8 de diciembre de 2010

UNA INMERECIDA INVITACIÓN




Un día de noviembre abrí el correo como siempre y me encuentro una invitación de Pedro Ojeda para asistir a Una Comida Quijotesca. Mi imaginación salió corriendo, la pude sujetar a duras penas. Me emocionó que Pedro se acordase de mí y de mi pequeñísima aportación (apenas unas fotos y un seguimiento en la sombra) contando conmigo para un evento, que yo sospechaba, impagable.

Con mi amigo Manolo, desde Béjar, Pancho, eficiente conductor desde Salamanca, y gracias a la colaboración de mis hijas, emprendimos camino a Burgos. Ciudad preciosa, fría y acogedora. El suelo helado amenazaba con dejarme la crisma empotrada en cualquier adoquín malandrinoso que me llamaba desde el suelo, los fuertes brazos de Manolo lo impidieron.

Nos encontramos en la cafetería del Espolón, dónde según llegábamos a la Mesa Redonda (aunque de mármol cuadrado) reconocíamos sonrisas y guiños. Tengo que decir que disfruté el recibimiento de Pedro. Fue sobre su hombro cuando reconocí un rostro que me parecía imposible; ¡Antonio Aguilera! Me conquistó su sonrisa franca y su abrazo sincero…¡De repente! ¡Tachín! Un personaje escapado de un cuento impreciso anunció: ¡ Soy Cornelius! Y desde ese momento conquistó mis simpatías regalando retazos de cordialidad a los que siempre podías acudir.

No conocía a casi nadie. Pronto me di cuenta que eso era lo de menos. Merche, por ejemplo, llenó mi cara de lucecitas azules en compartida conversación. Asun, mostraba lo que había traído para nosotros; cordialidad, serenidad y simpatía. No reconocí a Myriam…creo que se quedó con ganas de darme un cachete, merecido, por supuesto. Mª Ángeles y Luz y yo confundiéndolas continuamente, ellas, pacientes, sonreían mi torpeza.

Después en la comida conocí a Bipolar-Mayte, una ardilla saltarina que encandilaba a presentes y ausentes. José Manuel y su licor valenciano (ummmm). Fernando Portillo a quien los pimientos de Antonio llamaban con insistencia (al final me los comí yo). Ester, cercana en su afabilidad. Caín, nuestro guía solícito y amable, hizo que llegáramos sin contratiempos a Ibeas, en un día a bajo seis. Paco, a quien no conocía, pero reconocí; un poco truhán y un mucho caballero. También contamos con la compañía de las parejas de algunos blogueros cuya mirada de complacencia nos calentó el ánimo.

Y, por último, pero en primer lugar, conocí a Begoña, la mujer de Paco. Nos miramos un momento, hablamos dos palabras y supimos que queríamos comer la una al lado de la otra (Gracias Cornelius) Hay personas a las que tienes que conocer, ella es la mía. Fue y es un autentico placer haberte encontrado.

Mi querido Pedro. Mil gracias por una fantástica invitación.

(Seguro que mi estúpida cabeza olvida a alguien...pero no mi corazón.)


Pedro lo cuenta mejor en La Acequia


29 comentarios:

Cornelivs dijo...

De nada, querida.

Fue un placer conocer a un ser absolutamente maravilloso, como tu.

Gracias por tus amables palabras.

UN ENORME ABRAZO...!

Paco Cuesta dijo...

Los buenos momentos si se comparten con amigos, son mejores, en tu caso pasan a ser excelentes.
Begoña te envía un abrazo y el deseo de un reencuentro que consolide vuestra -nuestra- amistad.
Otro abrazo y la gratitud por tu visita y compañía.

Besos Begoña y Paco

Antonio Aguilera dijo...

La verdad es que antes de conocernos en persona ya habíamos empatizado. Por sus obras los conoceréis, dijo un personaje bíblico, y yo, aunque no soy creyente de esas biblias, sí te conocía por tus obras. Por tus publicaciones en tu blog.

Vas con el corazón por delante, con sencillez pero con seguridad al mismo tiempo.
Para mí ha sido una de las experiencias más maravillosas de los últimos 20 años. La que más, si exceptúo el nacimiento de mis hijos.

No olvides mandarme algo para publicar en nuestra revistilla "probe", pero para gente rica de espíritu. Si lo tienes a mano échamelo al email:
anto.aguilera1961@gmail.com

Ojalá nos veamos de nuevo pronto.

Un gran beso

la jardinera dijo...

¡Qué envidieta!
Ayer me acordé de ti viendo las noticias y la crecida del río. Nombraron Béjar y yo me conecté a ti.

Besitos,

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Sinceramente...te vi en un enlace de Antonio...me alegro que lo pasaseis genial....nunca me perdonaré mi ausencia...un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Qué placer que pudieras venir! ¡Qué placer volverte a ver y que trajeras sonrisas bejaranas para todos!

Elvira dijo...

¡Que bien lo pasaste! Me alegro un montón. Besos

J. G. dijo...

un homenaje muy bien merecido a este estupendo amigo

María Bote dijo...

Me alegra de que lo pasaras tan bien, a pesar del frío que se deshace con la calidez de los encuentros fraternos de amistad.
Besos. María.

Myriam dijo...

Un placer haberte conocido en persona y ningún cachete, querida. ¡Cómo se te ocurre! La foto de mi perfil es de unos 6 años atrás y en el medio cambio de peluquero.
Besos

Jose dijo...

Demos muchas gracias a las tecnologías donde las palabras virtuales vuelan, palabras llenas de amor con gran sinceridad y unas dosis de humildad, hace posible estos encuentros de almas y corazones sanos de sentimientos.

Un abrazo

FELICES PASCUAS Y PROSPERO AÑO NUEVO.

Para tod@s de José

Anónimo dijo...

Buenas noches, Marina:

Te has equivocado en el título de tu entrada.
Te mereces todas las invitaciones, porque eres una persona estupenda.
Y es lógico que conectárais todos tan bien; Cervantes y El Quijote han puesto el resto, ¿qué mas garantía?.
¡Qué alegría leer todos los comentarios de vuestra reunión en mi Ciudad!.

Saludos. Gelu

Asun dijo...

Si he de serte sincera, me alegro de que aceptaras esa invitación según tú inmerecida, aunque dudo que así sea. Para mi fue un placer conocerte.
Me vuelven a emocionar las palabras que me dedicas, muchas gracias.

Un beso

El Drac dijo...

¡No lo puedo creer!! ¡¡los conocistes???!!! quiero fotos!! no te creo!! videos, pruebas!! No sabes cómo especulo con sus voces y formas y en verdad ...¡¡te envidio!! pero si puedes...postea unita foto por favor Ok? Un gran abrazo

María dijo...

Me alegro que todo os haya resultado tan maravillosamente bien ¿¿estaba MIRIAM mi querida psicóloga argentina? ¡¡andá!! entonces era cierto que cruzaba el charco ¡¡ay que ver que valiente!! y otros a cuatro pasos y na de na :-)

En fin que un beso muy grande para todos para ti el más grandísimo de todos pero ¡¡oye!! a las antiguas conocidas ¡¡no nos olvides!! ¿eh?:-)

Me has dejado bailando a la pata coja y te me has ido...

Bueeeeeeno, si todo ha sido así de bueno, no problem :-)

Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss, cosa guapa.

¡¡FELICES SUEÑOS!! que seguro ( más te vale) que tú ya estás en ello.

estrella dijo...

HOLA MARINA UN PLACER LEERTE, ME ALEGRA TU EMOCION, POR LO QUE HE LEIDO, ERES UN SER LINDO, Y LLENO DE SENCILLEZ, PERSONAS COMO TU, SIEMPRE SON BIENVEIDAS Y ACEPTADAS, POR ESA CALIDEZ QUE DESPRENDEN AL SONREIR, UN ABRAZO Y LO MEJOR SIEMPRE PARA TI, CON AMOR....LUZ ESTRELLA

ñOCO Le bOLO dijo...


· Posiblemente, el título esté equivocado. Merecer o no merecer es cuestión relativa (Einstein dixit)
· Toda reunión de ese tipo parte del supuesto de unas ciertas afinidades, por eso, el éxito está asegurado. Me alegro de que hayas disfrutado del evento. Repetirás.

· b9+

CR & LMA
________________________________
·

SILVIA dijo...

¿Inmerecida por qué? Me alegro de que disfrutaras Marineja!!
Regreso de nuevo, con más ganas que nunca de estar con vosotros...
Un abrazo!!

Firvulag dijo...

Marina, me alegro de haberte conocido aunque dada la cantidad de contertulios que teníamos entre ambos no llegásemos a hablar más allá de presentarnos.

Te debo un ejemplar del comic, si me envías tu dirección postal a rocacoscolla@gmail.com te lo enviaré.

Un abrazo.

José Manuel Roca.

Ele Bergón dijo...

Hola Marina

Bonitas y entrañables e intimistas palabras para comentar lo que sentistes al conocernos a todos.

Creo que fuiste la que mas me sorprendio, pues no te localizaba en ningun blog. Sin embargo si note que tu sabias de mi.

Hable poco contigo pero te encontre calida y cercana.

Espero pasarme con frecuencia por aqui y te invito a que que tu lo hagas por mi "casa".

La confusion entre Mª Angeles y yo creo que no eras la unica que la tenia. Somos muy amiga y no nos importa, aunque creo que yo salgo ganando, pues ella es mas joven.

Besos

Luz

(perdona el no poner tildes, pero tengo un virus)

LOLI dijo...

Que envidia!!!
Te digo lo mismo que Maria ;)

Un besazo mi hada linda!!

elena clásica dijo...

Querida Marina:

Me dio mucho alegría ver este encuentro de amigos que comparten tanto sentimientos y tanto corazón. Te encontré en una fotografía en el blog de Pedro Ojeda, y te vi feliz, deshaciendo el frío salmantino con tu sonrisa y a golpes de amistad.
He disfrutado mucho de vuestra alegría idealista.
Un gran abrazo, querida Marina.

Aldabra dijo...

lo mismo que te sucedió con Begoña me sucedió a mí con Bip, aunque ya jugaba con ventaja pues llevamos mucho tiempo leyéndonos.

tú y yo apenas hablamos porque el tiempo no da para tanto y nos vamos sentado y hacemos grupito con los cercanos, es lo normal pero nunca es tarde, iré conociéndote ahora a través de tus palabras, tu cara y tu voz ya las tengo guardadas.

biquiños,

p.d.: Pedro está en la foto para decir: And the winner is...

María dijo...

Qué bonito lo has narrado en este post, me ha encantado conocer tu punto de vista en esta experiencia tan positiva, me alegro mucho que hayas disfrutado de tan buena gente.

¡Y qué cara de felicidad se le ve a Pedro en esta foto!

Un beso.

Jorge V. dijo...

Bueno Marina, hoy yo te he conocido un poquitín más a través de la entrevista en el blog de María.
Un beso.

Merche Pallarés dijo...

Ay, Marina, ¡no sabes lo guapa que estabas con los reflejitos azules de mis lentejuelas cubriéndo tu bellísimo rostro! Un poco mareantes, eso sí... Me ENCANTÓ conocerte y espero que nos volvamos a ver pronto. Excelente tu entrada. Muchos besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Marina me asomo a tu umbral, me encantó conocerte.

Besos, pasaré por aquí

ana dijo...

Se siente grande tu alegría al lado de tus amigos. Me haces sonreír. Recuerdo a mis amigos.

Gracias.

J. G. dijo...

veo que se lo sabe hacer este hombre