10 de septiembre de 2013

Al Otro Lado De La Puerta







Salgo descalza de mi propio cuerpo para no despertarme. Hoy los sueños han vencido al eterno desvelo. No llamarás a la puerta con los nudillos enrojecidos por los golpes. Te sentarás en la escalera sin preguntar por mí. Contarás los minutos convertidos en horas. Escucharás en silencio el repiqueteo de la lluvia en el ventanal del rellano. Sentirás que sólo puedes dibujar en el cristal con tu aliento, ya nadie suspira contigo.


Yo andaré de puntillas por tu espalda, recorriendo tu piel y tu memoria, para que nunca sepas que duermo, descalza, al otro lado de la puerta.


Fotografía Manuel Casadiego; Una calle de Béjar


36 comentarios:

Spaghetti dijo...

Hay que abrir esa puerta y dejar que los sueños pasen...aun continuando siendo sueños..
Un Bsazo

María dijo...

Pero qué sensual es tu entrada, me ha encantado ese andar de puntillas por tu espalda, y ese dormir descalza al otro lado de la puerta mmmmmmm pero qué "peazo de entrada".

Muacksssssssssssss, guapísima.

Marrubi dijo...

Así son los recuerdos, cuando alguien traspasa la puerta de la vida.

Como alguien que te hace cosquillas de vez en cuando, intentando que no sientas tanto su ausencia.
Como si te soplaran suavemente...

Qué triste y, sin embargo, que precioso lo has descrito.

Un beso enorme.

P.D. Una foto preciosa

Marina dijo...

SPAGHUETTI.- Seguramente tengas razón, tratemos de abrir la puerta de los sueños.
Un beso.

MARÍA.- Pues si tú dices que es sensual, que eres la reina de la sensualidad, yo me quedo encantada.
Besos de contenta.

MARRUBI.- La foto es super especial, es lo que tiene ser amiga de un gran fotógrafo, que se deja robar por mí.
El texto…lo que te haga sentir.
Besos y muchísimas gracias.

Rick Forrestal dijo...

WE NEED SOME THAT RAIN.
So dry here.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ooohhhh meeencanta! Besos, Marina

Jose dijo...

Al otro lado de la puerta cuando llamo siempre deseo ver aparecer a ese ser amado.

Saludos

Sindel dijo...

Maravilloso y sentido texto Marina, me conmovió.
Un beso.

mojadopapel dijo...

Preciosa imagen he sentido con tus bellas palabras. Besos guapa.

Dulce dijo...

Del otro lado de la puerta, pero no muy lejos. Acá no llueve, sólo hay silencios.

BdTGL.

Paco Cuesta dijo...

De puntillas para no romper el hechizo.
Besos

antonio molina medina dijo...

Quizás tengas miedo de descubrir, el torrente de luz que te aguarda detrás de esa puerta donde florece la esperanza.

un saludo

Antonio

Pedro Ojeda Escudero dijo...

A veces hay que salir así de uno mismo para hallarse mejor. Qué buen texto para la imagen de Manolo.
Besos.

Marina dijo...

RICK.- No puedo llevarte agua, pero sí dejarte un abrazo.

Ana.- Holaaaaaaaaa Princesita, que gusto verte. Gracias por tus palabras mi niña.
Un besote.

JOSE.- Si,claro, como casi todo el mundo, pero a veces, duerme.
Besos

SINDEL.- De eso se trataba, si lo he conseguido, me alegro.
Un beso guapa.

MJDPPL.- Hola hermosura, es que con las fotos de Manolo es fácil escribir.
Ven prontooooooooo

DULCE.- Los silencios a veces son buenos y a veces tristes.

No, no muy lejos espero.
BdTB

PACO.- Siempre de puntillas para no molestar a los sueños.
Besos

PEDRO.- La imagen de Manolo es perfecta. Esta vez fue antes el texto que la foto, pero en cuanto lo hube escrito supe que era esa imagen la que quería.
Y cierto, a veces hay que tomar distancia con uno mismo para poder encontrar algo que pensamos habíamos perdido.
Besos bejaranos.

fernando dijo...

eres un amor un gran beso

Marina dijo...

FERNANDO.- No tengo el gusto de conocerte, pero gracias igualmente por tus palabras.
Un saludo.

ñOCO Le bOLO dijo...


Comencemos por la foto de Manolo: fantástica. El final de la calle pone el contrapunto. La fachada del fondo es una maravilla.
Salir de nuestro cuerpo es una práctica aconsejable. Nos permite nos permite unas libertades que de otro modo serían imposibles.

· 9b9

· CR · & · LMA ·


Marina dijo...

ÑOCO.- De acuerdo con lo de la foto, ya,sabes cómo es Manolo.
Hay que aprender a salir de nuestro cuerpo, sobre todo es aconsejable dejar miguitas de pan, no vaya a ser que luego no sepamos volver ;)
BSNGNS

María dijo...

Noooo mi cielo, tienes razón ahora me sería imposible llamar a tu puerta con los nudillos...jajaja si acaso con un chisme metálico que haría un sonido de lo más desagradable cielo...no hace falta que llame a ninguna puerta para encontrarte, sieeempre vas conmigo, a mi lado... y también voy descalza, como tú.. me gusta caminar descalza, incluso por los charcos, no importa mojarse los pies... a tu lado no importa nada, todo es agradable, rico, cálido, bonito... como tú.


Te ha quedado precioso esto mi cielo, preciooooso.




Mil besos de puntillas, despcito en tus mofletes como cuando se le despide a alguien en la estación.... esa en la que no lloverá, pero tú lloverás por dentro.. parece que te veo... aunque sonreirás por fuera como sieeempre haces... sé que lo sabes, los sabéis... allí, también estaré con vosotros, con mi sonrisa y mi cariño inmeeenso para tooodos.


Muaaaaaaaaaaaaaaakss preciosa mía... ¿a que no se me da mal escribir a la pata coja? jajaja si es que a todo se acostumbra uno en esta vida a toooooodo.




TQ y sí... por pesado que resulte decirlo...
Sieeempre ++++

jijiji dijo...

Yo una vez también quise salir de mi propio cuerpo, es como si quisiera jugar al escondite contra mi...

Lo intentas, porque o te pierdes o te encuentras... quizá lo bueno dentro de lo malo es que no hace falta que cuentes ni cierres los ojos



PD1. Se saluda al maestro de las cursivas.
PD2. Un beso y abrazo a Maria del Saco.
PD3. El doble de ración de la PD2 para tí.

Habibi dijo...

Lo leo y lo leo y me digo, que inspirada empieza mi niña el otoño, me gusta, me gusta. La foto muy buena.
Mis besos

Marina dijo...

MARÍA.- Hay puertas con aldabones bonísimos…aunque a mí no me gustan demasiado. Tú no necesitas llamar a mi puerta corazón, siempre está y estará abierta para ti.

Lo de la estación…genial, ya te contaré.

Te quiero….vale vale, tú más ;)

Besotes.

JIJIJI.- No puedes jugar al escondite contigo mismo…siempre te encontrarías :)
Si juegas conmigo, yo tb te encontraría.

PD1.1. El maestro de las cursivas ha desaparecido; me quedo con su saludo.
PD2.2. María del Saco está asustando niños con el hombre del saco; me quedo su beso y su abrazo.
P.D.3.3. Y me quedo la doble ración porque era para mí jijijiji.

Besotessssssssssssss

HABIBI.- Pues si a ti te gusta, corazón, ya me doy por satisfecha.
Besos cariño mío.

Malo Malísimo dijo...

Me gusta, me gusta este onirismo tan lírico, me gusta ese recorrido por la memoria...
Ahora el pero. ¿Pero y si llamo a la puerta de tus sueños? Ahí no hacen falta nudillos...¿Y si Yo tampoco me despierto?

La fotografía es realmente preciosa por lo sencillo

Esmeralda dijo...

Magnífica foto.
Si nos viésemos con más frecuencia desde fuera 'otro gallo nos cantaría'

Buen texto
Un fuerte abrazo

Marina dijo...

MALO.- Tú sabrás encontrarme, en los sueños y fuera de ellos, en los parques, en los jardines y allí donde nazca una flor o vuele un pájaro.

No tienes ni que llamar.

La fotografía es una preciosa calle de Béjar y el fotógrafo, un artista.

Besos malvados ;)

ESMERALDA.- Totalmente de acuerdo contigo. Pero dejemos a los gallos cantores, que a veces no saben que aún es de noche y cantan a deshora.

Besos fortísimos.

carmensabes dijo...

Salir y soñar, el desvelo pierde la batalla y los sentidos aunque callados se agudizan y emergen como nunca.

Un abrazo guapa, me encantas siempre.

Marina dijo...

CARNENSABES. Es un gusto verte de nuevo revolotear por el umbral de la noche.

Un beso grande.

Petrus dijo...

Al otro lado, tras la puerta, siguiendo de cerca tu sueño, caminando de puntillas por el arco de tu espalda, llegando hasta el límite donde confluyen sensaciones y deseo... Dulce, tan lentamente como tu respiración anidada abre espacios al recuerdo de la noche pasada, dibujando surcos de piel sobre tu cuerpo... Levemente, en la plena inconsciencia del deseo...

Descubro tu espacio, prometo seguirte tan cerca como tus letras me señalen el camino.

Mis besos y mi agradecimiento.

Marina dijo...

PETRUS.- Hola Romano. Que bonito lo que escribes, casi podíamos añadirlo al post.

Gracias a tí por dejarme tus sensaciones.

Otro beso para corresponder :)

sunsi dijo...

Qué precioso, Marina... No tengo palabras. Llegó la inspiración y de qué modo. Petonets desde Tarraco:)

ohma dijo...

Es un tanto misterioso el texto. He pensado en una especie de presencia espiritual.
Lo cierto es que a veces parece como que intuyéramos que hay alguién.
Muxus, Marina.

Marina dijo...

SUNSI.- Mi querida Sunsi, la inspiración llega y se va. Y yo voy loca detrás de ella, pero corre más que yo.
Besitos corazón.

OHMA.- Siempre hay alguien al otro lado de la puerta... aunque a veces no nos espera a nosotros.
Besos

elena clásica dijo...

Querida Marina:

Cuando una decide desdoblarse asume los problemas de vivir dos vidas, pero la magia es tan cautivadora...

La tuya es una lección lírica, sensorial, sensual, lluviosa de las relaciones humanas, de las afectivas, que han quedado definidas en un punto doloroso.

Pero debemos recordar que más allá de las palabras habla el corazón, y aún más allá a veces acuden los fantasmas, descalzos e invisibles a contemplar a alguien.

Soñadora y cautivadora te muestras. Qué gusto, precioso.

Un beso, querida.

angel luis utrera baza dijo...

Precioso, dulce y lindo....sugerentemente sensual,y como siempre especialmente delicado. Y como no podia faltar la foto de Manuel Casadiego, palabras mayores.....
Me encanta

Marina dijo...

ELENA CLÁSICA.- Desdoblarse, salir de tu cuerpo y encontrar aquello que en la distancia te será mostrado. No siempre tienes los sentidos prestos, pero el corazón, las más de las veces, te indica el camino.

Gracias por tus palabras y por tu sensibilidad infinita.

Besos corazón.

ANGEL UTRERA.- Cuando escribí el texto, tenía claro cual sería la fotografía que le acompañaría.
Si mis palabras te parecen sugerentemente sensuales, eso es nuevo, porque yo pensé que un texto sensual no me saldría nunca…al menos sin ayuda.

Gracias.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Siempre magistral, nuestra buena maestra: ¡Aprendamos!