

Ya se lo he dicho también a MANOLO: En ese bosque y con esa niebla sí que se puede jugar al escondite, y perderse.

Besos

Teresa dijo...

A veces es bueno, quedarse quieto y esperar...

Un saludo Marina

(¯`v´¯)
`•.¸.•´
¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> Teresa

flower dijo...

Se me ocurre pensar que este finde me gustaría jugar a un escondite, ojos tapados y manos atrás, tan sólo el olfato... ¡ummmm! ¡¡con lo bien que huele!!

Se lo voy a proponer. Gracias por despertar mi imaginación. Muaaaa,

Jabo dijo...

Que bosque tan chulo, que buena pinta tiene, y para jugar, más aún.
Abrazo. Jabo

María dijo...

¡¡Vaya preciosidad de foto!!
No es un bosque, es un árbol con una cicatriz grande, rodeado de ramas, troncos y niebla sobre un colchón de hojas.

Yo creo que no te podrías esconder ahí, mi querida MARINA, ni si quiera perderte.

Podrás acostarte entre las hojas, taparte con ellas, acurrucarte y mullida sobre ellas... esperar.

Ellos siempre están con los ojos tapados :-)

Que te quiero cielo.
Muaaaaaaaaaaaaaks

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Marina,Estoy colaborando con nuestras amigas, he posteado unas preguntas y he puesto 5 blogs para que las respondan, entre ellos estás tú.
No te sientas obligada a hacerlo, estamos entre amigos.
De tu post, me ha encantado esa fotografía de los árboles y no me acuerdo si eso lo cantaba de pequeña, seguro que cosas similares debería de hacer
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

Jose dijo...

Un, dos, tres, al escondite inglés.

Y eso ¿Que es? ,porque yo solo se correr para que el guardia no me pueda coger.

Saludos

sunsi dijo...

Bello...bella Marina. Sugerente. Resonancias de la infancia... Preciosa fotografía...Bonita y bonita tú.
Un beso.

Maruxela dijo...

Me gusta el juego :uno,dos y tres , al escondite Inglés.Jugar alegremente cual muchachuela acalorada y alboratada.Correr como las gacelas y esconderme de vez, en vez para protegerme de los miedos.
Un abrazo muy fuerte

Gelu dijo...

Buenos días, Marina:

Con la fotografía de Manolo Casadiego y tu bello escrito me ha venido a la cabeza el poema de Carmen Martín Gaite, Escondite inglés.

¡Cuánto le gustaría a mi nieta jugar a esconderse en un lugar así!.

Un abrazo. Gelu

Abejita de la Vega dijo...

Esconderite,en mi niñez era esconderite. Inglés y no inglés. Para el inglés hace falta menos espacio, para el otro echarse a correr en busca de un innsospechado rincón.

Debe ser estupendo jugar al esconderite en ese bello bosque, aunque ya no seamos niños.

Un abrazo, Marina.

Aldabra dijo...

Formáis un dúo muy bien acompasado. Biquiños.

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei guardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog.

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me escondo. Hasta que me encuentres.
Un beso.

SILVIA dijo...

¿Pero cómo se te ocurre dejarlo con los ojos tapados, mala malosa?
Jajajajajajaaaaaaa!!!!
Besotes!!!

mojadopapel dijo...

Bonito poema Marina,muy lúdico.

NERIM dijo...

Sin mover las manos ni los pies!! Jajajaja, lo siento no he podido evitarlo!!
Besossss

adelaida dijo...

Hola preciosa!!
Siempre es agradable pasarse por tu espacio, plagado de bonitas palabras y lindas fotos.
un beso

Lázaro dijo...

Pues voy a discrepar de María: se nota que no ha hecho la mili. El Sargento Sánchez le diría que ahí, bajo las hojas se camufla todo un ejército de valientes soldados duespestos a tó por su patria. Bueno, para ser sinceros, yo tampoco he hecho la mili, pero he visto alguna película. Si no sabes quién es el Sargento Sánchez, pregúntale a María, que alguna idea tiene.
Así que ya ves si el paisaje ofrece posibilidades. Lo que me pregunto es dónde se ocultan los animales que, seguro que en el esplendor de la primavera llenan de vida ese escenario ahí tan inerte.
Respecto a lo de Silvia, ya había hecho algo mejor, me pasé por su propio blog y le dejé un beso. Como no me borró el comentario, supongo que no le habrá sentado mal;)
Ahora quien me preocupa es María. Le dije tan crudamente lo que pienso que no sé cómo se sentirá. Dile que no me eche cuentas, que no me haga caso, que se olvide de todo y que siga a lo suyo, que está claro que hay un montón de gente que le aprecia y que le quiere. Seguramente, lo mío no sea más que resentimiento y envidia.
De veras, no merezco mucho la pena. Un beso y buen día, ahí, en la trinchera de los pupitres.

Marina dijo...

No sé si este comentario lo leerá Magno Oliveira, pero porsi.

No puedo entrar en la página que me pides sin registrarme y no entiendo mucho el twitter...bueno ni eso ni casi nada. A mí me sacas del blog y de gmail y ya estoy perdida.
Si tienes un blog y me envías la dirección te visitaré con mucho gusto.

Gracias a todos por jugar conmigo al escondite inglés...con las manos y los pies.
Besos

Felipe dijo...

La fotografía es todo una gozada y si a eso añadimos tu escondite inglés más especial aún

Besos

habibi dijo...

Nunca jugaría al escondite ingles en ese bosque, necesitaría de tu compañía, soy miedosa.

Mis besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Eso, déjame con los ojos tapados pisando descalzo las ojas otoñales, mientras susurro:


The falling leaves drift by the window

The autumn leaves of red and gold

I see your lips, the summer kisses

The sun-burned hands I used to hold... ,,, ... ,,, ...

Besos, en todo caso.

CarmenBéjar dijo...

De pequeña me hubiese encantado haber jugado al escondite en ese bosque misterioso. Porque, ¿sabes?, cuando yo era niña no tenía miedo a casi nada y ahora soy una miedica empedernida. Lo que hace la adolescencia...

Besitos

María Bote dijo...

Buena imagen y buen poema con infantiles añoranzas, amiga Marina.

Besos. María

Fernando Santos (Chana) dijo...

Bela fotografia...belas palavras...Espectacular....
Cumprimentos

LAGUN dijo...

Lo que cambia la vida.
Eso, ayer. Hoy:

"Un, dos, tres, al escondite inglés. De la blogoesfera me pase al facebook y ahora me meto en el twittér" (perdón por el acento).

Un beso.

Dr.Mikel dijo...

Yo era más de jugar a la cerilla con las chicas, y es que ya de pequeño apuntaba maneras, ;-), claro que así me iba, luego por la noche me meaba en la cama. O al menos eso rezaba la leyenda popular.
Bsos de un impresentable.

Marina dijo...

¡Ay Mikel, Mikel! ¿Impresentable? jajajajaja. Pues te presento, con todos los honores.

Un besín

Elvira dijo...

Nosotros decíamos: un, dos, tres, pajarito inglés. Y lo decíamos cada vez más deprisa, para poder darnos la vuelta.

Me ha encantado la entrada. Besos

mi nombre es alma dijo...

Moviéndose y esperando, el juego eterno de la vida.

Rosa... dijo...

tUyA, El NubeLuNgO FueGo, EstrELla AzUl,RaDiAntE ParPaDeO dE PeGaSO, Un CaBalLitO dE MaR Se EnaMorO dE uN BeSo...
Soy el mas pequeño de mi casa, también tengo canas, todo lo que hay alrededor es como un vientre, me siento así...

Fermín Gámez dijo...

Mi aplauso otra vez. Recurres a unas imágenes fantásticas con una facilidad que asombra. Eso de la niebla protegiendo el juego... es alucinante.