2 de diciembre de 2013

Al otro lado.




.- No me dijiste que el beso fuera mío.

Ella hizo un mohín ostensible que nadie recibió, la conversación era por teléfono. Del otro lado, sus palabras eran recibidas con cierto cansancio. Una desgana que ella no percibía, o que, simplemente, no quería percibir.

.- ¿Vendrás a comer?

Esta vez su voz fue lo suficientemente elocuente, no necesitó ningún gesto adicional, que, por otra parte, tampoco hubiera visto nadie.

El teléfono volvió a su pequeño lugar en el mueble del salón. Un lugar de honor que siempre le había gustado.  Ella estaba demasiado ensimismada en sus pensamientos, de otra forma hubiera visto, cómo en la pantalla de su teléfono estaban escritas las palabras “te quiero”.



19 comentarios:

Ánima dijo...

Incomunicación...tantas respuestas en torno a esa pregunta sin respuesta, tantos malos entendidos por no saber dibujar la precisa palabra, el certero verbo...tantas veces, tantas...

mojadopapel dijo...

la mayoría de las veces las señales no llegan porque no queremos verlas.

ñOCO Le bOLO dijo...


Esperaré al amanecer... aunque no esté...
Con los antiguos teléfono le hubiera pasado lo mismo. El problema está en tanto ensimismamiento. No conviene si hay dudas en el aire.
Buen relato corto muy reinterpretable.

· BSNGNS

· CR · & · LMA ·


Marina dijo...

ÁNIMA.- Creo que lo dices muy bien. Gracias.

MJDPPL.- ¿Cuántas señales se pierden por el camino? Seguramente muchas.

Ñoco Le bOLO.- Gracias por el cumplido. Reinterpretar es fantástico porque podemos estrenar relato a cada instante.

Besos per tutti.

Dulce dijo...

Es que simplemente a veces no se quiere ver.

BdTG.

María dijo...

Es verdad que a veces, no nos enteramos de nada... ( bueno, yo... casi nunca:-) Unas veces por culpa del ensimismamiento ( como dice ÑOCO) y otras por la ceguera coyuntural ( como dice DULCE ) los mensajes quedan suspendidos en le aire sin llegar a quien y como deberían...

Jo! MARINITA... estos relatos encriptados tan reinterpretables y estrenables a mi siempre me dejan pensativa y eos mi cielo...en mi, que no dejo de darle vueltas a coco ni por recomendación es poco menos que una tortura jaja ... ¡¡so mala!!


Nooo... que es broma bonita mía... ( ya puedes llamarme y contarme de qué va esto:-) jajaja


Mil besos preciosa.. sea como sea tú, bien atenta... los te quiro son tan escasos que si ves alguno por ahí perdido tú ¡¡agárralo!! por si yo te dejo mi...


TQ... +++++aquí, bien visible, para que no tengas que esforzarte ni una pizquita...



Muaaaaaaaksss!!! inmeenso y feliz mañana tesoro.

Amapola Azzul dijo...

Me gustó el relato, Un beso.
Enhorabuena.

Jose dijo...

Pues al otro lado yo te entendí perfectamente, aunque se en un mensaje encriptado.

Saludos

carmensabes dijo...

Hay que darse tiempo siempre, un esfuerzo que sin duda merecerá la pena. Para lo bueno y para lo malo, las Prisas no son buenas.

Besitos querida

Esmeralda dijo...

La mirada, la mirada es lo importante. Si la ves habla por si sola... es lo que tiene estar al otro lado, intuyes pero no ves. Resolver las dudas es primordial.

Me gustó tu relato
Besos Marineta

teresa dijo...

Marina, las mujeres tenemos un sexto sentido y nos equivocamos poco.
Paso a saludarte,un fuerte abrazo.

Marrubi dijo...

Creía que te lo había dicho, pero veo que no.
¿En qué estaría yo pensando?

Pues te lo digo ahora...El beso es tuyo.

Muakkkssssssssssssssss mi querida mujer tremenda.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Toda una historia dentro. Contada con elipsis necesarias y tensión. Cuántas veces yo mismo...+
Besos.

Marina dijo...

DULCE.- Si fuera así como tú dices, que no se quisiera, entonces tampoco se buscaría.
Quizá es que a veces no se sabe que el mensaje está ahí, tan cerca y a la vez tan alejado de nosotros.
BdTB

MARÍA.- Mala, lo que se dice mala……SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII siempre mala y remala. Yo encripto los mensajes para que no sean aburridos. Es mucho más placentero llegar a la conclusión después de haber trabajo un poco. Es que túl quieres todo migadito, y eso, señorita, no es pedagógico, que lo sepas .
Y te llamo cuando quieras, pero sabes que de lo que menos hablaremos será de este post jajajajajaa. Esto solo es un pensamiento reinterpretable que cada uno puede acomodar a su vida.

Elena y tú me torturais sin piedad….valeeeeeeeeeee tú más.

Te quiero

AMAPOLA.- Muchísimas gracias por pasarte, leer y dejar unas palabras tan ambles.
Un abrazo.

JOSE.- Tú entiendes todo lo que escribo porque tú eres mil veces más encriptado que yo jajajajajaaj. Y además eres un encanto.

CARMENSABES.- Ni las prisas ni el dejar pasar cosas sin haberlas intentado, me parece a mí.
Besos preciosa.

ESMERALDA.- La mirada atenta y el corazón presto ¿verdad?
Un abrazo bien fuerte.

TERESA.- Biennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. Eso si que me ha gustado. Las mujeres nos equivocamos poco. Me encanta guapa.
Un besazo.

MARRUBI.- No sé de qué beso hablas, pero es igual, me lo quedo por si acaso te has equivocado.
Gracias mi pequeña escritora.

PEDRO.- Cuantas veces yo misma…
Un beso chico listo.

EX dijo...

Más que el ensimamiento ese, o como se diga, a veces pienso es que lo que nos revuelve es tanto apalabramiento ...escribiremos cartas, cantaremos canciones, señales de humo y tantas cosas que parecerán simple verborrea para decir lo mismo.

Cuando con dos palabras, basta.

Bisitis!!! ...Iyir istivi giniil!!! :)

Marina dijo...

EX.- A veces bastaría con una sola palabra, pero no se dice, o no se escucha o no se sabe decir o no se sabe escuchar. Variables imponderadas creo que se llaman (o no)

Lyir? NPI

Bisitis girdis piri ti.

Traducción: Bepesopos gopordopos paparapa tipi

Marrubi dijo...

Y tú ¿por qué me lías?

Mi beso era por el principio de tu texto...(una pequeña marcianada).

De todos modos y, ya que he vuelto, a veces no se quieren entender las palabras.
A veces, no queda nada que intentar porque todo está intentado...

Marina dijo...

MARRUBI.- Ya hemos hablado y creo que todo aclarado.

Besitos guapa.

Habibi dijo...

No siempre entendemos lo que nos quieren decir, unas veces por falta de atención y otras por cansancio.
Un buen relato.

Mis besos