13 de octubre de 2017

Sin tiempo ni final.




El agua se subió al cascabel
moviendo su cadencia.

La risa se aposentó en los ojos
de  pestañas aladas.

 Yo me trencé en tu pelo
hilvanando las sedas.

Te engaño. 

No todo es la verdad.
El agua no se escancia.
Las risas no se trenzan.

Solo te empiezo un sueño
sin final ni tiempo.




10 comentarios:

Ester dijo...

Las mentiras ciertas son atrayentes. Abrazos

Marina dijo...

ESTER.- Supongo que todo tiene atractivo para alguien.
Gracias por tu visita.

Dulce dijo...

Aunque un engaño con buenos fines no deja de tener sentido.

BDMD.

Marina dijo...

DULCE.- No entiendo bien lo que quieres decir. Yo, solo me invento un sueño.
Buena noche.

Dulce dijo...

Que dices allí, "Te engaño", y digo que si es con un buen fin ese engaño es válido. Entiendes ahora? es lo malo que tiene trasnochar ;)

Besos dulces Marina.

Marina dijo...

DULCE: :)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No es engaño, entonces.
Besos.

Marina dijo...

PEDRO.- Todo es engaño, sin que nos demos cuenta.
;)

Myriam dijo...

Un sueño dulce, muy dulce que quizás moje aunque sea un poco la realidad.

Besos, Marina, desde mis vacaciones

Marina dijo...

MYRIAM.- Gracias por pasarte en tus vacaciones.
Un beso