26 de enero de 2014

ZAPATOS DE TACÓN



Llevaba un moño de esos que se hace una misma, dejando que el pelo se distraiga. Un moño aparatoso, hueco, con entresijos alborotados, medio nido, medio cesto de costura.

Caminaba con esa gracia oscura de quien no sabe andar con zapatos de tacón. La falda, plisada en mil tablas de colores, se movía a un son que solo ella podía escuchar.

Prescindió de los zapatos, para correr los pocos metros que la separaban del mar, antes de que el reloj terminara de dar las 12 campanadas y volviera a convertirse en sirena.



***


CaféArt Bahía, me invitó este año a participar en un precioso proyecto: "Proyecto Sirena". Textos en forma de peces referidos a sirenas, metidos en una red para ser "pescados", mientras que artístas plásticos dejaban sus sirenas de pintura o esculturas cerca de esta red.

Me pareció un proyecto precioso y les envié dos textos. Este es el primero.

Gracias Ana Cuaresma por acordarte de mí.

Se lo voy a dedicar a mi amiga EVA DE TUI, que viene por aquí y casi nunca deja huella... como las sirenas.





32 comentarios:

Marrubi dijo...

Pues tu texto es precioso, como las sirenas...como correr sin zapatos para llegar al mar.

Tu texto es precioso, como la melodía que creas con cada una de sus palabras.

Resumiendo...Tu texto es precioso.


Un beso enorme, querida mujer tremenda.

cora dijo...

bellisimo Marina ... leerte es como adentrarse en un cuento y no querer salir ...

quien fuera sirena en ese mar inmenso donde los sueños son eternos ....
me quedo nadando en tu mar ...
sin zapatos claro ...


" Cantos de Sirena al dormirme, si se que me despiertas con tu amor ... "

http://www.youtube.com/watch?v=4BmASTe1iHc

Muchos besitos , feliz Domingo :)

María Pilar dijo...

La has perfilado tan perfecta y bella que yo la he visto y la he reconocida. Una bella sirena.

Dulce dijo...

Las sirenas no dejarán huellas, pero sí encantan con sus cantos.

Precioso texto, que vuelvo a leer.

BdTG

mojadopapel dijo...

Las huellas son dos, a mi me gustan las del corazón.Besos sirenita.

Marina dijo...

MARRUBI.- Ok mi texto es precioso :) igual que tú lokita mía.

Besos preciosos ;)

CORA.- Es cierto que si te adentras en un hermoso cuento no quieres perder el camino de los sueños…

La canción que me envías me ha gustado desde siempre y el vídeo que has elegido es perfecto para mi texto. Gracias guapa.

Besos cantados.

MARÍA PILAR.- Es que es eso exactamente, una bella sirena perfilada para un magnífico proyecto….

…Podrías ser tú.

DULCE.- Las sirenas no dejan huellas visibles para ojos inexpertos… pero tú sabes bien que si quieren ser encontradas, lo serán.

¡Cuidado con los cantos de sirena Dulce!… Atrapan.

Gracias. BdTB

MJDPPL.- Las huellas del corazón no solo son de las sirenas…¿verdad?

Besos azules.

Urbana Luna dijo...

Ya conocía tu participación en el proyecto. Aprovecho la ocasión para felicitarte por este texto. Es elegante y sutil, como las sirenas

Anónimo dijo...

Eva dijo…

Un millón de gracias por hacerme coprotagonista de ¡UNA ENTRADA TUYA!

Preciosa tu autobiografía.

Me voy contigo y con Don Diablo hasta el fondo del mar si hace falta.
Un beso
Eva

Anónimo dijo...

Eva dijo...

Marina, espero que no te moleste que use tu blog para una misiva.

Apolonio, ya estás tardando!.
Eva

Marina dijo...

URBANA LUNA.- Gracias, es una bonita manera de describir el texto, no sé si cierta, pero me encanta. Gracias.

EVA.- venga Don Diablo te aviso ;)

Por cierto, tú eres una Sirena Preciosa, está claro que el texto es tuyo.

Respecto a Apolonio. Está ligando en alguna parte del Olimpo.

Besos termales :)

ñOCO Le bOLO dijo...


Pobre Cenicienta marina. El reloj ha sido su enemigo, cuando ya había conseguido librarse de todas las redes.
Dentro de su moño podría haber llevado un desactivador de relojes.
Me ha gustado mucho.

· BSNGNS

· CR · & · LMA ·


Marina dijo...

ÑOCO LE BOLO.- La próxima vez, haré que lleve escondido en su liguero, un desactivador de tiempo o de relojes, según el tamaño.

Un besito x 9

María dijo...

Sabes que el texto me pareció una preciosidad, cielo. Siempre me han encantado las sirenas, sobre todo con moño despelujado que no saben andar en tacones;) por eso me gustáis tú y Eva, aunque ni tengáis moño y andéis en tacones divinamente, jaja lo mejor de todo es vuestra cola, vuestra impresionante cola de sirena...

Has elegido bien, las letras en esos pececillos son cien veces más bonitas que los tacones, aunque fueran unos Stilettos Louboutin... a la orilla de la playa, en el mar... no valen para nada. Cualquier cosa que se compre con dinero, vale poco justo por eso... se puede comprar.
Un beso inmenso sirena...

Por cier, no.. ya estaba dormidita a esa hora:))
Mmmuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakkkssss!!


EVITAAAAA .. estás... jajaja estás... Mmmmmmm
Meeencaaaaaaaaanta como estás jaja Mmuaaaaks!


.. Hasta mañana chicas:))

Dulce dijo...

Yo sólo oigo cantos angelicales, los únicos que me pierden.

Feliz cumpleaños blogero, que ha pasado desapercibido.

Besos dulces hasta el Umbral...

Anónimo dijo...

Apolonio dijo:

Sabes Marina, creo que todos nos sentimos como esta sirena de vez en cuando. Disfrutamos algo como niños pequeños. Nos salen patitas y de repente podemos caminar. Y hay pocas cosas tan intensas como esos segundos antes de que suenen las 12 campanadas y despertemos de nuestro sueño...
Y ¿sabes qué más? Creo firmemente que siempre deberíamos vivir ahí, en esos instantes previos a las campanadas. ¿No te parece que es justo ahí donde todo se vuelve mucho más vibrante e intenso y todo encuentra su sentido?
Lo mejor de todo es que para vivir con intensidad siempre estamos a tiempo. Siempre. Por muy mal que se pongan las cosas. Recuerdo ahora aquel condenado a muerte, protagonista de "El extranjero", que justo antes de morir encontró el sentido de las cosas y aprendió a vivir contemplando el azul del cielo por una rendija de su celda... La alegría sel ser, del existir, que habita todas las cosas, todos los momentos; siempre presente, pase lo que pase...
Siempre habrá algún motivo para sonreír, aunque sólo sea la misma voluntad de estar vivo y no rendirse nunca.

Mil gracias Marina, por acoger mis desfases con tanto humor. Si se me da cancha, a mí se me sufre como a las hemorroides. ¡Advertida queda las dama! ;)

Respecto a ti, dulce Eva, Marina tiene razón: estoy en el Olimpo desde hace un tiempo, aunque me temo que no voy a dar detalles ;). Sin embargo, te diré, que creo que tengo "permiso" para irme contigo hasta el fondo del mar o del mismísimo infierno. Y es que, las buenas lenguas, hablan maravillas de usted... y también de la anfitriona de este rincón.

Así que ¡un beso de nuevo a las dos, enorme y sonoro! Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakkkks!!! jajajajaja. Que descansen ambas damas especialmente bien esta noche :).

Marina dijo...

MARÍA.- Sé que te gustó el texto cuando te lo enseñé para que me buscaras una imagen. Y a mi me encantaron tus zapatos, los guardo, para otra ocasión, en mi fondo de armario.
Hasta cuando quieras Princesa.
Besos.

DULCE.- Las sirenas son igual de hermosas que los ángeles, pero su canto es mucho más peligroso… evidentemente, tú, chico listo, siempre a lo seguro, sabes que con los ángeles no te la juegas ;)
Recojo tus besos y te mando otros nuevecitos, desde Mi Umbral.

APOLONIO.- Bienvenido a mi morada, donde moran toda clase de Brujas, Hadas, Duendes, Magos, Piratas, Dulces…

Puedo discrepar? Jejeje, creo que eres tú, querido mío, quien no sabe dónde se ha metido.

Discrepo. Yo creo que debemos vivir cada instante como si fuera único, pero saber hacerlo siempre, no solamente cuando ya lo tenemos casi perdido. Los instantes que no vivimos y dejamos pasar, pasan para siempre, no volverán jamás, vendrán otros, por supuesto, mejor o peor, pero otros distintos en su intensidad, color y sabor.

El cielo siempre es azul, si no lo disfrutamos cada día, cada instante, lo habremos perdido.

¿Cuántos momentos cotidianos perdemos al día? ¿Cuántos por reconocidos o aparentemente triviales los pasamos de puntillas?

Respecto a la sonrisa…debería venir de serie y el silbido tb ;)

Nada que agradecer, estás en tu casa y será un placer sufrirte…pero te advierto que deberás estar dispuesto a sufrirme… ya te vas dando cuenta.

Respecto a Eva, ella no sé si lo sabe, pero es la Sirena más perfecta con la que yo me he encontrado, fíjate que en el agua, después de 4 horas, Yo estaba arrugadita como una pasa y ella y florecida como una Sirena…lo que te digo.

Ah y para rematar, deja besos individuales, que partirlos es muy cansado.

Besos señor mío …ito ;)

Anónimo dijo...

Oye Marina, con permiso ...tus amigos y amigas son todos unos pelotillas...oh! que bonito lo que escribes oh! que bonitas tus zapatillas de cenicienta, bla, bla, bla.

jijijijijiji. :)

Esmeralda dijo...

Me gustan tus palabras y me recuerdan algunas anécdotas sobre tacones.

Abrazos

carmensabes dijo...

Entrañable y tierno texto Marina.

Bonito proyecto.

Besicos reina.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Conozco algunas sirenas que soñaron ser humanas...
Besos.

Anónimo dijo...

"Ito" reincide y contesta con voz risueña:

Querida sirenita dueña de estos lares, no sólo no discrepo con vos, sino que corro presto hacia donde se encuentra y, dándole un beso y un abrazo de lo más apretujadillo, le digo a todo Amén. Y por si acaso no ha quedado claro, repito el beso con un sonoro MUUAAKKK!!!, y le digo con certeza que este es todo todito para Marina; únicamente para vos, mujer sin par que intenta discrepar conmigo y que, al parecer, lo debe hacer realmente mal pues sólo besos y abrazos consigue. Pardiez, qué extraño mundo este en el que amenazas con ser almorrana y te reciben con cariño, diciendo poder ser lo mismo para ti, a lo cual tú respondes acogiendo con cariño semejante maldición de la naturaleza. Demonios. ¿Será esto masoquismo o qué será? Sea lo que sea, bienvenido sea. Seamos kamikazes y reincidamos de vez en cuando en besos, sonrisas y silbidos (si tercia). Y no pasemos más momentos de puntillas. Todos son únicos, brillantes y necesarios, cuando sabemos mirar.

¿Y sabe qué cosas más?
¡Qué hubiera matado por encontrarme aquella deliciosa tarde/noche entre esas tres sirenas, sacando la cabezuela en "la piscina termal". Eso sí que fue un desliz imperdonable del destino, porque ¿adónde estaría yo?
Imperdonable, ya lo digo...

Besos!!!! Señor-ita ;)

Marina dijo...

SMERALDA.- … Esos tacones y sus historias…las contaremos algún día ;)
Besos guapa.

CARMENSABES.- CaféArt Bahía siempre nos propone unos proyectos interesantes y yo tengo la suerte de participar.
Besos pintados.

PEDRO.- Y yo conozco algunas humanas que soñamos con ser sirenas…
Besos.

ANÓNIMO.- Discrepar conmigo es complicado cuando me asiste la razón. La Razón es efímera y voluble, pero nos llevamos bien, yo le dejo el sofá de mi casa, le pongo una mantita de cuadros, almohadones de plumas y algunas golosinas para picar y ella, a cambio, me asiste cuando se lo pido… con lo cual, tenemos a raya a la señora Discrepancia.
Cuando tres sirenas se juntan en aguas termales… mi querido Ito, nadie más tiene cabida.
Acepto su beso personal e intransferible y le mando un abrazo de reconocimiento… facial.

Abraz…ito.

Malo Malísimo dijo...

Querida mía...no puedo, me estoy riendo y no puedo. ¿Ya te has llevado tu expresión? Que sabes que es para ti, de seguro que le das mejor uso y empleo que yo. De los tacones...no puedo, tengo una visión en la mente una imagen que vi el otro día...llovía, llevaba una bolsa en la cabeza y andaba como si sus rodillas fuesen flejes...¡aún me estoy riendo!

Marina dijo...

MALO.- No todas pueden ser sirenas ;)

Me quedo la expresión, pero te dejo utilizarla...es genial.

Besos tronchados por la risa.

chusa dijo...

Hola Marina, he leìdo tu breve relato de una cenicienta-sirena y me ha gustado tu forma escueta e irònica de narrar, y esa "falda que se movía a un son que solo ella podìa escuchar"... Bonito texto y proyecto, y el cuento se ve muy lindo en papel con forma de gaviota. Un abrazo envuelto en brumas desde tierra de ninfas

Marina dijo...

CHUSA.- Muchas gracias, ha sido un proyecto precioso.

Tengo que contarte que mi texto no está en un papel con forma de gaviota ¡Dios me libre! Sino con forma de pez, de pez acompañante de las Sirenas ;)

Un abrazo.

Pitt Tristán dijo...

Es un texto lleno de dulzura y sensibilidad, y un cierto misterio, ¿quien puede ser una sirena?

Te felicito.

Marina dijo...

PITT TRISTÁN.- Buena pregunta. Yo creo que cualquier mujer puede ser Sirena.

Gracias.

Myriam dijo...

¿Y ALDABRA no ha visto esta entrada tuya? me imagino lo en casa que se sentiría...

Besos

Laura. M dijo...

Dichoso reloj...y dichosos tacones:(
no me importaría ser sirena me encanta el mar...
Un beso desde Béjar;)

Pd Me ha hecho venir aquí una buena amiga de mucho tiempo chusa.
Hoy me lo comentó en un correo.Sin tu permiso me quedo.

Marina dijo...

MYR.- Hola guapa. No sé si Aldabra lo ha visto, supongo que no. Creo que tengo su blog agregado, pero no sé cual es. lo busco y la aviso.
Un besito.

MAURA M.- Hola conciudadana de este precioso Béjar. Encantada de verte. Y claro que te quedas, por supuesto, no necesitas permiso pero si lo quieres...ven porfavor cuando quierassssssss

Besitos

P.D.A ver si coincidimos y me dices quien eres. Tampoco sé quien es Chusa.


Habibi dijo...

Tu relato de sirena, precioso, me acabo de recordar y con tacones, mis llegadas entre andando y corriendo por estar a la hora en casa, mi madre era severa con la llegada, y te jugabas la salida del día siguiente.

Mis besos