12 de noviembre de 2011

LA CASA BAD.




La carta llegó un lunes por la mañana, como los malos presagios, como la lluvia, como el gris de la tormenta. Recuerdo que era lunes y no otro día, porque no tenía a cuestas la resaca de la semana.

El sobre ya me inquietó; marrón desvaído. El sello se llevó varios minutos de mi tiempo. Estaba plagado de filigranas sin formas definidas. El matasellos borrado por una gota de agua, o una lágrima, quizá un suspiro de niebla del viaje.

Un notario me pedía que asistiera a la lectura del testamento de una tía lejana.

En el despacho anónimo, un señor engominado y de aspecto dominguero, leyó las palabras de mi tía. Había tres sillas ocupadas, la suya, la mía y la de otro pariente, femenino, que nadie me presentó.

Entretenido mirándome los zapatos, me sobresalté al oír mi nombre seguido de las palabras: …Le dejo la casa Bad. Entonces el notario me entregó un sobre, marrón desvaído, con las llaves y una dirección.

La puerta era azul, mal pintada, en una madera tosca y resquebrajada. Los tablones verticales habían vivido, sin duda, mejores momentos. Abrí. Me recibió un zaguán en penumbra, con el olor rancio de las uvas exprimidas hacía tiempo. ¿Un lagar? Entonces escuché los pasos…dos pasos y un bastón, dos pasos y un bastón.

  • ¡Por fin estás de vuelta, mocoso del diablo!

Mi móvil de alta tecnología apenas iluminó la estancia. Pude ver cómo avanzaba hacia mí, el hombre que aterrorizó mi infancia. Un pirata cojo, borracho y asesino, protagonista de todos los cuentos que mi tía me contó.

Había heredado mis propias pesadillas.



Fotografía de Manuel Casadiego...Puntos de Vista.


47 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Marina, sí que soy feliz, gracias por tu visita, aún estoy dando vueltas por los blogs avisando.Ya me acuesto
A ver si hablamos
Te dejo un beso de ternura
Sor.cecilia

Merche Pallarés dijo...

¡Qué historia más intrigante...! Estupenda. Muchos besotes querida Marinita, M.

Elvira dijo...

Me he metido de lleno en tu historia, Marina. Muy bien creada. Besos

María dijo...

Hola, Marina, buenos días de domingo, aunque hoy hace por aquí bastante malo y está muy oscuro, pero es muy agradable entrar en tu casa para saborear tus letras imaginando esta lectura con sus personajes como si se tratara de una obra de teatro, y es que tus letras siempre son tan originales que nos dejas el frescor de tu arte.

Un besazo guapísima.

cuarentaydosymedio dijo...

Es lo que tienen las herencias, que te devuelven al pasado...

Garcibáñez dijo...

Algunas herencias parecen más pesadillas que otra cosa.

Asun dijo...

Yo mañana no abro el buzón, no vaya a ser que me encuentre con algún sobre marrón desvaído que me acabe conduciendo al encuentro con mis pesadillas. Ya se ocupan ellas solas de aparecer por mis sueños de vez en cuando.

Un besito, querida Marinilla.

María dijo...

¡¡Jo, MARINITA!! y eso que estabas medio griposa, medio cansadísima y medio dormida cuando escribiste esto... ¡¡Oye!! vas a tener que escribir de ahora en adelante, así, a partir de las 5 de la mañana hecha un asco... para que te salgan estas cosas tan preciosas...¡¡te inspira el machaque niña!!:-)

Las herencias, siempre tienen su parte buena y su parte de regalo envenenado...pero la vida es así, no se puede aceptar la herencia a beneficio de inventario ;-)

Ya sabes cielo, si dices sí... te lo llevas toodo, bueno y malo:-)

Que tu casa BAD, no tenga pirata malo... sólo un fantasma divertido, tipo Casper, con carita de cielo que se siente a tu lado junto a la chimenea y te haga cosquillas mientras sonreís los dos a la luz y el crepitar del fuego... ¡¡naaaaaada de pesadillas!!


Un beso grandísimo y ¡¡que te mejores de tu gripe/catarro/anginas lo que sea :-)

Muaaaaaaaaaaakss a miles bonita... de los de curarlo todo, tooodo como la de Catalana de occidente :-)



PD
Por cierto, hace aaaños que no me toca un comentario inspirado de los tuyos, te dejo que pase el 20... después...se siente, te espero con la libreta de examen ¿OK guapita?... Quedáis avisados Casper y tú:))




PD2
Mu bonita la foto... díselo a MANOLO de mi parte...
En Castilla hay muchas puertas como esa... muuuchas casas BAD, tú lo sabes.

¿Más besos? pues eso... todos los besos del mundo..¡¡cuídate mucho cielo!!


PD3
¿Sabes que BAD en inglés significa “malo”? sí... Seguuuuro que sí... eres mu lista tú:-)



Yaaaaa... me voy...jajaja
Feliz tarde de domingo, aquí caen chuzos de punta.. Para que te consueles:-)

Joker dijo...

Si es que las herencias ya no son lo que eran, jajajaja....
Fuera bromas, tu relato está lleno de intriga y realmente absorbe.
Besos.
Joker

Pedro Ojeda Escudero dijo...

La peor de las herencias...
Besos.

Temujin dijo...

¡¡¡Vaya alegria!!! asi no tienes que agradecer nada y no discutes con nadie..

Joaquin dijo...

Un hermoso microcuento. Ya sabes lo bueno si breve dos veces bueno.
Muchas gracias por haber seguido el consejo de María
Un abrazo

juan antonio dijo...

Que final más terrorífico, Hola Marina, llego a tu casa a través de la de Isabel. Me parece bastante interesante, por lo que te felicito y con tu permiso paso a ser un seguidor del blog.
Un cordial saludo.

María Bote dijo...

Excelente relato, Marina. Felicidades.

Feliz semana. Besos. María

Jose dijo...

Muchos son los sentimientos que viven en espera de una herencia
Otros en cambio les llega y no se enteran y gran sorpresa es la que se llevan
cuando la herencia les llega.
Pero más sorpresa tiene que soportar que la herencia se encuentre en estado
yacente ,por culpa de él el heredero en mucho no hacerse presente.
Conociendo ya lo que hereda le trae tales recuerdos que unas lágrimas de verdadera nostalgia se le escapan asaltándole y reviviendo dichas y lloros ya pasados.

Si es que cuando más iluminada está es cuando ya no tiene que madrugar porque tampoco la da tiempo de poderse acostar.

Saludos

Chus dijo...

Estupendo relato, me ha encantado.

Un abrazo

Mediterráneo dijo...

Muy bueno tu relato, te deja sin aliento la última frase.

De la fotografía solo decir que me la llevaría a mi post de hoy. ;P

Un abrazo!

Gelu dijo...

Buenas noches, Marina:

Hay que escoger un día soleado, para abrir la puerta de par en par, y ventilar horas y horas.

Ir acompañado, para poder comentar y recordar las historias que nos asustaban.

Cuando se hace así, te das cuenta de lo que has madurado, y comprobarás que ya no tienes los miedos infantiles.

Y si no esperabas nada, agradecerás que se hayan acordado de tí, aunque lo que te hayan dejado tenga un nombre feo.

Abrazos.

P.D.: "Con un poco de imaginación" quizás lo encuentres doble y transformado como en esta
canción.

MariluzGH dijo...

¡¡Qué final más inesperado!!

Me encantan tus historias, Marinina bonita :)

dos abrazos

ps
mañana no abro el buzón ¡ni loca! ;)

Ana, princesa del guisante dijo...

Maruina: por alguna extraña razón de la blogomagia que yo no comprendo, mi yo dejó de ser seguidora de tu yo... aquí estoy :-) me encanta releerte!

ñOCO Le bOLO dijo...


· Un final contundente, sorpresivo, para un excelente texto. Lo dicho, va a tener que dar cursos. Ya ves, lo breve, si breve, dos veces breve... y también bueno.

· 9b9

CR & LMA
________________________________
·

José Francisco dijo...

Ya sabes cielo, si dices sí... te lo llevas todo, bueno y malo....
como dice nuestra amiga María...allá arribita.....

Que bueno...poder ser fantasma y acurrucarse ,
junto al fuego..eterno,
no quiero que vengan a buscarme...
no estar para nadie , deseo ,
que se pare...detenga el tiempo
que más calor..no echo de menos

Cuando al cerrar mis ojos comienzo.
vuelvo , sin quererlo a tus brazos.
de donde jamás , sin saberlo...
emprendí un precioso vuelo.....
aprendiendo a volar sin alas...
a soñar.........medio despierto


Me quedé profundamente dormido..
esperando nuevamente mi desvelo
cuando una mano suave , acariciaba
a un jilguero cansado , sin saberlo

Que no vengan a buscarme
que no los echo de menos,
quiero detener el tiempo
jugando ..entre tus dedos.

Es un precioso cuento que me contaron en otro día.....me hubiera encantado poder verlo.....
Muy bonita tu entrada.....y la próxima vez...quédate con los fantamillas....
que aún así..merece la pena tu cuento......

Un beso

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¡Clash, clash, clash…! (si eso es la onomatopeya de un aplauso).

Me gustan, por encima de otros géneros, las relatos cortos; me gusta éste, que no puede haber sido más que el fruto de una cabeza bien amueblada y con sensibilidad. ¡¡¡¡¡MÁÁÁÁÁSSS!!!!! ¡¡¡¡MENOS MAAAASSSS!!!!!

Mas besos, para que te recuperes rápido.

Habibi dijo...

Fantástico cuento. Eres la mejor .... sobre todo cuando quieres.

Mis besos

6°A San Mateo dijo...

Nos ha gustado mucho la historia. Un saludo desde Sevilla.

Aldabra dijo...

Excelente, Marina, un final sorprendente.

biquiños,

Abejita de la Vega dijo...

Espero que sea una pesadilla y que no vuelva el pirata malo.

Besos

Una pregunta de Sor Austringiliana:

¿Tu monja es de verdad?

Otra vez a viajar al olvido dijo...

que lindo conocerte...

Dulce dijo...

Ya estoy aquí, aunque ya había venido y dejado rastro de mi presencia. Mejor ahora que me has traído de la mano ;)

Interesante relato que deja con ganas de saber más de la historia.

Ahora, tengo una pregunta: ¿dónde está mi chocolate caliente? :D

Beso muy dulce.

"el enano" dijo...

Se nota que la gripe, y el paracetamol han hecho de las suyas en tu mente. Precioso, pero... lleno de pesadillas??? sí, han hecho de las suyas jeje.
besotes

Concha L. F. dijo...

He pasado por aquí y... creo que voy a venir muchas más veces. Me gusta lo que he leído. Contundente!

Gracias por asomar a mi jaula.

Biquiños.

Miguel Bueno dijo...

Tan real como los sueños de invierno al calor de la chimenea.
Una preciosidad.

Expresiones
Piedra

Myriam dijo...

Yo paso de una herencia como esa. Muy bueno el relato, Marina.

Besos

Angel Utrera dijo...

Microrelato cautivador, como los propios sueños, y miedos del protagonista. ...

Spaghetti dijo...

Una tía que deja pesadillas en su testamento! Será una venganza por cómo la trataste en vida. jeje.
bsosss

LOLI dijo...

Que chulo relato!!! Así que Bad es malo...ahhhhh es verdad...pues si no lo dice Maria no me doy cuenta.
Oye en serio que es una foto? Parece pintura!!Chulisimo todo,me encantó!!

BESAZOS MI HADA ♥

tomae dijo...

...espero que no te hicieran pagar por esa parte del caudal hereditario...

Una genial historia breve pero con mucha historia. bss!

teresa dijo...

Marina, he leido tu historia y me ha gustado mucho.
El final me ha llenado de sorpresa.
Seguiré leyendo tus historias.
Un beso.

flower dijo...

Este texto es de lo mejorcito que te he leído hasta ahora. O por lo menos, es de lo que más me ha gsutado hasta ahora.

Felicidades! Y besossssssss,

Felisa y Ernesto dijo...

Me encanta esa puerta cerrada, ese azul en invierno..., lo que cuentas de la pesadilla que encierra me deja un poco preocupada..., aunque he pasado un exquisito tiempo leyéndote.

Saludos y un beso
Felisa

María dijo...

Hoy vengo a dejarte un besazo.

Muakssssssssssssss.

hEto dijo...

Jo!!. Cómo mola.

Si tuvieran con quien (y con qué), te la alquilaba por unos días.







Merci por avivarme la imaginación; ya pensé que solo me servía para mear.


Un besazo.

Ángel-Isidro dijo...

Hola Marina, Las Olas del mar como
tu pluma en constante movimiento, como tus letras para deleitarnos
con tu belleza literaria creada,
un placer seguir tu huella.
Mi abrazo sincero
Ángel-Isidro.

http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

Antonio Aguilera dijo...

Antes que nada, yo te preguntaría ¿qué fue antes la puerta o el relato? En caso de que fuese la puerta, celebro el despliegue de imaginación que has volcado sobre ella. es cierto que inquieta un tanto, vieja, mal pintada y resquebrajada.

Me hace cavilar ese posible sueño compuesto de sueños anteriores que contaba la tía del protagonista.
Los cuentos y pesadillas de la infancia se imprimen a fuego en nuestro subconciente. Duran mientras vivimos.

Seguro que Freud escribiría todo un tratado sobre este relato.
A mí, me succionó la mente y me la introdujo en un hondo pozo, haciendo espirales mientras descendía.
El relato es un círculo, que te deja pensando qué fue antes la gallina o el huevo: los sueños primeros o el sueño posterior donde se encierran los anteriores.

Ojalá la vida solo fuera un sueño; pero en este caso ¿quién nos sueña? EA!al final habrá que inventar un dios.

querida Marina, tu cuento es redondo...perfecto.

Un beso grande

Raul Rentero dijo...

me ha parecido magnífico el relato, sobre todo, sabiendo que en ciertos lugares las puertas se pintaban de azul, que es el color del manto de la virgen, para alejar de la casa en cuestión a los malos espíritus
saludos!
Raúl

Una ET en Euskadi dijo...

¡Que vuelta le has dado al relato, me encantó, la idea de heredar nuestras propias pesadillas está muy buena, muy "sexto sentido"
Agurín

RChS dijo...

Eso tienen las viejas casas y los legados, que siempre nos viene con miedos y fantasmas que son dificiles de echar. Por eso yo suelo llevar conmigo mi dragon.. Precioso cuento !

Saludos