11 de diciembre de 2010

Cuando amanezca




Llueve torrencialmente. El aire es de huracán. En la habitación las cortinas se mueven. Los sonidos se multiplican, deshaciendo un sueño apenas comenzado. Bailan los fantasmas sobre las paredes. De los armarios salen monstruos chillones que lo inundan todo. Aquellas sábanas de raso, que compré una tarde de lunes, cubren mi cabeza, soportando mi respiración.

Cuando amanezca nada habrá cambiado, pero la luz lo inundará todo.


40 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Ha amanecido para mí. El reloj de la cocina me recibe con un tic tac que me corta el aliento. No puedo ver qué tiempo hace allá afuera, porque no quiero hacer ruido. Si no te hubieras acostado tan tarde, te prepararía un café. :-)

Un beso

✙Eurice✙ dijo...

¿No se escurren las sabanas de raso?...bella prosa.
Gracias a ti por las bonitas palabras que has dejado en mi oscuro desván.
Abrazos, que disfrutes del fin de semana.

María Bote dijo...

Breve y bello texto, Marina. Gracias por visitarme.
Besos y, felices fiestas.
María.

Mistral dijo...

Has descrito de un modo la escena, que entre la lectura y la foto, me han entrado ganas de taparme con las sábanas...

Gracias por tus palbras en mi blog.
Un cordial abrazo
Marina

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cuando amanezca comienza los preparativos para que el próximo huracán no te afecte.
Besos.

carmensabes dijo...

Algunos amaneceres son sólo restos de naufragios, aunque la luz disipe los agujeros negros.

Besitos guapa.

María dijo...

¿Y todavía te acuerdas que aquellas sábanas de raso las compraste una tarde de lunes? fíjate, yo tengo un despiste que no se ni cuándo doy un paso.

¡Qué poquito me gustan los días de lluvia! pero siempre queda la esperanza de que esos días pasarán y vendrán otros llenos de luz.

Un beso, y feliz fin de semana, preciosa.

Cornelivs dijo...

Cuando amanezca...sonreiremos ante nuestros pasados miedos.

Un enorme abrazo.

don vito dijo...

Hola Marina, gracias por estos bellos amaneceres, enorme placer despertarme entre tus letras, pasa buena tarde, gracias, besos.

CarmenBéjar dijo...

Brrrrr, qué miedo Marina. Me estaba acordando que el otro día me desperté en medio del vendaval, con el viento ululando y el chaparrón aporreando la ventana y no podía dormir. Vuelta a un lado, vuelta al contrario; ahora boca arriba, ahora boca abajo; con los ojos cerrados por no abrirlos. Y, me dormí, al final fui capaz de hacerlo. Creo que los monstruos del armario me vinieron a ver esa noche, jeejje

Besos

Paco Cuesta dijo...

Amanece que no es poco. Luego intentaremos reconstruir el día.

Aldabra dijo...

Es una reflexión bonita y muy real.

Me encanta el contraste en el texto del principio y el final, muy esperanzador, con esa luz que lo inundará todo.

biquiños,

ana dijo...

Llegará la del alba... esa hora mágica en que todo conspira para ser nacido... y vendrá la risa suave de mano de la luz.

Un abrazo.

mi nombre es alma dijo...

Y es que es difícil que desaparezcan los monstruos aunque salga el sol, si estos están en nuestra cabeza.

Antonio Aguilera dijo...

Otra vez para espantar a esos monstruos me avisas a mí, verás cómo salen todos correindo por la ventana jajaja.

Vine a desearte un feliz fin de semana.

Un beso.

PD: si tienes alguna cosilla para la revistilla házmelo saber (por guardar páginas) anto.aguilera1961@gmail.com

Asun dijo...

A esos fantasmas bailarines no les asusta el huracán, lo que les asusta es que se les haga frente. La luz del nuevo amanecer nos ayudará a ello.

Un beso, Marina.

Anónimo dijo...

Cuando amanezca estaré chorreando de sudor pero, los fantasmas quedarán en eso en fantasma,de un pesado sueño,volveré a ser yo con mis ilusiones y realidades de la vida,y no olvidando la ilusión de esas fecha en la que compré esas bonitas sabanas que me estan tapando el alma y el corazon.

Jose dijo...

Cuando amanezca estaré chorreando de sudor pero, los fantasmas quedarán en eso en fantasma,de un pesado sueño,volveré a ser yo con mis ilusiones y realidades de la vida,y no olvidando la ilusión de esas fecha en la que compré esas bonitas sabanas que me estan tapando el alma y el corazon.

00:05

Parece ser que el sistema falló

Un saludo Jose

Día de los bebés rollizos Nestlé dijo...

sugerente y sugestivo.

Habibi dijo...

Después de la tempestad viene la calma. Los fantasmas y los monstruos desaparecerán, y como dices la luz del amanecer lo inundara todo. Muy poético.

Mis besos

ñOCO Le bOLO dijo...


· Cuando amanezca, la luz que inundará todo propiciará el cambio necesario. Las siguientes lluvias mojarán... de otra manera.

· b9+

CR & LMA
________________________________
·

María dijo...

Pero... ¡¡MARIIIIIIIINA, xD!! ¡¡copioooooooona!! jajaja

Se lo pienso decir a la Seño ¡¡¡qué te crees tú!!! :-)

Bueeeeeno, venga que te dejo. Además, yo ni tenía sábanas de raso, que yo de eso no uso, ni llovía, ni mucho menos me asfixiaban las sábanas ¡¡sólo me faltaba eso, xD!!

La verdad es que no sé cual de las dos noches ha sido más terrible, si la tuya o la mía :-)

Está claro, que en la tuya pondrías sin duda...

Me besa, me abraza, me... amasa :-)
¿Qué? ¿mejor? bueeeeno...
espera que me esfuerzo más...

Me besa, me abraza, me... arrasa
me espachurra, me abrasa...

¿Ya llego al cinco? jajaja


Mil besos mi querida profe, he estado un poco alejada en mundos siderales este finde, pero ya he aterrizado...Ojalá tú también y esas sábanas de raso hayn sido muuuuy buenas contigo, cielo.


Mil besos x mil más
Muaaaaaaaaaaaakss

Chus dijo...

Hola, me gusta tu blog, me gusta tu tierra, eso que solo he pasado por ella, mis compañeros de viaje, tenían demasiada prisa por llegar a Caceres y no quisieron parar ni a la ida ni a la vuelta, así que he decidido que a la primera oportunidad que se me presente para allá me voy, A Bejar , A la Alberca y A Ciudad Rodrigo.
Un abrazo , te seguiré visitando.
Chus

Patricia dijo...

Que bella foto! los versos le hacen gala pues me senti algun dia asi bajo esas tormentas alocadas!
besos,

Dr.Mikel dijo...

Marina, ya sabes que siempre tras la tempestad regresa la calma.

Ele Bergón dijo...

Cuando amanezca si existirá un cambio y muy importante: Se habrán ido las tinieblas

Un beso

Luz

Milanou dijo...

PArece que la agitación de fuera, del tiempo, la noche y la lluvia es la plasmación de la agitación del alma.

Le Mosquito dijo...

"Haces que mis ojos descansen y mi cara sonría"

¿te acuerdas de estas palabras.

Yo, sí.

:-)

Gracias.

Myriam dijo...

El secreto, está en la luz. Deja que lo inunde todo, también a tu corazón.

Besos

Merche Pallarés dijo...

Preciosa y breve descripción de una noche de lluvia tormentosa. Me ha encantado. Muchos besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

Que amanezca pronto.
Y que te llenes de luz.

Besos.

Firvulag dijo...

Marina, no he recibido el correo con tu dirección postal para enviarte el comic. Si lo enviaste revisa el e-mail que pusiste, debe ser: rocacoscolla@gmail.com

Te escribo en el blog porque no encuentro tu e-mail.

Saludos.

José Manuel.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

A cada procelosa noche, le sigue un radiante amanecer... Bueno, no estoy seguro, pero por si sirve.

Un proceloso beso.

Carlos dijo...

Ya lo dice el refrán, para evitar pesadillas nunca hay que comprar sábanas los lunes por la tarde. (el refranero textil es sabio) :)

Por suerte cada tanto amanece.

Un beso.

María dijo...

Un besazo muy grande, Marina.

LAGUN dijo...

¿De qué hablamos: de la noche o del submundo de las tinieblas y la oscuridad? Porque a mí me encanta la noche.

Un beso

Romek Dubczek dijo...

Precioso texto, me ha encantado.
Un abrazo

Ricardo Miñana dijo...

En estas fiestas tan entrañables, con mis mejores deseos de ilusión, paz y felicidad.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

J. G. dijo...

sin entrar más se ve bien esa foto.

felicidades

Ernesto y Felisa dijo...

Que bonito cielo, me recuerda a Vermeer.
saludos.
Felisa
(por este cielo,... quizá haya merecido la pena la tormenta)