4 de noviembre de 2012

PAUTAS DE UN AZUL DESVAÍDO





Hace viento, las últimas hojas de los árboles no aguantarán mucho más. Aitana se sienta en el poyo de la puerta, debajo de un candil que apenas alumbra su cara, sabe que no puede detener las sombras que ocultarán el día, pero si las sigue, conseguirá que sus ojos vean un poco más allá.

Le gusta el vuelo de su larga falda y el crujir de la tela al sentarse. Escucha atentamente, reconoce el sonido de unas ruedas avanzando despacio por el peso de su carga. Mira al frente y ve llegar un buhonero. Vende libros, sólo libros fantásticos, de tapas duras, de hojas gruesas, de historias ajenas.
Aitana compra uno y lo deposita con suavidad sobre la piedra, a su lado, sin dejar de mirarlo.

Al momento, suenan los cascabeles de unos caballos trotando al paso. Levanta los ojos de su libro con un mohín de fastidio. Se trata del carromato de la vendedora de escobas. Es una mujer de cabellos rojizos y ojos de otoño. Detiene su carro, le tiende una libreta pautada y un lápiz con la mina afilada.
Aitana ya tiene una escoba.

Un libro lleno de palabras por estrenar, una libreta con pautas de un azul desvaído, un lápiz al que sería fácil abrazar con  sus dedos.

Un suspiro anuncia su determinación. Aitana toma el libro, lo abre y deja que las pautas de su libreta sigan esperando.



Fotografía: Candelario. Arturo de la Fuente.




47 comentarios:

María dijo...

Jajaja ¿me dejas que desvaríe un poco por favor MARINITA?


Antes decirte que sí, me ha gustado mucho como está escrito esto cielo, es más...

Al principio salvo la sensación agradable de algo cálido como de fuego de chimenea, no me sugirió nada y de pronto ( ya sabes cómo funciona mi cabeza:-) ¡¡zaaass!! me ha salido una película...

Verás, Aitana está encantada de ser como es, de vivir donde vive y disfruta sentada a la puerta del otoño, esperándolo serena y tranquila... llega la fantasía y se la queda. La deja reposar y justo cuando va a empezar a disfrutarla... vienen a decirle cómo, de qué manera, a que hora, en qué lugar, debe hacer y ser como según otros debe ser y hacer y... dice: ¡¡qué os den!! yo, a mi mundo de magia y dejadme en paz... sé espadear con la escoba mejor que nadie ¡¡cuidadito!!:-)

... jajaja, lo sé.. luego me ducho con agua calentita y se me pasa:-)


Muaaaaaaaaaakss inmeeeeeenso y abrazo con calor de otoño de ese entrañable y rico.


PD
La foto también me gusta, sobre todo la parte de abjo de la casa... un beso al rey Arturo:))

Manolo dijo...

El viento barrerá la llama del candil y, en la oscuridad, Aitana transmutará, ayudándose con su lápiz-escoba las ajenas historias del libro en fantasías que llevarán con ellas la música de las pautas desvaídas.
(El ver mejor al atenuarse la luz es uno de los síntomas de las cataratas, dile a Aitana que vaya al oftalmólogo)
Besos bruja (¿O brujilla? Ya sabes…)

ohma dijo...

Qué casa tan bonita!
Saludos.

Jose dijo...

Claro a Aitana no le hacen falta escobas para vivir sus agradables historias ,ya las posee en todo lo que las infinitas ristras de letras le han hecho vivir.

Saludos

Maruxela dijo...

Las macetas son preciosas

Marina dijo...

MARÍA. Jjajajajja. Mejor no comento lo comentado y me quedo sentada en mi umbral con mi libro entre las manos. Por cierto el libro es el de “Las 50 sombras de Christian Grey” un libro así como muy….yo debo ser menos muy, porque en las últimas páginas y sabiendo como sabía desde la página 100 cual sería el final, pues me dediqué a leer en oblicuo, que no sabes tú el juego que da y el tiempo que te ahorras jajajaja.

Besos amore mío.

MANOLO. Aitana Empezará ese cuaderno…algún día. Seguro.
Te voy a dar yo a ti cataratas.

Besos loco.

OHMA. La casa es preciosa y todo el pueblo lo es. Se trata de Candelario en la sierra de Béjar, una maravilla.
Besitos

JOSE. Mi querido Jose, con esos ojos que lo dicen todo, ¡cómo me ha gustado conocerte!! Aitana necesita su escoba, pero como ya la tiene…las demás brjas le traen papel y lápiz…veremos si los utiliza.
Besos

(¿Me mandas saludos, no te da vergüenza? Se lo contaré a Fina)

MARUXELA. Yo tengo en mi balcón unos geranios…ummmmmm impresionante.
Besos (¿Y los tuyos??)

Rick Forrestal dijo...

What a cozy bungalow.
A beautiful home.

Dulce dijo...

Qué será lo que demora a Aitana? A quién espera ahora ver pasar?

Tal vez lo que aguarda ya lo tiene y no lo sabe ella.

Besos susurrados hasta ti con dulzor.

TG.

Winnie0 dijo...

La foto es maravillosa y el texto ha conseguido transportarme a otro lugar...Bello. Un abrazo

Arturo dijo...

Marina:
Quizás lo tengas frente a tus ojos desde siempre y no repares en ello; pero las plantas que adornan la humilde vivienda son el ejemplo vivo de la cultura española.
Recuerdo que tanto mi abuela como su hermano -asturianos ambos-, poseían muchas macetas con plantas, distribuidas por los patios de sus casas. A ellas les dedicaban grandes cuidados. Como vivíamos en la misma casa de mi abuela, recuerdo que tenía amarilis, begonias, malvones (geranios), alegría de la casa, espina de Cristo, gorra de vasco, etcétera.
Sobre la historia, ya le has contado el argumento a José, de modo que solo puedo decir que es un cuento mágico y tierno.
Un gran abrazo.

Kety dijo...


Marina, me ha encantado el cuento.
Un besazo
Kety

Hada Saltarina dijo...

Como verás, te encontré! Ya veo que volvísteís sanos y salvos tras la ducha de agua, de conversación, y ¡por qué no decirlo! de comida.

Besos

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Tuve la dicha de conocer el mundo de Aitana.
Escuchar historias a la luz del candil. Cambiar huevos por platos al recovero. Probar los jureles que nos traía el pescaero en los capachos del burro etc.
Gracias por recordarmelo con tanta maestría.

CarmenBéjar dijo...

Creo que Aitana tiene en el pensamiento la historia por contar, pero ¿para qué transmitirla en palabras? ¿No será mejor dejar el libro virgen que ensuciarlo con la mina del lápiza recién comprado?
Besos mil

Vany To dijo...

Aitana abre el libro y se adentra en la profundidad de sus fantasías, las vive y lo prefiere que escribir las propias, ya habrá tiempo para ello, mientras tanto sigue disfrutando de esas mágicas páginas de ensueño

Besitos amiguita

ñOCO Le bOLO dijo...


· Las pautas de su libreta debieran esperar poco, algo de descanso se puede permitir, pero poco, que las historias pueden ser de interés.
Eso de tener un fotógrafo cerca... que suerte!!!

· 9b9

CR· & ·LMA
________________________________
·

ñOCO Le bOLO dijo...

.

Amparo Donaire dijo...

Increíble los recuerdos que me traen esa imagen a mi mente, como si fuese el viento que ha rozado a Aitana...la fantasía es otra forma de escribir en nuestra alma.

Besos

Marina dijo...

RICK. Gracias Por tu visita. La casa es, efectivamente, preciosa.

DULCE. Pregúntale…igual te lo cuenta, me han dicho que tienes enchufe con ella.

Besos TB

WINNIE0. Te contaré un secreto. Mi marido leyó el texto y me dijo: “Tengo la foto perfecta”. Y aquí está. Me alegro que te guste.
Un abrazo.

ARTURO. Me gustan todas las flores que has mencionado, la casa de tu abuela sería una gozada.
Gracias por decirme eso de la historia, eres muy amable.
Un abrazo para ti.

KETY. Holaaaaaaaaa guapa. Me encanta verte por aquí.
Un besote.

HADA SALTARINA. Mañana Te mando las fotos, que ya ves que horas son y debería dormir un poco.
Besos mi niña y besos para tu chico, ese guapo mozo del 20 de enero.

MIGUEL BUENO. Me dejas totalmente intrigada. Ya me contarás cuándo y cómo.
Un abrazo.

CARMEN. Aitana debería empezar a escribir o las hojas de su libreta le darán unas cuantas voces je je je.
Besos vecina.

VANY. Si mi niña, si, ya habrá tiempo…siempre habrá tiempo para todo.
Besos pequeñaja.

ÑOCO. Aitana debe escribir algo para el día 15 y algo más para otra cosa en la que se ja metido…no va a poder descansar.
El fotógrafo te da las gracias.
B9B

AMPARO. Los recuerdos vuelan hasta tu almohada y se refugiarán en tus sueños.
Besos

Aldabra dijo...

un relato con mucha magia.
bicos,

Marrubi dijo...

Me gusta Aitana.

Tal vez se parece a alguien a quien conozco...sí, se parece bastante.

Precioso lo que has escrito, igualito que tú.

Me gusta la foto y lo que vi de Candelario :)

Muchos besos y abrazos Marina.

BB dijo...

Hermoso cuento, Marinita. Aprovecho para enviarte mi saludo y el cariño de siempre, aunque no aparezca mucho por este acogedor sitio en donde la palabra coge vuelo y se nos mete en el alma...
Un beso

Merce dijo...

Otoño entre pautas...

Me gusta la foto, y es que me gustan los balcones con plantas, con ropas de colores y con mazorcas de maiz. Balcones con olor a pueblo, de madera y de piedra revestida de multicolores trepadoras...

Que envidia de letras, aayy!!! como me gusta eso de: "una mujer de cabellos rojizos y ojos de otoño", ojos de otoño, ojos de otoño :)))

Gracias, por los bicos de otoño, los he recibido y de verdad de la buena, desde luego que el intermediario es un excelente mensajero, pero, algun dia habrá que mirar cuantos kms separan Bejar de Ourense ;)

Bicos!!!

Jose dijo...

Güeno, me ha dicho la señora Fina que no sea roñica y te de muchos abrazos y tambien un montonazo de su parte.

Me visitó la desaparecida María así que tuve que ir a su casa y contarle como era ese pajarito.

Ahora dos montonazos de abrazos.

mojadopapel dijo...

Cincuenta eh!, cincuenta.. osea que coge la libreta pautada,el lápiz afilado y... a ello.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Si pones fotos tan bonitas, al final te voy a dar el salto.

Besos, pero no te creas lo que te he dicho que tú...

Cielo dijo...

Con un poco de esfuerzo, trabajo e insistencia, es posible lograr buena literatura.

Y por eso es necesario hacer comentarios que ayuden a ello y por eso, mis anteriores comentarios tuvieron ese sentido, pues vi, desde mi opinión, que fallaban muchas cosas.

En este caso, sólo me queda disfrutar, la prosa es limpia, aunque me pierdo un poquillo en el inicio, una segunda lectura alcanza esa magia de estar ahí y la imagen es tremenda, es poesía.

Perdona que no vine antes, tengo todo patas arriba, necesito una asistenta, a veces no puedo con todo, y el tiempo se agota sin poder hacer todo lo que quiero.

Eso sí, mi hora de tenis diaria no me la quita ni diosito.


Enhorabuena y feliz nadividad.

Esmeralda dijo...

Algunas pautas siempre han empezado azul 'azulete' y han acabado desvaído, desvaído por el paso del tiempo...también a ella se le empezaban a llenar los ojos de otoño, ahora.

Buen texto con una foto preciosa.

Un gran abrazo Marineta

BEATRIZ dijo...

El otoño se presta para historias fabulosas, no cabe duda.

Salvo alguna descripción del personaje, la historia se dibuja muy bien.

Saludos.

Marina dijo...

Ufffff que se me acumula el trabajo. Y yo que hoy quería acostarme pronto.

ALDABRA. Sirena preciosa, muchas gracias linda.
biquitos
MARRUBI. No he hecho ninguno de tus recados. Yo creo que me estafan con los días y los míos duran menos. Ten paciencia conmigo porfa pprecios.
Besitos gordos

BB. Te echaba de menos guapa mía, pero siempre que vuelves es un regalo.
Besos.
MERCE. En Candelario te enamoRarías de los balcones, de las calles, de su agua corriendo por los rincones….
¡No me puedo creer que te hayan dado mis besos! Aunque me lo jures por las costillitas del niño Jesús…¿Besos? Ja, si acaso recuerdos jajajaa.
Béjar y Ourense están al lado…compruébalo.
Besos.

JOSE. Menos mal que está Fina para educarte…..
Besos guapetón.

MJDPPL. Te contaré un secreto. Hace tiempo que tengo escrito el relato y me sobran casi 20 palabras….;)
Besos

MSM. Mira que escribes oscuro a veces…ya me estás traduciendo.
Besos que yo…

Marina dijo...

¿CIELO?. No te reconozco ¿Te ha gustado en serio? Anda ya…eso se lo dirás a todas.
Deslíate que si no, no escribirás y esperamos el siguiente capítulo…ardo en deseos de…..¡¡¡CORREGÍRTELO!!!! Jajajajaja, es broma.
¿Feliz navidad? Bueno, me apunto a eso.

ESMERALDA. Espero que mi libreta no se ponga del color del otoño si no después de escrita.
Besos Bichito.

BEATRIZ. Podrías decirme qué es eso de la descripción del personaje? ¿Le falta, le sobra….? Me gustaría saberlo, así aprendo.
Gracias y un abrazo.

Ame dijo...

Aitana, soñadora de fantasías ajenas, cuando logre abrazar el lápiz con sus dedos se dará cuenta del poder que tiene para crear su mundo perfecto, mientras tanto, sigue soñando y se pierde en la profundidad de las fantasías ajenas

Besos linda

Merche Pallarés dijo...

Ay, Marinita que placer fue volverte a ver en el "Peligro Gaucho" o ¿cómo se llamaba? Yo ya estoy un poco gagá (y ¡más! desde que dejé de fumar...grrrrr...) del "Gaucho" me acuerdo y ¿qué bien comimos, eh? Yo me puse morada, la verdad... Ahora me acuerdo ¡"DELIRIO GAUCHO"! Soy de efectos retardados... Sorry.

Precioso tu texto y la foto de Arturo de Candelario. Pueblo que me ¡encantó! Espero que nos volvamos a ver pronto. Muchos besotes, M.

Marina dijo...

AME. Aitana Deja que se le escurra el tiempo entre los dedos. Últimamente, solo escribe con un rotulador rojo y solo para corregir errores….
Veremos el día 15.
Besos Señorita.

MERCHE. Mi querida Merche. Yo realmente no te ví, solo sentí tu presencia y un abrazo fuerte…pero no te ví…y eso me dio mucha pena.

Tendrás que volver por aquí para verte realmente.
Besos de lentejuelas.

Fernando dijo...

Me ha encantado para empezar la foto. Me ha encantado sentirme en esa pequeña aldea. Me ha encantado oir de nuevo "poyo", que ya no lo oía desde mi infancia en pueblos de Cáceres. Y sobre todo me ha encantado leerte.
Besos Marina !

Joker

Marina dijo...

JOCKER. Y a mi me encanta que vengas a verme Gusanito, porque tanto cariño solo puede venir de tí.
Besitos super Jocker

María dijo...

¡Pero qué bonita es la imagen! y sentir ese viento entre tus palabras, ver esas hojas de los árboles, ver desde tus letras a esa Aitana sentada en el poyo de la puerta, y aunque no puede detener las sombras, sí puede abrir ese libro para quedarse entre las hojas acariciadas por los dedos de Aitana. Me ha encantado este personaje que has creado, Marina.

Un besazo.

Angeles dijo...

Me he imaginado a una dulce Aitana perdida entre las hojas de su libro, viajando a otros lugares, quizás... desde su poyete. Me ha conmovido tu personaje...
Un placer seguirte, recibe mi abrazo desde mi "Barco de papel".

Driver dijo...

Tienes tu encargo en mi blog.

tomae dijo...

Driver (con permiso Marina)

Si quieres avisar a mi Socia, que tiene el encargo que encargó por encarto del socio de mi socia y te lo encargo por encargo basta que avises al encargado y le muestre el encargo con el mejor de los ...

Afectos

Besos Marina!!!

(el encargado)

Habibi dijo...

Preciosa foto, quiero ser Aitana, y sentarme en el banco de la puerta a esperar.

Mis besos

María dijo...

He ido a ver a tu amigo TOMAE porque a ti no te pillo por ningún lado ¿es mañana eso de la pistola verdad? ayyyy ¿había que apuntarse en algún lado? bueno, a ver si hoy te veo y me cuentas espero que estés de maravilla con tus cuadernos de colores azul pálido y tonos pastel... ¿habéis tenido mani? yo esta mañana fui feliz? ¿tú sabes que de geste? ¿nos habrán visto? ¿cuando es la siguiente? ¿me apuntas por favor? tú apúntame a todo y luego recuérdame donde debo ir ¿vale? pero mira esta vez por lo menos no llegué una semana tarde ¿te das cuenta como voy mejorando?:-)


Muchos, muchísimo besos preciosa...

Hasta la noche... si no mañana... dime algo please:-)


Muaaaaaaaaaaaaaaakss inmeeeeenso... ¿sabes quien soy verdad? ¿no me has olvidado verdaaaaddd? jajaja

María dijo...

Marina, ya no queda nada para publicar mañana el relato sobre vuestra iniciativa de la imagen del arma.

Un besazo.

PD.- Te envié por emails la lista.

Marina dijo...

Os quiero a las dos locas. Estoy muy cansada y tengo algo que hacer...perdonad que no me levante.

Besos amores míos

Marina dijo...

HABIBI. No te había visto cielo mío. Tú nunca podrás ser Aitana...no te veo yo sentada esperando nada. Tú eres más de salir a buscarlo...de venir sentada en el pescante de los buhoneros.
Por cierto hoy he conocido a uno.

esos corazón.

Sergio dijo...

Después de unos añitos de cambios y reafirmaciones, aquí me encuentro de nuevo, con el ordenador en las rodillas y sentado en la cama, tal y como solía hablar contigo aquellas noches burgalesas de pijama de franela y manta hasta las cejas. Recuerdo con mucha ternura aquellas charlas nocturnas en las que me dejabas leer tus relatos y me regalabas tus consejos en momentos en los que yo me encontraba un pelín perdido. Tengo que disculparme pues he estado bastante desconectado de esas lecturas a las que me tenías tan acostumbrado, pero aquí estoy de nuevo para seguir disfrutando de esos momentos tan especiales, llenos de ternura y recuerdos, con cada uno de tus relatos, pues si hay algo que he aprendido en mis cortos años es que nunca es tarde para comenzar o retomar algo.
Después de todo esto ¿qué puedo decirte de tu relato?,pues que me han entrado unas ganas terribles de dejar a un lado el ordenador e ir a buscar entre mis libros cualquier libro fantástico, de tapas duras y hojas oscurecidas por el paso del tiempo; si eso es, un libro de esos que cuentan historias ajenas y que por un rato te ayudan a evadirte de tu propia historia.
Y quién sabe, igual algún día me anime a escribir un pequeño relato, pues ganas no me faltan(aunque miedo me sobre).
Pues nada mas, solo decirte que has sido y serás aunque sea en la distancia, un gran ejemplo para mi, y que te mando a través de estas palabras un beso enorme, de esos que solo saben dar los niños y las abuelas, lleno de mucho mucho cariño.

Marina dijo...

SERGIO. Mi niño, mi pequeñajo, mi cielo, mi corazón, mi precioso Sergio. Casi no te veo, casi me pierdo tu comentario. Es que ya no miro las entradas antiguas y no voy al correo de entrada…ya sabes como soy, nada de mirar atrás.

No sabes la cantidad de veces que yo he recordado esas conversaciones. Yo empezaba en este mundo y tú ya estabas más que de vuelta y me enseñabas, mientras yo te daba mis relatos y tú me decías si te gustaban o no. Fue la época en la que hiciste un precioso corto ¿Te acuerdas?

Hablas de escribir…¡Por supuesto! Ya sabes que tú puedes, no tienes ningún problema, publica en el Factbook o abre un blog o lo que se te ocurra.

¿Sabes Sergio? No creo que sepas las cosas que tú me has enseñado a mí pero como yo soy una persona más egoísta que tú, me quedo con esos besos…ummmmm que ricos por dios, esos besos a los que no renuncio. Si tienes más ya sabes, a mi nunca me sobran.

Te quiero mi niño, mucho mucho mucho. Y más.

Muakkkksssssss