10 de junio de 2017

Invariablemente




Cuando necesito música de violines sueño a David Garrest y su “Viva la vida”.

Es como brincar puentes,  sestear  miradores, dejándote olvidar sobre las  copas de árboles. Sin caer,  sin daño. La melodía me ata en una gravedad controlada. 

Los acordes del arco cambian de color. El polvo mezclado de rojos, violetas, amarillos y naranjas invaden mis ojos, entonces llueve, apaciblemente, desde los escondidos secretos del alma…

… y empieza Dangerous.





8 comentarios:

Dulce dijo...

La música tiene esa particularidad, de transportarnos, de inspirarnos, de emocionarnos. Y de solo leerte ya se siente esa música.

Besos dulces desde mis dominios y dulce fin de semana.

Ester dijo...

Tiene la música poderes, depende de como la soñemos, me ha gustado la actuación de tus violines, los colores que desprende y los sonidos que acondicionan el alma. Un regalo para una mañana que promete. Un abrazo

Myriam dijo...

A mi también me encanta David Garrett y su violín.
Has alegrao mi día con tus sensaciones musicales, Marina.

Besotes

Myriam dijo...

ya ves, tanto que me tragué la "d" :-)

Marina dijo...

DULCE.- Eso pretendía, que sonara la música, porque sin música la vida sería un error (que diría Nietzsche).
Gracias Dulce. Besos.

ESTER.- Un violín enciende el alma y sonroja el espíritu. Espero que tu día haya pasado de promesa a hecho real y precioso.
Un beso guapa.

MYRIAM.- Me alegro que te gusten mis violines, porque a mí me alegran el espíritu.
Besos corazón.

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Bonitas imágenes que has escogido... muy bonitas.
Estupendo tu David Garrest. El vidrïo es una maravilla visualmente hablando.
Sigue elevándote. Mientras, continuaré escuchando a Abel Korzeniowski. Tal vez te guste, para seguir elevándote.

BSNGNS


· LMA · & · CR ·

Marina dijo...

ÑOCO.- Las imágenes las he cortado del vídeo, me ha enseñado Dulce, ya sabes, yo NPI. Menos mal que alguien me enseña.
De tu Abel Korzeniowski ya lo escucharemos juntos, acuérdate.
B9B

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Pues brinquemos!
Besos.